Hay heridos y 4 detenidos 
Vecinos denuncian violencia policial en el barrio 20 de Febrero
Una mujer asegura que la Policía disparó balas de goma y pintura dentro de su casa, tras romper una puerta. Y que luego no quisieron recibirle la denuncia. La Policía dijo que fue agredida primero. 

Fernanda Guerrero denunció públicamente que la Policía de Salta le negó información sobre la detención de su hermano de 22 años, a quien le perdió el rastro ayer a la mañana, luego de que el joven ayudara, junto a otros dos, a un cuarto hombre que resultó con una herida grave en un incidente con miembros de la fuerza de seguridad.

Guerrero dijo que su hermano, Hugo Coronel, además de su amigo Juan Cruz y un conocido del que solo sabe el nombre de pila, Walter, pero que sería Walter Retambay, auxiliaron a Carlos Fabián Canavide, quien sufrió una herida grave en una pierna como consecuencia de las balas de goma que disparó un grupo de policías sobre ellos. El incidente ocurrió en el barrio 20 de Febrero de Salta Capital

La Policía, por su parte, informó que los cuatro hombres, incluido el herido, están en calidad de demorados, en la Alcaidía de la Ciudad Judicial. Y sostuvo que la represión se desató en respuesta a un ataque del grupo que estaba en la vía pública. 

Según relató Guerrero, a las 8.30 estaban bailando en la vereda, con música del automóvil de Retambay, en una celebración espontánea del cumpleaños de un amigo. 

“Se enteraron en ese momento que era su cumpleaños porque siempre en el barrio a la mañana salimos a chusmear que hay de nuevo con los vecinos”, dijo. La casa de Guerrero está en un pasaje del viejo barrio, donde, según contó, se conocen de toda la vida con los vecinos e interactúan de esta manera, “charlamos alguna cosa” siempre, sostuvo.

“Cuando estaban bailando llegó la Policía”, narró. Calculó que eran unos diez policías que se movilizaban en un vehículo al que popularmente se designa como “Chancha”, con cúpula cerrada. Dijo que estos hombres bajaron con escopetas y fueron directo a su casa, donde buscaron refugio los bailarines. En la vereda solo quedó un vecino que tiene una discapacidad, Raúl Aguilar, y recibió varios disparos de bala de goma en su cuerpo, incluso uno le impactó en la cara. Este hombre fue finalmente auxiliado por otros vecinos.

“Me patearon la puerta, me la destrozaron. Yo sufro mucho por este tema porque yo tengo mis hijos, mi hija tiene cinco años y mi hijo ocho” y ellos lloraban asustados, contó. Los policías abrieron a patadas un boquete en la puerta de madera y, metiendo los caños de las escopetas, dispararon sobre los refugiados. Los jóvenes recibieron balas de goma en las piernas, el torso y los brazos. “Tengo cartuchos llenos, cartuchos explotados, cartuchos de toda clase, hasta cartuchos de pintura y cartuchos de goma”, sostuvo.

“Nos agarraron a tiros a todos. A un amigo (Canavide) le reventaron la pierna, le tuvieron que hacer una cirugía de reconstrucción en la pierna”, añadió.

La mujer relató a Salta/12 que tras este ataque uno de sus hermanos y los otros dos hombres cargaron en un auto a Canavide, que perdía abundante sangre, y lo llevaron al Hospital San Bernardo. Guerrero dijo que esto fue alrededor de las 9 de la mañana y como su hermano no volvió a contactarse con ella ni regresó al hogar que comparten, fue a buscarlo al Hospital y se dio con que tampoco estaba ahí, donde sí quedó internado el joven herido.

Guerrero dijo que trató de averiguar si su hermano estaba detenido, pero no recibió respuestas y tampoco aceptaron tomarle la denuncia en la Comisaría Quinta, que corresponde a su barrio. “Me dijeron que no había nadie para tomarme la denuncia”, relató Guerrero, quien se manifestó desesperada. 

Por su parte, la Policía informó que demoró a cuatro hombres "por lesiones y daños en contra de recursos policiales en el pasaje Saravia, entre calles 12 de Octubre y O'Higgins", y aseguró que se "secuestraron armas blancas y otros elementos de prueba para la causa". 

Según la Policía, "personal que patrullaba" en el barrio 20 de Febrero "fue interceptado por un grupo de personas que arrojaban diferentes elementos contundentes, lesionando a un efectivo y ocasionando daños en el móvil policial". 

Para la Policía, los hombres que auxiliaron a Canavide en realidad "huyeron en un automóvil a gran velocidad", y fueron alcanzados y detenidos en cercanías del Hospital. El joven herido fue internado y asistido por la pérdida de sangre. La Policía aseguró también que el conductor tenía 1.35 gramos de alcohol por litro de sangre. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ