Munición gruesa en el discurso de asunción
Perotti denunció la herencia de Lifschitz
El gobernador fustigó a la gestión del Frente Progresista por el déficit y el presupuesto de prepo. Los acusó de pactar con el delito 
El gobernador sorprendió con un discurso infrecuente en su estilo. El gobernador sorprendió con un discurso infrecuente en su estilo. El gobernador sorprendió con un discurso infrecuente en su estilo. El gobernador sorprendió con un discurso infrecuente en su estilo. El gobernador sorprendió con un discurso infrecuente en su estilo. 
El gobernador sorprendió con un discurso infrecuente en su estilo.  
Imagen: Eduardo Seval

Omar Perotti asumió ayer como gobernador de Santa Fe con el espaldarazo político del presidente Alberto Fernández. Y en el primer mensaje a la Asamblea Legislativa, reveló que Miguel Lifschitz le deja una provincia con una “profunda crisis económica”. Los problemas que deberá afrontar son “reales, graves y muchos”, dijo. Describió tres “emergencias”: la “alimentaria” con “niveles de pobreza que avergüenzan al país y a Santa Fe”. La “fiscal” con un déficit de $9.129 millones a octubre y el deterioro del resultado financiero –entre gastos y recursos- del 316 por ciento. Y la de “seguridad”, al punto de atribuir “el aumento del delito” al “desgobierno político” y “la autonomía” de la Policía de la provincia. “El negocio del narcotráfico se expandió al amparo de la desidia y la ignominia estatal. Vimos casos notorios” de “vista gorda policial”, “judicial” y “política”, cuando no asentada en un pacto de gobernabilidad directo o indirecto” con el crimen –sorprendió Perotti. “¡Esto se acabó! “Debe haber una clara línea infranqueable, que divida “a la legalidad y “al mundo delictivo”. “¡Hay que cortar los vínculos con el delito!”

El informe de Perotti aumentó la tensión en el recinto. Desde el estrado lo escuchó Lifschitz. En la primera fila de invitados especiales, el ex gobernador Antonio Bonfatti y en el centro del hemiciclo, el diputado de la UCR y ex ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro.

Ya el ingreso de Perotti a la Legislatura estuvo rodeado de gestos. En la explanada, lo esperaron cuatro senadores. El último que lo saludó fue el ex jefe del bloque del PJ Armando Traferri. Adentro, en la antesala de la Presidencia de la Cámara de Diputados, cruzó un saludo frío con Lifschitz. Y otro más frío, con Pullaro

El mensaje del gobernador cambió el clima político, sobre todo cuando consideró la sanción del presupuesto 2020 que le armó Lifschitz como un “daño institucional” a su gobierno. Desde que salió la ley en Santa Fe, Alberto anunció que prorrogaría el presupuesto nacional de 2019 porque el proyecto de Mauricio Macri era un dibujo. Y lo mismo informó ayer el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof “Debemos reparar un daño institucional que se generó con un hecho inédito en Santa Fe, que no sucedió en ninguna provincia del país. Que un gobierno saliente le defina el presupuesto” al gobierno nuevo que la gente eligió. Sin respetar, las prioridades que los ciudadanos legitimaron con su voto”, dijo Perotti. Y prometió que al finalizar su mandato en 2023 pedirá “todas las prórrogas necesarias para que el gobernador” que lo suceda en la Casa Gris “pueda realizar su presupuesto de 2024”. Un mensaje directo a Lifschitrz que mandó el proyecto y a los seis senadores del PJ liderados por Traferri que lo aprobaron al día siguiente.

Acerca del presupuesto y su promesa de no hacer lo mismo que el socialista, Perotti planteó que esperaba “contar con el acompañamiento” de la Cámara de Diputados que gobernará Lifschitz y el Senado (donde el grupo Traferri acordó con el oficialismo) para sacar “las leyes necesarias” que expresen “la voluntad de los santafesinos” en las urnas y corregir el presupuesto” que se aprobó hace dos semanas.

Perotti dijo que no se escudará en la excusa de la “pesada herencia”. “A las crisis no se las llora, se las enfrenta y se las derrota. Pero el pueblo santafesino sí va a saber desde donde arrancamos. Sí va a saber cómo quedaron las cosas en la provincia”, anunció.

La primera “emergencia” que mencionó fue la alimentaria. “Tenemos niveles de pobreza que avergüenza en el país y la provincia” y “se manifiestan en el alto desempleo, donde en algunas regiones hay indicadores que nunca pensamos que volveríamos a ver y por ende, en una alta demanda alimentaria”. A esto se suma la “emergencia fiscal” y la de “seguridad”. “Hay que ordenar a Santa Fe en todo sentido”, sintetizó.

El cuadro fiscal que planteó fue el “resultado financiero” de octubre, con un déficit de 9.129 millones de pesos. Los gastos crecen en lo que va del año a un 9 por ciento más que los recursos. Es una fuerte reversión del mismo resultado de 2018. Entre enero y octubre 2018 y el mismo período de 2019, la situación fiscal de la provincia se deterioró un 316 por ciento”, que es la mayor del país. “Aún faltan computar los meses de noviembre y diciembre y el pago de aguinaldo. El déficit continuará creciendo de manera significativa.

El manejo de las cuentas públicas “se torna más complejo” por “el elevado nivel de deuda flotante. En criollo: gastos realizados y no pagados: certificados de obras, deudas a proveedores, contratos de servicios y gastos de funcionamientos” en el aire. “Vamos a cuidar los recursos y gastar con prudencia. Haremos nuestra tarea a la luz del día”.

La tercera emergencia es la de seguridad, en la que sorprendió la crudeza de Perotti. “Sin orden no se puede vivir en libertad y en paz”. Eso requiere una Policía adecuada a la legalidad democrática y eficiente en la protección ciudadana. No hay posibilidades de afrontar los desafíos que se presentan, sin el compromiso” de los poderes del Estado y la sociedad”, dijo.

“El aumento y la expansión del delito han puesto en tela de juicio el sistema de seguridad pública de la provincia”, reveló el gobernador. “Primero: hubo una suerte de desgobierno político” que “derivó en una marcada autonomía policial”. “Segundo: la Policía adolece de severas deficiencias institucionales”, en sus tareas de prevención e investigación. “La policía se ha divorciado de la sociedad y ésta le ha perdido confianza. Las principales víctimas de los delitos son los pobres, los trabajadores, los que tienen menos protección del Estado” y “menos capacidad de protegerse a sí mismos frente al crimen”.

El gobernador denunció “la criminalidad articulada en torno del narcotráfico. Este negocio se ha expandido al amparo de la desidia y la ignominia estatal”. Como vimos este año en casos de notoriedad pública, el desdeño estatal se manifestó en la vista gorda policial, pero también en algunos casos en la judicial y política, cuando no asentada en un pacto de gobernabilidad directo o indirecto. ¡Esto se acabó! Debe haber una clara línea infranqueable, que divida a las instituciones estatales y a la legalidad de un lado y el mundo delictivo del otro. ¡Hay que cortar los vínculos con el delito!

Es prioridad para vivir más seguro, que el Estado vuelva con toda la fuerza desde donde nunca debió retirarse: la educación, la salud y los oficios, en los barrios”.

“La magnitud de la crisis nos obliga a estar codo a codo”.

“Creo en el valor del esfuerzo, en el valor de hacer las cosas bien. Nos marcaron a fuego lo que está bien y lo que está mal. No todo puede dar lo mismo”. “Los desafíos pueden ser nuevos y los herramientas y los programas para enfrentarlos pueden ser nuevos. Pero los valores para hacer las cosas bien, no son nuevos: el respeto, la solidaridad, el esfuerzo, la transparencia tienen plena vigencia. Lo que no entienden los excepticos, ciertos sectores políticos y sociales es que el terreno cambió. Las picardías y las trampas de la vieja política ya no sirven, sus modos y formas son parte de un paradigma gastado. Dirigentes alejados de su gente que no dan cuenta de las políticas de diversidad, de género, del cambio climático, de los jóvenes, del futuro y el impacto de las nuevas tecnologías", concluyó.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ