La justicia y Trabajo homologaron acuerdo con grupo inversor
Vasalli se pone en marcha
Directivos de Vassalli y representantes de la UOM rubricaron el convenio en la sede local del Ministerio de Trabajo.Directivos de Vassalli y representantes de la UOM rubricaron el convenio en la sede local del Ministerio de Trabajo.Directivos de Vassalli y representantes de la UOM rubricaron el convenio en la sede local del Ministerio de Trabajo.Directivos de Vassalli y representantes de la UOM rubricaron el convenio en la sede local del Ministerio de Trabajo.Directivos de Vassalli y representantes de la UOM rubricaron el convenio en la sede local del Ministerio de Trabajo.
Directivos de Vassalli y representantes de la UOM rubricaron el convenio en la sede local del Ministerio de Trabajo. 
Imagen: Gentileza Conclusión

El Ministerio de Trabajo provincial y la justicia homologaron ayer el acuerdo alcanzado entre un grupo inversor, la accionista mayoritaria y el gremio metalúrgico para retomar la producción en Vassalli a partir del año próximo. La esperada reactivación de la tradicional fábrica de cosechadoras de Firmat, luego de tres meses de intensas negociaciones, aliviará la situación de los 300 trabajadores que resistieron durante dos años y medio las sucesivas crisis que atravesó la firma. Los operarios trabajarán cuatro horas y cobrarán seis, y además percibirán el 50 por ciento de la deuda post concursal en diez cuotas, el resto se pagará de la misma manera a partir de enero de 2021. Según precisaron desde la UOM, durante enero y febrero se va a poner a punto la planta, y a partir de marzo la fábrica volverá a producir maquinaria agrícola. El plan de los inversores, que se comprometen a no despedir durante la vigencia del convenio, es fabricar 24 máquinas en 2020 y otras 36 al siguiente año.

Los directivos de Vassalli y los representantes de la UOM rubricaron el convenio en la sede local del Ministerio de Trabajo provincial que conduce Roberto Sukerman. Participaron del encuentro el subsecretario de Trabajo, Antonio Milici, los titulares de la seccionales Rosario y Firmat del gremio metalúrgico, Antonio Donello y Diego Romero,  elabogado de la empresa, Miguel Carrara, y los delegados de los trabajadores. 

Los alcances del acuerdo, adelantados la semana pasada por el gremio y ratificados por unanimidad por los trabajadores en una asamblea, permiten encarar con mayor optimismo el horizonte productivo de la fábrica de cosechadoras fundada por Roque Vassalli en 1949. Tras la homologación, los delegados de la planta y los representantes gremiales no pudieron ocultar la emoción. Fueron años duros para los trabajadores de Vassalli, y particularmente para la actividad metalúrgica, una de las más golpeadas por las políticas económicas del macrismo. 

Desde la UOM remarcaron que la reactivación de la fábrica de cosechadoras de Firmat va de la mano con el cambio de gobierno nacional. De hecho, las negociaciones con el Fondo Común de Inversión --Finaciamiento Estratégico SA, cuyo presidente es Matías Carballo-- comenzaron a la semana siguiente del triunfo de Alberto Fernández en las PASO. Según trascendió, la inversión para retomar la producción rondaría los 10 millones de dólares. Solamente el pasivo concursal es de mil millones de pesos, mientras que la UOM reclama una deuda de cien millones. 

"Fue una alegría enorme, estamos con muchas expectativas. Hace tres años no había producción, ahora se va a garantizar el sueldo y no se va a despedir gente. Esto significa mucho para la UOM y los trabajadores", señaló Pablo Cerra, abogado del gremio metalúrgico. "Se tomaría a la gente en enero para poder poner la planta a punto, la idea es arrancar la producción en marzo", agregó el letrado, quien por otra parte confirmó que en paralelo a la homologación en el Ministerio de Trabajo provincial, el convenio fue ratificado por la jueza Laboral, Civil y Comercial de Firmat y el síndico del concurso. 

Para Donello, la reactivación de Vassalli constituye "una linda noticia cerca de Navidad, es un premio para los compañeros que soportaron a pie firme la situación. En otras condiciones esta fábrica estuviera cerrada y ellos nunca cedieron”. El mismo reconocimiento expresó Romero, testigo de la resistencia de los trabajadores firmatenses, que incluyó la toma de la planta por 36 días, en los últimos años. "Esto es fruto de su lucha", apuntó el dirigente metalúrgico. "El acuerdo que se firmó permite abrir la empresa con los 300 trabajadores. Para la función tener nuevamente una empresa emblemática en marcha es una buena noticia", remarcó Milici. 

 

 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ