En la Ciudad, las escrituraciones cayeron 34,7 por ciento en noviembre

El sector inmobiliario en picada

La compra-venta de propiedades lleva 18 meses consecutivos en caída. El fracaso de los créditos UVA, la caída en el poder adquisitivo y las restricciones cambiarias explican el derrumbe. 
El monto promedio por escritura fue de 98.132 dólares, que evidencia una caída interanual de 19,9 por cientoEl monto promedio por escritura fue de 98.132 dólares, que evidencia una caída interanual de 19,9 por cientoEl monto promedio por escritura fue de 98.132 dólares, que evidencia una caída interanual de 19,9 por cientoEl monto promedio por escritura fue de 98.132 dólares, que evidencia una caída interanual de 19,9 por cientoEl monto promedio por escritura fue de 98.132 dólares, que evidencia una caída interanual de 19,9 por ciento
El monto promedio por escritura fue de 98.132 dólares, que evidencia una caída interanual de 19,9 por ciento 
Imagen: Leandro Teysseire

Las escrituras de compra-venta de propiedades llevan 18 meses consecutivos en caída. En noviembre se registró un desplome interanual del 34,7 por ciento, según el último informe difundido por el Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires. En lo que va del año la caída acumula es del 41,2 por ciento y el sector se encamina a cerrar el peor año de su historia. “Es el noviembre más bajo de nuestra serie histórica, un 11 por ciento debajo del mismo mes de 2014, que era hasta ahora el más bajo", aseguró Carlos Allende, presidente del Colegio de Escribanos.

En noviembre se realizaron 2410 escrituras de compra-venta, lo que significa una caída interanual de 34,7 por ciento. El monto fue de 14.901 millones de pesos, un 12 por ciento menos que en el mismo mes de 2018. "Los números de este mes reflejan el parate del sector de todo este año, y evidencian las dificultades que se profundizaron a partir de septiembre”, agregó Allende en un comunicado difundido por el Colegio de Escribanos. También se registró una baja intermensual, es decir, con respecto a octubre de este año: la cantidad cayó un 23,5 por ciento y el monto involucrado en pesos fue 25,3 por ciento menos.

En el anteúltimo mes del año, el monto promedio por escritura fue de 98.132 dólares, que evidencia una caída interanual de 19,9 por ciento, con un tipo de cambio en 63 pesos, según el Banco Nación. En cambio, el monto promedio en pesos fue de 6,1 millones, por lo que se registró una suba internual de 34,7 por ciento. La baja en dólares se explica en parte por el desplome de la demanda, por lo que algunos compradores pudieron “pelear” los valores, según detallan desde el sector. En cambio, la suba en pesos tiene que ver con la escalada inflacionaria. Por más que la escritura se pacta en dólares, en la declaración del Sistema Integrado de Escrituras (SIE) se pesifica el valor.

El dato de noviembre muestra que la compra-venta de propiedades acumula 18 meses consecutivos de caídas interanuales y prende todas las alarmas: el 2019 se encamina a ser el peor año del que se tenga registro, superando al 2014, que tenía la peor marca. La única manera de que no sea la peor marca histórica es si en diciembre se realizan 3546 operaciones, un dato poco esperable por el sector, teniendo en cuenta la evolución de ventas de los últimos meses y el endurecimiento de las restricciones cambiarias.

Al fracaso de los créditos UVA que lanzó la gestión Cambiemos, la caída en el poder adquisitivo de las personas y las restricciones cambiarias, ahora al sector inmobiliario se le sumó un nuevo dolor de cabeza : el impuesto del 30 por ciento a la compra del dólar ahorro. “Este desdoblamiento cambiario genera complicaciones a un mercado ya complicado”, aseguró José Rozados, presidente de la consultora Reporte Inmobiliario. Sin embargo, los empresarios no se ven tan desperanzados: en el corto plazo consideran que quienes realizarán las compras ya tienen los dólares ahorrados. Si bien enero y febrero son meses estacionalmente bajos en ventas, creen que la reactivación será a partir de marzo del 2020, con foco en los desarrollos inmobiliarios de pozo, donde las inversiones son en pesos.

Otro de los datos que se desprende del informe del Colegio de Escribanos de la Ciudad es la caída en las hipotecas. En noviembre, las escrituras formalizadas con hipoteca bancaria totalizaron 242 casos, 11,4 por ciento menos que las registradas un año antes. Representaron el 10 por ciento del total, frente al 7,4 por ciento de un año atrás. Además, en lo que va del año las hipotecas bancarias registraron 2820 casos, lo que significa un derrumbe del 77,8 por ciento respecto al mismo período en 2018. Esto se evidencia, en parte, por el fracaso de los créditos UVA, una de las promesas de campaña del gobierno de Cambiemos en el 2015, que devino en un problema para los hipotecados, dado que las cuotas y el capital se actualizan por inflación, que en el 2019 alcanzará el indicador más alto desde 1991.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ