Para recuperar la Petinari

Trabajadores de Acoplados del Oeste (ADO), la cooperativa conformada en 2015 por empleados de Petinari tras varios meses sin cobrar salarios, aseguraron tras el desalojo en la madrugada del viernes que resistirán “en la puerta de la fábrica para impedir el vaciamiento” del predio ubicado en la localidad bonaerense de Merlo. “Tenemos que resistir para que la empresa no se vacíe y se quede sin maquinarias. Creemos que el desalojo se da ahora porque la Justicia estaba próxima a declarar la quiebra de la empresa Petinari”, afirmó Jorge Gutiérrez, presidente de ADO. En ese contexto, el titular de la cooperativa subrayó que “los trabajadores estamos en condiciones de comprar la quiebra porque Petinari nos adeuda 60 millones de pesos en salarios y junto con la AFIP, a la que la empresa le quedó debiendo 75 millones de pesos, somos los principales acreedores”. En relación con el desalojo instruido por el juez Ricardo Fraga, titular del Juzgado de Garantías número 2, a partir de una medida dispuesta el 5 de mayo de 2016, demorada por reiterados recursos de amparo en favor de los trabajadores y cuya última apelación venció este 28 de febrero, Gutiérrez señaló que “políticamente es consecuencia del veto a la ley expropiación que la gobernadora María Eugenia Vidal decretó en noviembre pasado”. Tras varios meses sin cobrar y con la planta paralizada, en agosto de 2015 los trabajadores ocuparon pacíficamente las 16 hectáreas ubicadas sobre la ruta 200 y, desde entonces realizaron numerosas tareas de mantenimiento de las instalaciones,además de producir. El viernes 3 a las 5 de la mañana, unos 600 efectivos de infantería de la policía bonaerense rodearon el predio y obligaron a los trabajaodres que estaban de guardia a irse del lugar.

Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ