La dirigente defendió el derecho a la protesta social 
Claudia López, primera alcaldesa de Bogotá: mujer, de izquierda, ecologista, lgtbi
La referente del partido Alianza Verde y miembro de la comunidad LGTBI  prometió combatir la inseguridad, promover el empleo y la educación pública y "reverdecer la ciudad".
López reivindicó su origen modesto, "sin cuna ni apellidos", así como su orientación sexual. López reivindicó su origen modesto, "sin cuna ni apellidos", así como su orientación sexual. López reivindicó su origen modesto, "sin cuna ni apellidos", así como su orientación sexual. López reivindicó su origen modesto, "sin cuna ni apellidos", así como su orientación sexual. López reivindicó su origen modesto, "sin cuna ni apellidos", así como su orientación sexual. 
López reivindicó su origen modesto, "sin cuna ni apellidos", así como su orientación sexual.  
Imagen: EFE

Claudia López se convirtió en la primera alcaldesa electa en la historia de Bogotá. En su discurso de asunción, la dirigente de izquierda prometió una gestión enfocada en la lucha contra "el racismo, el clasismo, el machismo y la xenofobia". López defendió el derecho a la protesta social, en clara alusión a las manifestaciones de los últimos meses de 2019 contra las políticas de ajuste del presidente colombiano, Iván Duque. Ante cientos de personas que se acercaron hasta el parque Simón Bolívar, prometió combatir la inseguridad, promover el empleo y la educación gratuita y de calidad, y "reverdecer la ciudad".

"Hoy no solo nos hacemos eco, sino que somos parte de las mayorías ciudadanas que han tomado las calles con las demandas y aspiraciones apenas elementales y plenamente legítimas de los jóvenes, de las mujeres, de los movimientos cívicos, de los grupos étnicos, de quienes reivindican la diversidad sexual y la igualdad", dijo López, del ecologista partido Alianza Verde, luego de jurar el cargo.

La nueva alcaldesa, primera mujer elegida por el voto popular para gobernar Bogotá y miembro de la comunidad LGTBI, destacó que "hoy llega al gobierno esa ciudadanía, esos miles de personas que han salido espontáneamente a las calles a expresarse al ritmo de las cacerolas, más allá de los partidos y caudillos políticos".

En noviembre pasado, decenas de miles de colombianos acataron el llamado de las centrales obreras para salir a las calles a exigir cambios en la política económica y social de Duque, lo que derivó en un movimiento popular que durante tres semanas mantuvo vivas las protestas en varias ciudades del país. Con siete millones de habitantes, la capital de Colombia fue el epicentro de varias de esas movilizaciones.

"Esta ciudad nos está hablando. Cada calle, cada plaza y cada parque habla, canta, se mueve para demandar la ciudad y el país que sueña y se merece la ciudadanía del siglo XXI", afirmó López, de 49 años, quien subrayó que su gobierno será parte de "los movimientos ambientalistas y animalistas" que reclaman cambios.

Militante de izquierda y ferviente opositora al gobierno del presidente Iván Duque, López reivindicó su origen modesto, "sin cuna ni apellidos", así como su condición "diversa" tras contraer matrimonio con la senadora Angélica Lozano el 16 de diciembre. Destacó que Bogotá eligió a la "hija de una maestra" que pudo salir adelante con el apoyo de su familia y que "a punta de mérito, tenacidad y acción colectiva logró abrirse paso en la academia y el servicio público".

También hizo hincapié en su elección en un país gobernado históricamente por hombres de la élite liberal y conservadora. "Gracias a todos por acompañarme en este momento tan especial de la vida al posesionarme como la primera mujer, mujer diversa, electa como alcaldesa en la historia de Bogotá", dijo López en su discurso de investidura.

"No vamos a permitir que nos roben la esperanza, no vamos a permitir que nos roben más vidas de esta nueva generación que hoy sale a la calle a pedir a gritos que no los dejemos estancados en los mismos debates y protagonistas del pasado", afirmó López. La mandataria rompió con la tradicional ceremonia de posesión y organizó un acto en el parque Simón Bolívar, en el oeste de Bogotá, hasta donde llegaron cientos de personas.

Junto con ella asumieron los alcaldes, gobernadores y demás autoridades locales electas el 27 de octubre, en una jornada que significó una dura derrota para el partido gobernante, el Centro Democrático, en las principales ciudades de Colombia. En uno de los tramos más enérgicos de su discurso, López convocó a los bogotanos a construir una cultura ciudadana que destierre, "de una vez y para siempre el racismo, el clasismo, el machismo y la xenofobia, a través de una pedagogía de la igualdad".

La alcaldesa presentó una "agenda de cambio" para sus cuatro años de administración, centrada en el combate a la inseguridad, los atascos y la promoción de empleos y de educación gratuita y de calidad. A su vez, y en sintonía con su plataforma ecológica, prometió "reverdecer la ciudad".

"Bogotá, muchas gracias por confiarme su presente y su futuro. Prometo honrar esa confianza y dar todo de mí para que nuestra Bogotá sea en los próximos cuatro años una ciudad y región más cuidadora, incluyente y sostenible", dijo la flamante mandataria sobre el cierre del acto de asunción.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ