La asamblea de Bernal 

La comunicación barrial como estandarte

Los medios alternativos surgieron como una necesidad de abordar problemáticas que debían tenerse en cuenta para alcanzar mejoras en cada localidad. Uno de los objetivos que tienen es asegurar el acceso y la participación a quienes conforman las comunidades. La “Asamblea de Bernal” es una de las agrupaciones en las que se reúnen ciudadanos y ciudadanas de Quilmes y alrededores para escribir boletines informativos mensuales y hacer escuchar sus reclamos y pedidos en relación a políticas estatales nacionales, provinciales e incluso locales.

Natalia Paladino, miembro del espacio, comenta: “La idea de participar nos parece transversal a cualquier ideología, si no nos involucramos es imposible conformar una sociedad donde podamos vivir todas y todos con dignidad”.

Se trata de un grupo de acción política conformado en 2017 cuyo objetivo es construir una sociedad más justa e igualitaria, pero también libre y soberana. Para alcanzar tal propósito, una de las actividades que llevan adelante es la elaboración de un boletín titulado “Participamos”, mediante el cual buscan acercar a vecinos y vecinas información de actualidad que incluya lo territorial. Respecto a ello, Francisco Panebianco, integrante de la Asamblea, expresa que los vecinos y vecinas del Partido, como los de otros tantos barrios, son quienes mejor conocen el distrito, las necesidades y anhelos que existen en la población local, y que en diversas ocasiones buscan comunicar ideas que mejoren su calidad de vida.

El primer número de “Participamos” salió en 2018, pero la Asamblea piensa, diseña y realiza diversas tareas de información y formación política. Las mismas consisten en hacer volantes de difusión sobre diferentes problemáticas que les preocupen, encuentros abiertos a la comunidad, intervenciones artísticas callejeras y la colaboración en la organización de acciones vecinales de protesta ante decisiones estatales que consideran injustas. Natalia dice que “no hay bien individual, sino colectivo y es el Estado quien debe garantizarlo, pero son los ciudadanos y ciudadanas quienes tienen que custodiarlo y colaborar para que eso suceda”.

En ese sentido, como agrupación expresan que la comunicación alternativa es una herramienta importante para informar a la sociedad, ya que aporta a la pluralidad de voces, considerando relevante que los lectores de los boletines puedan tener un contacto estrecho con quienes los escriben, para plantear entre otras cuestiones apreciaciones o sugerencias en torno a sus intereses y problemáticas.

De esta forma, dan espacio para que los mismos funcionen como un medio a partir del cual los quilmeños y quilmeñas se sientan identificados y desde ese lugar esperan generar empatía, interés y participación en acciones comunitarias.

Mientras que Francisco resalta la importancia del respeto en un grupo tan heterogéneo como el que integra, Natalia habla de la relevancia de vincularse entre vecinos y vecinas para tener conocimiento de lo que sucede en el día a día de cada persona. “Los medios comunitarios y/o barriales cuentan la realidad desde adentro, son un puente entre cada ciudadano/a y los actos políticos de nuestros gobernantes”, dice. Y agrega: “Tenemos un interés puramente social. El boletín intenta destacar la participación como eje de construcción social, teniendo como premisa que la patria es el otro”.

 

* Licenciadas en Comunicación UNQ

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ