Alberto Fernández afirmó que la semana próxima enviará un nuevo paquete de medidas

El Congreso se prepara para su regreso al trabajo

Diputados se prepara para debatir la Reforma Judicial, la eliminación de las jubilaciones de pivilegio de jueces y diplomáticos y la creación del Consejo Económico y Social. El Senado tiene en su lista las leyes de Alquileres, Góndolas y los acuerdos para embajadores, BCRA y el Procurador General.
Las cámaras legislativas sesionarán durante todo el mes de febrero.Las cámaras legislativas sesionarán durante todo el mes de febrero.Las cámaras legislativas sesionarán durante todo el mes de febrero.Las cámaras legislativas sesionarán durante todo el mes de febrero.Las cámaras legislativas sesionarán durante todo el mes de febrero.
Las cámaras legislativas sesionarán durante todo el mes de febrero. 
Imagen: Sandra Cartasso

Mientras el gobierno pule los proyectos y confecciona la agenda legislativa que el presidente Alberto Fernández girará al Congreso para las sesiones extraordinarias prorrogadas hasta fines de febrero, en la Cámara de Diputados se preparan para volver a sesionar el 22 de enero con temas pendientes como el Consenso Fiscal acordado con los gobernadores. Fernández aseguró que la semana próxima enviará al Parlamento otro paquete de medidas, aunque no precisó el contenido de esas iniciativas. Pero en la Cámara baja prevén un febrero agitado: un paquete que incluye la Reforma Judicial que anunció el Presidente ante la Asamblea legislativa, la eliminación de los regímenes jubilatorios de privilegio de jueces y diplomáticos y la creación de los consejos Económico y Social y el de Seguridad. El Senado también podría tener un regreso anticipado para tratar las leyes de Góndolas y Alquileres, y comenzar a tratar en febrero los pliegos de embajadores y autoridades del Banco Central, además de comenzar el proceso de designación del juez Daniel Rafecas como Procurador General.

"La semana que viene vamos a estar mandando otro paquete de medidas para extraordinarias", señaló el Presidente, tras participar junto a funcionarios nacionales de una capacitación de género en el Centro Cultural Kirchner (CCK). A pesar que Fernández no dio detalles sobre el paquete, en ambas Cámaras del Congreso comienzan los preparativos del regreso al trabajo previendo las prioridades que fije el Gobierno.

Diputados ya tiene fecha para sesionar. Será el 22 de enero para convertir en ley la suspensión de la Adenda Fiscal, firmada durante el macrismo y que Fernández acordó con los gobernadores. Lo que les permitirá a las provincias suspender la baja progresiva de los impuestos provinciales para buscar reestablecer sus alicaídas economías. El otro punto de esa sesión será la autorización del ingreso de tropas extranjeras al territorio nacional y la salida de las propias al exterior, como parte de los ejercicios militares que sirven de “capacitación” para el personal de las Fuerzas Armadas.

Pero la Cámara baja se prepara para un febrero movido, donde prevén que abordarán las iniciativas que el Gobierno enviará al Congreso y que ingresarán por ese cuerpo legislativo. Una de ellas será la Reforma Judicial, que Fernández anunció ante la Asamblea Legislativa al asumir la presidencia. Otra será la eliminación de los regímenes de jubilación de privilegio del Poder Judicial y el Cuerpo Diplomático, que Fernández prometió enviar al Parlamento para destrabar el debate de la ley de Emergencia en el Senado. Ambos regímenes habían sido exceptuados de la suspensión de la movilidad jubilatoria por 180 días (igual que docentes y científicos) para evitar la judicialización de la mega ley de Solidaridad Social que necesitaba sancionar el Gobierno.

Otro de los puntos de la agenda es la creación del Consejo Económico Social, que tendrá autoridades designadas con acuerdo del Congreso y un control parlamentario. Aunque en principio no figura en la agenda que elabora la Cámara, Diputados también podría debatir la creación del Consejo de Seguridad, que incluye a las provincias.

Si bien en el Senado se preparan para trabajar recién en febrero, lo cierto es que el regreso se adelante algunos días. La Cámara alta tiene pendiente dos leyes que le interesan al Gobierno. Una es la ley de alquileres, donde Diputados logró un trabajoso acuerdo antes de la asunción del nuevo Gobierno. La otra es la ley de Góndolas, que pone límites a las conductas monopólicas en supermercados, fomenta la competencia y aumenta la participación de las pymes y de sectores de la economía popular. Una iniciativa con la que el Gobierno busca acompañar el relanzamiento del programa Precios Cuidados.

Para febrero, la agenda del Senado contempla todas las designaciones que necesitan acuerdo de esa Cámara. Se trata de los embajadores que incluso ya han recibido el placet de los países que recibieron como destino diplomático. Este paquete de pliegos también incluye los de de las nuevas autoridades que el Gobierno designó en el Banco Central de la República Argentina (BCRA) y que ya están funcionando en comisión.

El Senado también estará en condiciones de iniciar el tema más complejo de todos: el proceso de audiencias públicas de oposición y antecedentes para la designación del jefe de los fiscales, para lo cual el Gobierno oficializó la candidatura de Rafecas. Su aprobación necesita de dos tercios de los miembros del Senado presentes en la sesión.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ