El agua inunda a Rivadavia Banda Sur

Ya hay familias aisladas por la crecida del Bermejo

Al desborde de los ríos se suma la delicada situación de las comunidades que tienen algunas situaciones de emergencia sin atender. 
El Bermejo visto desde la zona limítrofe con Bolivia El Bermejo visto desde la zona limítrofe con Bolivia El Bermejo visto desde la zona limítrofe con Bolivia El Bermejo visto desde la zona limítrofe con Bolivia El Bermejo visto desde la zona limítrofe con Bolivia 
El Bermejo visto desde la zona limítrofe con Bolivia  

Alimentos escasos, el único enfermero de la zona de licencia y tres embarazadas con fecha para febrero y marzo. Estas son algunas de las particularidades de urgencia de comunidades rurales de Rivadavia Banda Sur en medio de una nueva crecida del río Bermejo que ayer ya las dejó aisladas.

Según información brindada por pobladores de la zona que dan alerta sobre las crecidas, el miércoles el agua del Bermejo tomó de “sorpresa a la comunidad El Destierro en horas de la tarde”. Habitantes del lugar encontraron que en el camino “ya había como 8 kilómetros de agua con una profundidad de medio metro”.

Los lugareños detallaron que pobladores de los parajes Balbuena, Tunalito, Corneado, La Orcadita, Casas Caídas y Destierro estaban aisladas. En una zona donde la señal de telefonía es deficiente, lugareños lograron enviar mensajes a un medio de comunicación de la zona indicando que el paraje La Esperanza también estaba en riesgo de quedar aislado.

Se calcula que hay 30 familias complicadas por el aislamiento, todas criollas, y que viven en la zona costera del Bermejo.

Sobre los inconvenientes para comunicarse, un habitante local indicó que “para tener señal (de telefonía) tiene que ir hasta la escuela que queda a 5 kilómetros aproximadamente” de su domicilio. Se indicó que el wi-fi funciona gracias a los paneles solares pero a veces se quedan sin carga en las baterías, cuando hay varios días nublados. Esto implica que los paneles se queden sin energía, y con ello sin señal de Internet. El puesto sanitario cuenta con radio VHF pero el enfermero encargado está de licencia hasta fines de enero. 

En cuanto a los alimentos, pobladores contaron que son escasos, “ya que la crecida los tomó por sorpresa y no pudieron abastecerse con anterioridad”. Medicamentos “hay algunos”, señalaron. También se indicó que hay “tres embarazadas en los distintos lugares”. Una de ellas tiene fecha de parto para febrero y dos para marzo. También se detalló que en la zona vive un “niño prioritario que necesita mayor asistencia, ya que tiene una hernia, vive en Balbuena”. En tanto, como en otros lugares del Chaco salteño, el agua que se utiliza para el consumo “es la del río mismo”.

Salta/12 intentó obtener información oficial, pero la única respuesta fue de la Secretaría de Recursos Hídricos de la provincia, que solo indicó que las mediciones técnicas sostienen que el río Bermejo había crecido pero se esperaba que las aguas bajaran. Ello, según las lecturas de las mediciones y las previsiones de los técnicos de la entidad.

Sin embargo, el Sistema de Alerta Pilcomayo y Red de Estaciones Meteorológicas lanzó un alerta por crecidas y desbordes del río Bermejo. "Se alerta a toda la población de los departamentos de Orán y Rivadavia por el importante impacto que tendrán los desbordes durante el día de mañana y fin de semana", señaló. De continuar la crecida, se complicaría aún más el aislamiento de las comunidades rurales. También advirtió que la última creciente podría llegar a la localidad salteña de Embarcación, del departamento San Martín

La subida del nivel del Bermejo ya provocó la suspensión del cruce de chalanas, en el límite entre Argentina y Bolivia, a la altura de Aguas Blancas y la ciudad de Bermejo.

También crece el Pilcomayo 

Como en cada época estival, el río Pilcomayo, en el extremo noreste de Salta, comenzó a crecer debido a las lluvias en la alta cuenca. Ayer se lanzó un alerta para las localidades de Puente Aruma y Villamontes, ubicadas aguas arriba, en Bolivia.

Si bien ayer a las 15.15 el nivel del río llegaba a 5,81 metros en Puente Aruma y luego entró en bajante, se informó que este nivel "podría llevar a alturas superiores a los 3 metros en Villamontes (más abajo de Aruma), con altos riesgos de desbordes en las zonas más frágiles, tales como Puesto 1, Caipirendita, Crevaux, Las Moras, D'Orbigny", todas en Bolivia.

Estos niveles motivaron que el alerta también se lanzara para Santa Victoria Este y La Victoria, localidades ubicadas aguas abajo, ya en la provincia de Salta. "Con niveles superiores a los 3 metros, desbordará hacia ambas márgenes en la zona de La Curvita-Santa María y probablemente en Monte Carmelo", se advirtió.

El alerta también alcanza a la zona de obras en Misión La Paz, la última localidad de Pozo Hondo, en Paraguay. "Los niveles esperados pueden llegar a los 6 metros en los próximos días del fin de semana", se adelantó.

Centros de emergencias climáticas

Frente a las emergencias climáticas que ayer se informaron en distintos puntos de la provincia, desde el gobierno salteño se informó que se encuentran operativos los Centros de Recursos para Emergencias Climáticas (CREC). El objetivo de estos centros es “anticiparse y planificar previamente la contención ante la temporada de lluvias y crecidas, para proporcionar recursos a las familias que permanezcan en sus lugares de residencia pese a las contingencias climáticas”.

Los CREC son diez en la provincia y se encuentran en localidades de los municipios de Santa Victoria Este, Rivadavia Banda Sur, Banda Norte y San Antonio de los Cobres. Además, está habilitado un depósito de cabecera en la ciudad de Tartagal, para realizar la contención necesaria.

Los Centros cuentan con Módulos Alimentarios de Emergencia (MAE), agua mineral, colchones, pañales, kit de limpieza y calzados para una asistencia de las primeras necesidades que surgen en una emergencia.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ