Fernando Báez Sosa está siendo velado en Caballito

El padre del joven asesinado en Gesell: "Lo mataron como a un animal"

Los papás de la víctima pidieron Justicia. El secretario de Seguridad de la localidad balnearia negó que haya habido un enfrentamiento entre dos grupos. Le Brique publicó un escueto comunicado en su Facebook.
Fernando iba a estudiar abogacía y era el único hijo de la familia.Fernando iba a estudiar abogacía y era el único hijo de la familia.Fernando iba a estudiar abogacía y era el único hijo de la familia.Fernando iba a estudiar abogacía y era el único hijo de la familia.Fernando iba a estudiar abogacía y era el único hijo de la familia.
Fernando iba a estudiar abogacía y era el único hijo de la familia. 
Imagen: Télam

Silvino Báez, padre de Fernando Báez Sosa , señaló que el fiscal de la causa le dijo que a su hijo "lo mataron como a un animal" y pidió que "la Justicia haga su parte". El velatorio del joven asesinado por un grupo de rugbiers en Villa Gesell comenzó a las 10 en Caballito y se extenderá hasta las 22.

"Fernando iba a estudiar abogacía, pero no le dieron la oportunidad", lamentó. En diálogo con el canal C5N agregó: "Estamos destrozados. Era nuestro único hijo, el futuro de la familia y lo hicieron pedazos. Estamos muy dolidos, no sé cómo estoy parado. Se ve que mi hijo me está dando la fuerza".

Además, expresó: "Era un muchacho muy preparado, cuando se proponía las cosas las cumplía. Hace ocho meses que estaba preparando sus vacaciones. Trabajaba con una señora que le daba laburo y entre su mamá y yo le completamos. Se merecía sus vacaciones".

Finalmente, el papá de la víctima envió un mensaje a los rugbiers que lo golpearon hasta matarlo: "Me gustaría que estén en mi lugar, a ver qué sienten. Mi hijo era tan joven, tenía un futuro por delante, era tan vivaz. Él no se merecía esta forma de sacarle la vida".

"Es lamentable lo que hicieron con mi hijo. Que paguen todo lo que le hicieron. Mi hijo era bueno, sano, no bebía, era un buen estudiante. Estaba feliz y le arruinaron su vida", dijo Graciela, mamá del joven, quien también pidió Justicia ante la prensa y en el marco del velatorio.

Báez Sosa, de 19 años, falleció a la salida del boliche Le Brique en la localidad balnearia de Villa Gesell y por el hecho la Policía detuvo a once jugadores de rugby. Tras una intensa búsqueda, diez jóvenes, todos mayores de edad y oriundos de la localidad de Zárate, quedaron demorados y serán indagados en las próximas horas con el objetivo de esclarecer el hecho y dar con el o los responsables del ataque y muerte de Báez Sosa. Cuatro de los detenidos tienen 20 años; hay tres de 19 y tres de 18, todos ellos jugadores del club Náutico Arsenal Zárate.

En tanto, un joven de 21 años que tras el episodio viajó a Zárate, aparentemente con la ayuda de su padre, fue detenido en un operativo realizado por un hombre de la subdelegación de Investigaciones (SubDDI) de Villa Gesell, con la colaboración de efectivos de la DDI Zárate-Campana.

Báez Sosa está siendo velado desde las 10 por familiares y amigos en Caballito. Su cuerpo fue trasladado ayer y quienes estaban con él en la localidad balnearia volvieron a Buenos Aires. Mañana a las 10.30 será el entierro en Chacarita.

Qué dijo el secretario de Seguridad de Gesell

Por su parte, el secretario de Seguridad de Villa Gesell, Mauricio Andersen, señaló en declaraciones a Radio 10: "Esto no fue un enfrentamiento. Hubo un grupo que agredió a otro que era pasivo".

El funcionario confirmó que los aprehendidos están imputados "todos con la misma carátula" (homicidio agravado) y que mañana la fiscal Verónica Zamboni, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 de Villa Gesell, les tomará declaración indagatoria "para establecer qué grado de participación tuvo cada uno".

Andersen comentó a radio Mitre que anoche estuvo reunido "hasta tarde con los amigos y los papás del chico fallecido",  y dijo que no le "encuentra sentido a la agresión". "La seguridad estaba, nosotros nos preparamos todos los veranos, sabemos que en enero Gesell recibe a todos los jóvenes, y nos juntamos con los jefes del Operativo Sol para proyectar el tema de seguridad", explicó.

En ese sentido, aclaró que cuando sucedió el hecho "el personal de Infantería que había estado toda la noche en diagonal a la confitería bailable concurrió por otro incidente a la esquina", hacia 102 entre 3 y 4. "En ese momento es cuando agreden al joven y provocan este triste episodio", agregó, y contó que "el personal volvió hacia el lugar, lo asistió y los agresores salieron corriendo", tras lo cual "algunos de los efectivos los persiguieron y los perdieron en el bosque".

Además, dijo que según lo que se observa en las imágenes de las cámaras de seguridad que se viralizaron durante las últimas horas, "lamentablemente el joven recibió algún golpe y cayó inconsciente", pero que "lo peor de todo fue la patada que le pegaron cuando ya estaba en el suelo". En tanto, al ser consultado sobre la responsabilidad del boliche en el hecho, explicó que "las confiterías bailables tienen su personal de seguridad" y que "ellos hicieron lo que tenían que hacer, desarticular al grupo que estaba provocando disturbios adentro y sacarlos del lugar para que el resto de las personas siguiera disfrutando".

El comunicado de Le Brique

Imagen: Twitter.

Cerca de las 2, a través de su página de Facebook, el local bailable publicó una historia. "Lamentamos profundamente el hecho trágico sucedido ayer en la madrugada en la cercanía de nuestro local", se leía en la red social. "Seguiremos estando a disposición de la Justicia y los organismos que lo requieran para colaborar en el esclarecimiento del hecho", agregaron los representantes del boliche. Manifestaron su repudio y dieron el pésame a los familiares de la víctima. 

Antes, una publicación había generado rechazo. "LBQ es fiesta", decía, junto a una foto del interior del boliche. Hasta la aparición de este comunicado -que, publicado con el formato de historia, permanecerá en la virtualidad apenas 24 horas- era todo lo que la discoteca había manifestado después del asesinato.

La suspensión de los rugbiers

Imagen: NA.

La subcomisión de rugby del club Náútico Arsenal Zárate, en el que jugaban los once jóvenes detenidos, lamentó lo ocurrido y aseguró que los responsables "serán suspendidos" de la actividad deportiva de la entidad. Aunque aclaró: "Si bien son de público conocimiento las noticias llegadas desde Villa Gesell, por el escaso tiempo transcurrido no se pueden determinar las responsabilidades sobre el hecho". 


En un comunicado emitido en la tarde del sábado, los referentes de la institución lamentaron "lo acontecido" y repudiaron "enérgica y contundentemente" cualquier hecho de violencia.

"Nos solidarizamos con los amigos y familiares de Fernando por su lamentable pérdida. Lo que aparentemente ha sucedido, son hechos totalmente ajenos al club y a nuestro deporte, no es lo que pregonamos y fomentamos todos los días con nuestros jugadores", indicaron en el texto. 

"De existir algún tipo de vínculo por parte de personas ligadas al club, serán suspendidos de la actividad hasta tanto se determine su grado de participación", finalizó el comunicado. Los detenidos  son Matias Benicelli, Ayrton Violaz, Macimo Thomsem, Luciano Pertossi, Lucas Pertossi, Alejo Milanessi, Enzo Cornelli, Juan Guarino, Ciro Pertossi, Blas Cinalli y Pablo Ventura.



Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ