Media sanción en Diputados

El saencismo avanza con la ampliación de la Corte de Justicia

Con los votos exclusivamente de los dos bloques que responden al oficialismo, se aprobó en la Cámara Baja la inclusión de dos jueces más en el tribunal supremo salteño, que pasará a tener nueve miembros.

La Cámara de Diputados dio anoche media sanción al proyecto de Ley que propone la ampliación de la Corte de Justicia de siete a nueve miembros, y que se sustentó en los votos exclusivamente de los bloques de saencismo que impusieron la mayoría que tienen en el recinto de sesiones para aprobarlo.

Los escasos argumentos que dieron los diputados del oficialismo para tratar de convencer a sus pares, pero que no hicieron ningún efecto, se basaron principalmente, aunque sin ahondar en detalles, en la necesidad de dotar de eficacia y celeridad a la Justicia para responder lo que  demanda de la sociedad.

Gonzalo Caro, presidente de la comisión de Justicia, intentó suavizar los cuestionamientos al proyecto solicitando que al momento de elegir a los nuevos cortesanos se tengan en cuenta a profesionales del interior provincial y se privilegie a las candidatas mujeres, para equilibrar la composición actual que tiene 5 hombres y solo 2 juezas.

Uno de los nombres que suena para ocupar un lugar como juez de Corte, es el del ex senador Rodolfo Urtubey, hermano de Juan Manuel, ex gobernador salteño. Este rumor surgió del propio entorno de Gustavo Sáenz, aunque nunca fue confirmado por el mandatario, y también genera cuestionamientos desde la oposición, que ve en esa postulación un acuerdo político que comenzó en las últimas elecciones.

A pesar de los pedidos del presidente de Diputados, Esteban Amat, para que la discusión en el recinto se limite al tratamiento de la ampliación de la Corte, resultó inevitable que los legisladores hagan referencia al contexto de crisis y emergencia sociosanitaria en la que se encuentra la provincia

Fueron varios los diputados que consideraron en sus exposiciones que no era prioritario, ni urgente, tratar este proyecto, y menos en sesión extraordinaria, en la que además no se incluyó el tratamiento del Decreto de Necesidad de Urgencia que declaró la emergencia en el norte provincial.

La diputada Gladys Paredes (Frente de Todos) fue contundente “con que cara vamos los diputados del norte a decirle a los vecinos que aprobamos tener mas jueces y no más médicos o ambulancias”, y apuntó al costo de 38 millones anuales que representará tener dos jueces nuevos en la Corte con sus respectivas estructuras.

“Con eso puedo nombrar 100 agentes sanitarios, tengo el 40% de áreas operativas en el norte sin agentes sanitarios, profesionales puedo nombrar 50, ginecólogos, pediatras. Puedo nombrar 63 enfermeras, solo Tartagal necesita 250, ahora hay 85. Santa victoria tenía cero ambulancias, hoy tiene dos 4 x 4 y otra de ruta, pero necesita 5 más”. 

“El ministro de Economía dice que estamos en crisis económica, entonces ¿como vamos a aprobar esta modificatoria”, Seamos serios, tenemos que trabajar para la gente. Entiendo el partidismo pero puedo asegurar que si mi partido proponía esto me hubiese opuesto como lo hago ahora”, advirtió Paredes indignada.

Finalmente pidió que la votación sea nominal “porque este fin de semana voy a trabajar en el norte (es médica de profesión) y cuando llegue quiero que estén claros los nombres de quienes votaron en contra y quienes a favor”. La votación se realizó así y de esta manera cada diputado debió decir a viva voz su postura. En total 31 legisladores votaron a favor, 16 en contra y hubo una abstención.

A pesar de estar en un bloque oficialista, la diputada del PRO, Gladys Moises, votó en negativo. Ella objetó que el proyecto de ley haya sido enviado por Ejecutivo sin ningún fundamento, “hasta en los proyectos más simples los autores se toman el trabajo de justificar los motivos que impulsan al proyecto”. 

En este punto también coincidió el radical Héctor Chibán que calificó la falta de fundamentos como “una vergüenza”. Moises además expresó que esta omisión deja en evidencia que no hay motivos, “o podríamos conjeturar que es el de poner un juez afín al gobierno para garantizar impunidad”.

“Aquí no pasa por una cuestión de cantidad, la Corte no tiene más trabajo que antes, es más desde que se creó el Tribunal de impugnación se les sacó trabajo. Entonces si con 7 jueces no se pueden poner de acuerdo y demoran la justicia, que me garantiza que con 9 pueda ser más ágil”, señaló.

En tanto el olmedista Carlos Zapata consideró que agilidad en la Justicia se alcanzará con más jueces en instancias inferiores, principalmente en el interior, y no ampliando la Corte. Comparó esta decisión del gobernador con la que tomaron Carlos Menem durante su presidencia con la Corte Suprema y Urtubey en 2008 que llevó de 5 a 7 los miembros del máximo tribunal salteño.

Ahora la discusión será en el Senado el viernes próximo, aunque se descarta que sea aprobado en virtud de los números con los que cuenta el saencismo. Una vez promulgado el Ejecutivo estará habilitado para comenzar el proceso de postulación de los dos nuevos jueces. Sáenz tiene pendiente proponer a la Cámara Alta el reemplazante de Guillermo Posadas, cuyo mandato de 6 años venció en diciembre pasado

Además del rechazo de la oposición en Diputados, la iniciativa sumó voces en contra en otros ámbitos, como la de la titular del Instituto Jurídico de Género del Colegio de abogados de Salta, Gloria Cruz, la integrante del Foro de Observación de la Calidad Institucional de Salta (FOCIS), Sonia Escudero y del Frente de Todos de Salta que lo hizo mediante un comunicado.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ