El Tribunal Electoral dijo que aún no tomó ninguna decisión sobre la candidatura al Senado

La Fiscalía abrió un proceso contra Evo Morales

La fiscalía de La Paz abrió una causa contra el depuesto presidente de Bolivia y sus más cercanos colaboradores por "fraude" en las elecciones de octubre pasado.
Imagen: NA

Buscando dejar atrás los rumores, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia confirmó que seguirá analizando la validez de la postulación del expresidente Evo Morales al Senado. El titular del Tribunal, Salvador Romero, brindó una conferencia de prensa no programada ante versiones de la prensa local y del propio Movimiento al Socialismo (MAS) que indicaban que la candidatura del presidente depuesto había sido inhabilitada. Se presume que el TSE dará su veredicto en breve, ya que tiene plazo para expedirse hasta el viernes. 

El asedio judicial continuó contra el depuesto presidente. La fiscalía de La Paz abrió un proceso penal contra Morales y sus más cercanos colaboradores por "fraude" en las  elecciones de octubre pasado, informó este miércoles el fiscal general boliviano Juan Lanchipa. "Se ha abierto un nuevo caso en contra de las exautoridades en relación al fraude electoral", dijo Lanchipa a periodistas.

El exgobernante y candidato presidencial de derecha Carlos Mesa solicitó la semana pasada que la fiscalía amplíe las investigaciones por delitos electorales a Morales, su exvicepresidente Álvaro García y sus exministros Juan Ramón Quintana (Presidencia), Héctor Arce (Justicia) y Carlos Romero (Gobierno).

El MAS, partido de Morales, denunció por la mañana que el Tribunal Supremo Electoral inhabilitaba la candidatura a senador del dirigente cocalero, que se encuentra refugiado en Argentina luego de que las fuerzas de seguridad de ese país lo forzaran a renunciar. Ese rumor fue alimentado por varios medios locales.

"Todavía no se ha tomado ninguna decisión sobre ninguna candidatura, todas las candidaturas continúan en proceso de análisis y revisión", salió al cruce de las versiones el titular del TSE, Salvador Romero. "Vamos a pronunciarnos en los plazos más breves posibles", agregó Romero, indicando que el TSE debe llevar a cabo "un análisis apegado a la norma que garantice un proceso electoral limpio".

El MAS tenía tiempo hasta las 18 horas locales del martes para presentar la documentación exigida por el TSE para habilitar la candidatura de Morales, plazo con el que cumplió. A partir de ese momento, el Tribunal tendría hasta 72 horas para tomar una decisión definitiva.

Desde noviembre de 2019, el expresidente se encuentra fuera de Bolivia, primero como asilado en México y ahora en Argentina en carácter de refugiado. Tanto la candidatura de Morales como la de su candidato presidencial Luis Arce y de su excanciller Diego Pary como senador continúan siendo analizadas.

Los más fervientes opositores al presidente depuesto por un golpe de Estado buscan hacer prevalecer el requisito de la residencia permanente, una norma constitucional que exige un mínimo de dos años de residencia en el país inmediatamente anterior al acto electoral. Aunque por el momento el TSE no lo considera un impedimento para la postulación de Morales.

En las últimas horas, un grupo de militantes del ultraderechista Comité Cívico Pro Santa Cruz se manifestó ante la sede del tribunal electoral de Santa Cruz, buscando impedir la candidatura del exmandatario. El Comité Cívico pidió además a la fiscalía que amplíe la investigación de Morales por terrorismo y sedición, y proceda a incautar sus bienes.

Para evitar un posible triunfo de la fórmula del MAS, el propio líder del Comité Cívico de Santa Cruz y uno de los dirigentes que encabezaron las protestas para desestabilizar al gobierno de Morales, Luis Fernando Camacho, se bajó de su candidatura a la presidencia. El dirigente llamó a la unidad para enfrentar al MAS y evitar a toda costa el regreso al poder del exmandatario. "Si seguimos así, Evo vuelve. Derrotamos al MAS pero estamos a un paso de que Evo vuelva a Bolivia", manifestó.

Evo Morales fue forzado a renunciar el diez de noviembre pasado, luego de que la oposición denunciara fraude en los comicios electorales del 20 de octubre. Las endebles denuncias de fraude presentadas por la OEA despertaron una crisis política y social que se manifestó en las calles con movilizaciones violentas y ataques hacia integrantes del gobierno que debieron exiliarse para proteger su integridad física. 

Morales, quien gobernó Bolivia durante casi 14 años, está impedido de participar como candidato presidencial en los comicios de mayo, tras anularse las elecciones de octubre pasado. Luis Arce, candidato presidencial del MAS, lidera la última encuesta nacional con 31,6 por ciento de intención de voto, según un reciente sondeo de opinión del grupo Ciesmori. Disputan el segundo lugar el centrista Carlos Mesa y la presidenta de facto, Jeanine Añez, que desató un escándalo al confirmar su candidatura luego de jurar en más de una oportunidad que no se postularía.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ