La defensa de Florencia Kirchner presentará los certificados de tratamiento actualizados

Florencia junto a su madre, Cristina Fernández de KirchnerFlorencia junto a su madre, Cristina Fernández de KirchnerFlorencia junto a su madre, Cristina Fernández de KirchnerFlorencia junto a su madre, Cristina Fernández de KirchnerFlorencia junto a su madre, Cristina Fernández de Kirchner
Florencia junto a su madre, Cristina Fernández de Kirchner 
Imagen: NA

La defensa de la familia Kirchner, encabezada por Carlos Alberto Beraldi, presentará la documentación sobre los tratamientos médicos de Florencia, la hija de la vicepresidenta. El titular del Tribunal Oral Federal 5, Daniel Obligado, pidió la actualización de los certificados, pero ni siquiera le puso una fecha límite, de manera que ya se cursaron los solicitudes a los especialistas que la atienden y, cuando estén, se entregarán en el tribunal. 

En realidad, desde el punto de vista judicial no hay ninguna necesidad de que Florencia esté en la Argentina porque no sólo no se fijó fecha de inicio del único juicio en el que está imputada --juicio unificado de Los Sauces y Hotesur-- sino que todo indica que las audiencias de ese juicio podrían arrancar recién a mediados de 2021 o en 2022. Respecto de Hotesur el Tribunal todavía ni siquiera estableció las medidas de prueba de la instrucción preparatoria. Teniendo en cuenta que, como en el caso Los Sauces, es seguro que ordenará una pericia contable, no parece haber chances de que el arranque se produzca este año y existen dudas de que empiecen en 2021.

En la presentación de su libro Sinceramente, en La Habana, Cristina Fernández de Kirchner le agradeció a los médicos y al gobierno de Cuba porque Florencia mejoró muchísimo y continuará con su tratamiento. Eso motivó a CFK a publicar una foto en la que ambas, madre e hija, aparecen sonrientes. Y este miércoles, Florencia publicó un hermoso texto de agradecimiento a Cristina por haberse ocupado tanto de su salud como del cuidado de Helena, la hija de Florencia .

La foto publicada la semana pasada , que exhibe a Florencia con buen aspecto, motivó especulaciones de que el TOF 5 quería apretar las clavijas para que la hija de la vicepresidenta vuelva al país. En verdad, el tribunal ya le había hecho saber antes a Beraldi que le pedirían la actualización de los certificados, que suele ser trimestral o cuatrimestral. Pero, para los grandes medios, cualquier oportunidad suele ser buena para hostigar a la ex presidenta, en este caso, presionando sobre su hija.

El único juicio que afronta Florencia está a cargo del TOF 5 y consiste en la unificación de las dos causas que tienen que ver con los alquileres de hoteles y oficinas, es decir las sociedades familiares Los Sauces y Hotesur. Los jueces Obligado, Adrián Grünberg y Adriana Pallioti resolvieron hacer un único juicio porque en verdad originalmente era una sola causa y, por obra y gracia de Claudio Bonadio y Comodoro Py, se armaron dos expedientes paralelos. Bonadio fue echado de la causa Hotesur por irregularidades y entonces armó la causa Los Sauces para colarse por la ventana.

En el caso Los Sauces tanto la fiscalía, las querellas de la Oficina Anticorrupción y la Unidad de Información Financiera, así como la defensa de los Kirchner, pidió la realización de las pruebas preliminares antes del juicio y el tribunal aceptó. Por ejemplo, se ordenó una pericia contable que tarda meses en terminarse, pese a que todos los alquileres fueron en blanco, declarados a la AFIP y los cobros se ingresaron en bancos.

Pero en el caso de la sociedad Hotesur --propietaria únicamente del hotel Alto Calafate-- la instrucción suplementaria todavía no se proveyó. Parece que hay un proyecto de aceptación de pruebas, pero el tribunal no se expidió aún. Y seguro que en ese caso también se ordenarán pericias que tardan meses, incluyendo otra sobre los alquileres que también se hicieron en blanco y bancarizados.

Si se toma en cuenta que los jueces del TOF 5 atienden hoy en día uno o dos juicios semanales, el cálculo es que no hay ninguna chance de que las audiencias por Los Sauces-Hotesur empiecen en este año. Las pericias y el resto de las pruebas difícilmente se terminen durante 2020 y están los que creen que el juicio ni siquiera empezará en 2021. El ejemplo más gráfico es el del juicio por el Plan Qunitas. La causa fue elevada a un tribunal oral en noviembre de 2016: pasaron más de tres años sin que arranquen las audiencias ni hay fecha prevista para ese inicio, mientras que Hotesur se elevó a juicio recién en 2019, lo que hace previsible que las audiencias tampoco empiecen ni en 2021.

Todo ese análisis demuestra que, en el caso de Florencia, la insistencia de algunos medios es sólo presión sobre Cristina. No hay ninguna razón procesal que requiera a la hija de la vicepresidenta en la Argentina en 2020 y posiblemente tampoco en 2021. Por lo que se trata de pura persecución política. Todo eso más allá de que Florencia tenía 12 años cuando se constituyeron las sociedades, nunca firmó ningún contrato y nunca cobró ningún cheque de los alquileres. Es parte de Los Sauces y Hotesur porque heredó las acciones después de la muerte de su padre.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ