Para los peritos se trató sólo de "una mala experiencia"

"Estoy decepcionada", dijo Erika Basile sobre el resultado del peritaje en su denuncia contra Pablo Rago

El peritaje psicológico ordenado por el Juzgado Criminal y Correccional 54 a la actriz Érika Basile, en su denuncia contra Pablo Rago por abuso sexual, resultó negativa. “Estoy decepcionada”, se quejó la actriz, luego de ser notificada del informe forense. Basile denunció en diciembre pasado que fue forzada sexualmente por el actor en 2015. 

Según contó la actriz, los psicólogos que le realizaron el peritaje concluyeron que sólo fue “una mala experiencia”, y que para ellos no hubo abuso. “¡Sólo una mala experiencia!”, se mostró conmocionada Basile.

“Yo dije la verdad. ¿Por qué descree la Justicia? ¿Porque él es famoso y tiene dinero?”, se preguntó, aunque advirtió que este tipo de delitos son muy difíciles de probar.

En su denuncia Basile sostuvo que en 2015 concurrió a la casa del actor para tener un encuentro íntimo pero que allí fue forzada por Rago para acceder a prácticas sexuales de las que ella no quería ser parte. Contó que intentó resistirse pero que frente a su actitud el actor comenzó a humillarla y maltratarla hasta que la penetró sin su consentimiento.

“Cuando me fui no lo hablé con nadie porque no sabía cómo. No me salían las palabras, y tampoco lo hice con un familiar. Era algo que me perturbaba mucho”, contó Basile meses atrás al momento de radicar la denuncia. Después del episodio la actriz sostuvo que comenzó a sufrir ataques de pánico.

El informe fue firmado por la perito oficial Mónica Herrán, y los peritos de parte Alejandro Laffite (por la querella) y Liliana Cornazzani (por la defensa).  El perito de la actriz lo hizo en disconformidad.

“Estoy muy angustiada, tengo mucha bronca”, agregó la actriz para quien tras la pericia negativa ahora es el propio Rago el que parece una víctima. “Él sabe muy bien lo que pasó, que me diga en la cara que eso no sucedió”, agregó la actriz en declaraciones radiales. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ