El funcionario aseguró que es un "momento crítico" en la negociación 

Guzmán se reunió con el FMI en Washington

Guzmán empezó a definir junto a los funcionarios del FMI la forma que tomará el nuevo acuerdo de crédito necesario para rollear los vencimientos de capital que tomó el gobierno anterior con el organismo.
Guzmán se reunió con Luis Cubeddu y Julie Kozack, del FMI. Guzmán se reunió con Luis Cubeddu y Julie Kozack, del FMI. Guzmán se reunió con Luis Cubeddu y Julie Kozack, del FMI. Guzmán se reunió con Luis Cubeddu y Julie Kozack, del FMI. Guzmán se reunió con Luis Cubeddu y Julie Kozack, del FMI. 
Guzmán se reunió con Luis Cubeddu y Julie Kozack, del FMI.  

El ministro de Economía, Martín Guzmán, se reunió este lunes en Washington con las autoridades de la misión del FMI para la Argentina, Luis Cubeddu, y Julie Kozack. El funcionario empezó a definir junto a los funcionarios del Fondo la forma que tomará el nuevo acuerdo de crédito necesario para rollear los vencimientos de capital que tomó el gobierno anterior con el organismo. Se prevé que en los próximos días se defina la fecha para que el FMI venga al país en calidad de Artículo IV, es decir, para monitorear los números y establecer bajo qué condiciones se puede aprobar un crédito. 

Para el Gobierno, el nuevo acuerdo de crédito con el FMI es indispensable para no defoltear la deuda con el organismo, que tiene cuantiosos vencimientos en 2022 y 2023 según lo firmado por la gestión anterior. Además, se considera que el avance en la relación con el Fondo mejora las condiciones para desarrollar las negociaciones de la reestructuración de la deuda que está en manos de los acreedores privados. En ese sentido, desde el martes el ministro Guzmán mantendrá reuniones con autoridades de fondos de inversión que tienen en sus carteras títulos de deuda de la Argentina. El objetivo es presentar el plan económico, subrayar el apoyo del Fondo e insistir en la idea en que la voluntad de pago que tiene el gobierno sólo puede concretarse si se aplica una considerable quita.

"Vamos a seguir profundizando el entendimiento mutuo en las cuestiones de la sostenibilidad de la deuda en un momento crítico porque es previo a una oferta de canje de deuda", señaló el ministro Guzmán en la previa de su encuentro con las autoridades del Fondo. El Ministerio emitió luego un comunicado en donde calificó a la reunión como un paso en una "nueva ronda de negociaciones a fin profundizar el entendimiento mutuo para avanzar en el proceso de reestructuración de la deuda".

La renegociación de la deuda externa está entrando en momentos de definiciones. El partido se juega a dos bandas, porque por un lado está el Fondo Monetario Internacional y por el otro, los grandes inversionistas privados, cuya decisión de entrar en el futuro canje de los títulos de deuda será crucial para establecer el éxito de la operación. Pero ambos frenes no está aislados, porque las renegociaciones de deuda con privados suelen tener como paso previo el visto bueno del Fondo.

El gobierno viene tejiendo a mano la relación con el FMI y logró varios gestos de importancia. El más sólido fue la declaración de la misión de técnicos que visitaron la Argentina días atrás, que sostuvieron que la deuda externa es “insustantable” y que se requiere que los privados soporten una quita de capital, intereses o ambos, para que el país pueda volver a ser solvente. Esa declaración está totalmente en línea con el planteo que el ministro Guzmán realizó en su exposición en el Congreso de la Nación.

Apenas un par de días después, el ministro se reunió en Riad, Arabia Saudita, con la titular del FMI, Kristalina Georgieva, quien señaló que “acogí el compromiso de las autoridades argentinas de continuar profundizando nuestra colaboración, a través de una Consulta del Artículo IV y oportunamente obtener un programa respaldado por el Fondo”. Este es un paso hacia adelante en la firma de un nuevo acuerdo de crédito con el FMI con el objetivo de reprogramar los 49 mil millones de dólares que vencen de acá a 2024, producto del salvataje de corto plazo sellado por el gobierno anterior.

En Arabia, Guzmán también se reunió con Steve Mnuchin, secretario del Tesoro de los Estados Unidos. El funcionario norteamericano dijo a la agencia Reuters que “hay muchos problemas que aún deben abordarse” y que “las conversaciones que se mantienen con el FMI son preliminares, pero avanzan en la dirección correcta”. El visto bueno del gobierno de los Estados Unidos es una condición necesaria para destrabar la situación de la deuda con el Fondo. Con la necesidad de generar acercamiento diplomático, el embajador argentino en los Estados Unidos, Jorge Argüello, fue recibido por el secretario de Estado nortemericano, Mike Pompeo.

En Washington, Guzmán se reunió este lunes con las autoridades de la misión argentina, Luis Cubeddu, y Julie Kozack, para definir la forma en la que se realizará la visita del Artículo IV, que supone la revisión de los números de la economía en el marco de los acuerdos de crédito. Guzmán está acompañado por el delegado del gobierno en el Fondo, Sergio Chodos.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ