Los subocupados demandantes de empleo trepan al 9,5%

El desempleo cerró 2019 en el 8,9 por ciento

Creció a fin de año la cantidad de subocupados con trabajos precarios o mal remunerados. El 18,4% de la población laboral tiene problemas serios de empleo.

La tasa de desocupación se ubicó en 8,9 por ciento en el último trimestre de 2019, cuando había sido de 9,1 por ciento en el mismo trimestre del año anterior. Así lo informó este jueves el Indec. Este fue el último dato del Gobierno de Mauricio Macri. La desocupación se ubicaba en 5,9 por ciento en el tercer trimestre de 2015, último dato informado por el Indec para ese año. Las políticas económicas del macrismo generaron la caída del PIB en tres de los cuatro años de gestión y potenciaron el aumento del desempleo junto con un empeoramiento en la calidad de los trabajos.

Los datos del centro de estadística oficial indican que en el último trimestre del año pasado la desocupación alcanzó a 1,9 millones de personas, una vez que se proyecta a todo el país el dato de 1,2 millones de desocupados para los 31 principales aglomerados urbanos. El desplome de la industria y de la construcción fueron elementos claves para explicar la floja performance del empleo. Se sumaron los desequilibrios financieros, cambiarios y la crisis de sobreendeudamiento de los últimos dos años.

El Indec precisó que la subocupación demandante, donde se registra la gente que trabaja hasta 35 horas semanales pero quiere hacerlo por más horas, subió del 8,7 al 9,5 por ciento. Este fenómeno muestra un empeoramiento de las condiciones laborales de la población y sugiere que una proporción mayor de la población pasó a tener empleos irregulares. Por su parte, los subocupados no demandantes alcanzaron al 3,6 por ciento, con poca variación respecto al 3,3 por ciento de finales del 2018.

El Ministerio de Trabajo, en base a datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA), hace un seguimiento del empleo formal. La cantidad total de trabajadores registrados en el país fue de 12,1 millones de individuos en diciembre de 2019, con una merma de 0,3 por ciento respecto del mismo mes del año anterior. Esto representó una pérdida de 34.900 trabajadores formales a lo largo del año.

Los datos de la cartera laboral detallan que del total de empleos formales unos 9,7 millones son asalariados registrados y 2,4 millones son trabajadores independientes. El nivel de desempleo del 8,9 por ciento del último trimestre de 2019 obedecería principalmente a una caída del empleo en blanco y un aumento de los puestos de trabajo informales (sin aportes previsionales). Se estima que los individuos que se sumaron a esta condición laboral el año pasado superan los 700 mil. 

En el mundo existe una fuerte preocupación respecto de cómo reaccionaran las economías en los próximos meses ante el aumento del desempleo por efecto del parate de los mercados internos para contener la pandemia. Este jueves se conoció el dato de solicitudes de ayuda por desempleo en Estados Unidos. Se ubicaron en 3,3 millones de solicitudes y marcaron un récord histórico. Se cuadriplicó la cifra del pico anterior de 1982. La tercera parte de las solicitudes correspondió al estado de California, el más poblado de Estados Unidos con 40 millones de habitantes. En menos de dos semanas un millón de californianos solicitaron ayudas por desempleo.

Las estimaciones mundiales para algunos sectores como el turismo también arrojan datos alarmantes. Unos 75 millones de empleos en el sector turismo están en riesgo en todo el planeta a raíz del Coronavirus (Covid-19), según una publicación de este jueves del Consejo Mundial de Viajes y Turismo. Desde esta entidad indicaron que se pierde un millón de fuentes de trabajo por día en promedio en el sector.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ