TELEVISIÓN

El clásico del ladrón burlado 

Ladrón que roba a ladrón tiene cien años de perdón... o la peor pesadilla de su vida. Esto último es lo que le ocurre al protagonista de la película El socio del silencio, un aburrido trabajador bancario de una pequeña entidad financiera, que un día descubre accidentalmente que su lugar de trabajo está a punto de ser asaltado por un hombre disfrazado de Papa Noel. Al notar esto, en lugar de informar a sus jefes o llamar rápidamente a la policía, decide esconder el dinero de la mayoría de las transacciones de su ventanilla, por lo que el botín que se lleva el asaltante es mucho menor de lo que la policía y el banco creen. Sin embargo, como consecuencia de la gran cobertura mediática del hecho, el ladrón descubre el engaño y comenzará a acosarlo para conseguir el dinero.

Este interesante thriller canadiense presenta un relato cautivante y aterrador, manejando con maestría el suspenso a lo largo de la película a través de esta persecución invertida, en donde el criminal se encontrará acechando a quien quiso embaucarlo. 

Si bien el director, Daryl Duke, no cuenta con una gran ni extensa filmografía, la película cumple con todas las expectativas del género y mantiene en vilo al espectador hasta el final. Además, se valió de dos reconocidos actores del momento, allá por 1978, para sumarle cierta categoría a su apuesta: Elliot Gould interpreta al bancario que quiso engañar a todos quedándose con parte del dinero, mientras que el papel del psicópata que lo persigue está a cargo de Christopher Plummer.

El socio del silencio se emite a las 00.30 en la Televisión Pública Argentina en el marco del ciclo Cine de Medianoche. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ