Campaña contra la violencia de género en cuarentena: "Aislamiento no es silencio"

Tres directoras de cine y publicidad se unieron para crear una serie de spots que buscan difundir la línea 144 durante la cuarentena.

Bajo la consigna "la cuarentena no congela tus derechos" tres directoras de cine y publicidad se unieron para generar una campaña en redes sociales contra la violencia de género en el particular contexto de la pandemia del coronavirus. Sofía Poncini, Lucía Iturbe y Josefina Pieres, de la productora Casta Diva, coincidieron en que "entendimos lo difícil que es para muchas mujeres, niñas y adolescentes atravesar esta cuarentena en medio de la hostilidad y la violencia. Quisimos de alguna manera expresar que aunque están allí, no están solas y sus derechos no están detenidos". La campaña invita a la participación colectiva y tiene como uno de sus objetivos difundir la línea 144 de atención a víctimas de violencia de género.

En los tres breves spots que sirven de base para la campaña se observan diferentes objetos: una pulsera, un lápiz labial y unas flores. Los tres objetos se encuentran congelados dentro de un trozo de hielo al tiempo que se lee la consigna "aislamiento no es silencio, la cuarentena no congela tus derechos". El objetivo de la campaña es llegar a aquellas mujeres que en el contexto del aislamiento deben transitar la cuarentena bajo el mismo techo que sus agresores.

"Además del hecho evidente de que a partir de la cuarentena se agravó la situación de violencia doméstica, también hay una sensación de que todo está paralizado, congelado", señaló Poncini, directora de comerciales y diseñadora gráfica, al tiempo que Iturbe, directora de cine de la Universidad de Cine de Buenos Aires, destacó que el objetivo de la campaña es "recordarle a las mujeres que viven en ámbitos violentos, que estamos atentas, que nuestra causa continúa porque es justa y vale para todos los contextos históricos".

Según explicó Pieres, directora y actriz, "buscamos construir una imagen conceptual que condense lo que puede estar sintiendo una persona que sufre violencia de género. Así surgió la imagen de los congelados, una imagen hace sinergia con miles de elementos en el imaginario de cada uno que la ve y provoca mucho más de lo que sabemos. Creemos que este movimiento tiene la capacidad de transformar y lograr que muchas mujeres se motiven a levantar su voz e intentar salir de situaciones de violencia". Además de los primeros tres spots, la campaña invita a que las mujeres se sumen en las redes sociales con el hashtag #AislamientoNoEsSilencio. La propuesta es que cada una registre, en forma de fotografía o video, un objeto cotidiano congelado y lo suba a sus redes sociales acompañado de ese hashtag.

Lucía Iturbe, directora de cine, destaca: "Debemos ser conscientes de que el aislamiento ayuda a detener el avance del virus, pero agrava otros problemas, entre ellos la violencia doméstica, la pobreza, el hacinamiento, la no educación para las chicas y chicos sin acceso a la tecnología, la salud mental, entre otros. No alcanza con quedarse en casa. Es quedarse, y estar muy atentos a las consecuencias de esta medida inevitable y ayudar cada uno desde el lugar que nos ocupa.

Uno de los principales objetivos de la campaña es difundir la línea 144 de atención a las víctimas de violencia de género. Por eso, mientras se observan los objetos congelados, en los spots se puede ver la imagen de un chat virtual donde se escribe la frase "144 ahora tiene línea de mensajes y mails". Al finalizar el video aparecen publicados los números de contacto de whatsapp y el mail de la línea: [email protected]

"Es una forma de hermanarnos y de transmitir la línea de ayuda. Hace pocos días tres mujeres y una niña de siete años fueron asesinadas, la violencia sigue ocurriendo y es perpetrada en su gran mayoría hacia adentro de los hogares", expresaron las directoras y llamaron a que "se lo mandes a tu hermana, tu hija, tu vecina, tu madre. A todas aquellas personas que vos creas que necesitan una motivación".

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ