Detuvieron a la hermana del narco Esteban Alvarado

Por querer silenciar a una testigo protegida

Mariana Ortigala salvó su vida luego de sufrir una brutal balacera. Los investigadores allanaron la casa de Yanina Alvarado, quien quedó detenida.
Además del auto de la hermana Alvarado se secuestraron armas y drogas.Además del auto de la hermana Alvarado se secuestraron armas y drogas.Además del auto de la hermana Alvarado se secuestraron armas y drogas.Además del auto de la hermana Alvarado se secuestraron armas y drogas.Además del auto de la hermana Alvarado se secuestraron armas y drogas.
Además del auto de la hermana Alvarado se secuestraron armas y drogas. 

La Agencia de Investigación Criminal detuvo ayer a Yanina Alvarado, hermana del narco Esteban Alvarado, en el marco de una investigación por una brutal balacera que intentó terminar con la vida de la principal testigo de la causa, Mariana Ortigala. Los investigadores al mando del fiscal Matías Edery realizaron allanamientos en la vivienda de la mujer ubicada en Cochabamba 6800, donde secuestraron 5 kilos de marihuana, tres armas de fuego, cuatro celulares, computadoras, 260 cartuchos de diferente calibre, un automóvil y la suma de 600 mil pesos. Los mismos pesquisas habían detenido la última semana a un joven en Felipe Moré al 600 bis, sindicado como uno de los sicarios. "Alvarado quiso frenarme para que no declarara ese día cómo había mandado a matar a Justina Pérez Castelli (quien iba en el auto con Luis Medina), y  que era mi sobrina", djo Ortigala a LT 8. "Ese día íbamos a ir con testigos y pruebas para demostrar ese crimen y varios más", afirmó.

Ortigala es una testigo protegida en la causa en la que se investiga a Esteban Alvarado por asociación ilícita. El 13 de marzo pasado fue baleada cuando salía de su casa en Roldán. En ese marco, la Fiscalía solicitó allanamientos que terminaron con un detenido, a quien investigan como el autor de atentado a tiros.

Mariana es hermana de Rodrigo , también denunciante de Alvarado, y como testigo protegido, contó en Fiscalía parte del funcionamiento de la banda y cómo Alvarado se quedó, bajo amenazas, con una casa que tenía en Roldán. Esa propiedad se convirtió en el domicilio legal de una de las empresas que forman parte, según la Fiscalía, del engranaje económico que mantenía la actividad ilícita de la banda.

Para los fiscales también hubo un intento del grupo delictivo de vincular al hermano de la testigo en el crimen del prestamista Lucio Maldonado ocurrido en noviembre pasado y a algunas balaceras contra edificios del Poder Judicial.

Los primeros allanamientos después del ataque a Ortigala tuvieron lugar en la zona norte: Felipe Moré al 600 bis, Juan José Paso al 1700, Bielsa al 6000 y French al 2000. La Agencia de Investigación Criminal (AIC) detuvo a Francisco R., quien será imputado hoy. La hipótesis de la Fiscalía es que el sospechoso tiene vinculación con el ataque que terminó con la testigo baleada cuando salía de su casa en Roldán.  

Los allanamientos fueron solicitados por el fiscal Matías Edery de la Agencia de Criminalidad Organizada y Delitos Complejos de la Fiscalía Regional Segunda Rosario. Además de la detención de Francisco R., el personal de la AIC secuestró elementos de interés para la causa: cerca de 20 celulares, tarjetas de memoria, DVDs y dinero en efectivo.

Ayer Mariana relató a LT 8 que el viernes 13 de marzo salió de su casa ubicada en cercanías de San Pedro y Dulcinea del Toboso en Roldán, y que cuando estaba por subir a su automóvil la sorprendieron dos hombres que bajaron de una camioneta color negra, quienes le dispararon con dos pistolas nueve milímetros y una ametralladora. En total fueron 35 balazos, cuatro de los cuales le impactaron: "Uno de ellos me pegó en la espalda cuando estaba dentro de auto, y aun lo tengo alojado entre mis costillas, pero logré abrir la puerta del acompañante... empecé a correr, y un segundo disparo me ingresó por el glúteo y me salió por la pierna desgarrándome el músculo. El tercer impacto fue en el talón, y un cuarto me rozó". Según relató pudo seguir corriendo unos 50 metros y pudo resguardarse en la casa de una vecina hasta que la auxiliaron. 

Ortigala  fue llevaba luego hasta el Samco local y de allí derivada al hospital Español donde reveló que gracias a tener una custodia que le colocaron de urgencia con personal de Prefectura, se salvó de un segundo atentado. " Tres personas fueron a buscarme al hospital, pero cuando salió mi custodia, se fueron rápido en una camioneta oscura sin patente", describió Ortigala. El episodio le sirvió para argumentar una sospecha ya generalizada: Alvarado sigue teniendo buenos contactos en cargos jerárquicos de la fuerza policial. 

La víctima y su hermano son testigos en una de las causas más resonantes que tiene a la banda mixta encabezada por Alvarado en la mira de la Fiscalía. Entre los hechos más curiosos que surgieron en la investigación, los fiscales descubrieron la manipulación de celulares truchos que, a través de personal policial vinculado a la banda, intentaron plantar en la pesquisa para involucrar al hermano de la mujer en el crimen del prestamista Maldonado y en algunos de los ataques a tiros que hubo contra edificios públicos durante diciembre pasado y enero de este año.

 

 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ