Entrega de módulos alimentarios

Enojo de Provincia por un pedido de informe a Nación

La ministra de Desarrollo Social de la provincia, junto al coordinador de la cartera dieron detalles de la entrega de módulos en medio de la controversia por denuncias de las comunidades. 

Ayer al mediodía, en la teleconferencia diaria que se realiza desde que se desató el brote de coronavirus en el país y se decretó el aislamiento obligatorio, la ministra de Desarrollo Social, Verónica Figueroa, junto al coordinador de esa cartera, Ignacio González, hicieron un repaso sobre lo actuado por esa cartera.

Informaron que se estableció un protocolo para garantizar la entrega de módulos alimentarios desde los municipios de la provincia a familias que no cuentan con ningún tipo de beneficios.

La ministra indicó que son 26.250 los módulos destinados a estos sectores, porque “son muchos los adultos mayores, los trabajadores independientes y personas que realmente no están teniendo ingresos y que necesitan poder garantizar la alimentación”.

Sumó a esa entrega la ayuda que darán a “2.980 familias originarias del sur y otros departamentos”, junto a la asistencia aérea a comunidades aisladas por el cierre de fronteras, terrenos intransitables y crecidas de ríos.

Y recordó que a través del número 148 se reciben solicitudes de alimentos, medicamentos y todo tipo de ayuda social.

Irregularidades en la entrega

A la hora de las preguntas,  indagaron sobre las denuncias que todo este fin de semana recibieron por parte de las comunidades de los tres departamentos declarados en emergencia socio sanitaria debido a la muerte de niños y niñas por desnutrición y falta de atención médica.

El 3 de abril Salta/12 publicó una nota en la que caciques del norte provincial denunciaban la falta de asistencia y de entrega de módulos alimentarios y para lo cual llegaron más de $340 millones del gobierno nacional para comprar 180 mil bolsones.

Un día antes el diputado nacional Lucas Godoy informaba a través de su cuenta de Facebook que junto a sus compañeros del Frente de Todos, Verónica Caliva y Juan Ameri, solicitaron al Ministerio de Desarrollo Social de la Nación un informe sobre la ejecución del convenio firmado en enero con el Ministerio de Desarrollo de la Nación, en el que se estipulaba la implementación de la tarjeta Alimentar y el reemplazo con módulos alimentarios (bolsones) en aquellos lugares donde la tarjeta no pueda usarse.

El diputado anunció que el pedido tenía su origen en lo que caciques e intendentes le habían informado faltantes  o demoras en cuanto a la entrega, a pesar de que los fondos fueron depositados desde Nación a los pocos díaas de la firma del convenio.

Figueroa se remitió a contestar que todo el dinero que se recibió de Nación fue rendido “como corresponde” y que dicho informe está colgado en la página web del gobierno de Salta. Pero puso en duda la palabra de los caciques al asegurar que “no hay denuncias formales de la comunidad, sino solo mensajes de texto”.

Ante la insistencia en las preguntas sobre la demora en la entrega de alimentos para algunas comunidades del Norte, la ministra se animó a contestar que se están visitando todas las zonas y dijo que "está la creencia de que los alimentos tienen que estar llegando todo el tiempo, de manera sistemática, pero nosotros tenemos el convenio con Nación de hacerlos llegar solo una vez por mes". Luego aseguró que efectivamente hubo retrasos en algunas entregas, pero no faltantes.

En cuanto al compromiso firmado de entregar 40.000 módulos alimentarios por mes, el coordinador ministerial, Ignacio González, reconoció que en dos meses se entregaron 35.530, es decir, menos de la mitad de lo estipulado.

La ministra se escudó en que “Nación sabe que no vamos a entregar los 40.000 módulos porque sí, sino a los que más necesiten”, por lo que explicó que el período de entrega se extenderá seguramente dos meses más “hasta que se agoten”.

Y que por eso mismo se amplió el criterio de entrega “a todas las familias en situación de vulnerabilidad y adultos mayores”.

Lo cierto es que al día de hoy, caciques de la zona declarada en emergencia siguen reclamando que los bolsones son insuficientes o que no llegan con la frecuencia que necesitan.

Así lo ratificó a este medio el cacique de la comunidad Kilómetro 5, en Tartagal, Modesto Rojas, quien además sumó una lista de 48 comunidades de la ruta 86 y 135, que “al día hoy no han recibido alimentos y pasan hambre”.

Rojas aseguró que en su comunidad hay 67 personas en esa situación y que desde el municipio de Tartagal le contestaron que “son muchos para ayudarlos”.

El médico de la zona, Rodolfo Franco, informó que recién el 5 de abril, dos días después de la nota de Salta/12, se entregaron los módulos en Hickman, Dragones y Misión Chaqueña, parajes que también habían denunciado la falta de alimentos.   

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ