El Presidente exhortó a "construir otra sociedad”

Alberto Fernández afirmó que trabajará para poner "rápidamente en marcha" la economía

El Presidente ratificó que su gobierno no asumirá "ningún compromiso con la deuda que postergue a los argentinos" y aseguró que la economía del país volverá a "levantarse", como en 2003, una vez que pase la pandemia.
Imagen: Presidencia de la Nación

Desde Tucumán

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, cumplió hoy con su primer viaje al interior del país desde que estableció el aislamiento social obligatorio por la pandemia mundial de covid-19. No fue casual que eligiera como destino a las provincias de Santiago del Estero y de Tucumán: primero, porque la cantidad de infectados en ambos distritos es muy baja (sobre todo, en relación con el AMBA), y segundo, por la relación que mantiene con ambos gobernadores, el santiagüeño Gerardo Zamora y el tucumano Juan Manzur. En su primera parada, en Santiago, Fernández aseguró que trabajará para poner "rápidamente en marcha" la economía y que no asumirá "ningún compromiso con la deuda que postergue a los argentinos". Ya en Tucumán, donde el Presidente resolvió pasar la noche, resaltó la necesidad de avanzar hacia la paridad de género y celebró que la provincia haya dado "un gran paso" con la aprobación de la llamada Ley Micaela.

Antes durante la siesta, en Santiago del Estero, el Presidente habló en un acto en la Escuela del Centenario de la capital provincial, junto al gobernador Zamora. Allí aseguró que quiere “que el mundo vea a la Argentina como un país honorable que cumple sus compromisos. Sin que eso signifique una nueva postergación de nuestro pueblo".

“Leo en los diarios que corremos el peligro de caer en default mañana y yo me pregunto ¿por qué mienten así? Si estamos en default desde hace meses, desde antes de diciembre estamos en default, solo que no lo escriben, solo que lo ocultan”, dijo, en referencia a la renegociación de la deuda externa que lleva adelante el Gobierno.

"Renuevo mi compromiso con cada argentino; no vamos a asumir ningún compromiso con nuestra deuda que postergue a los argentinos; no vamos a someter a la Argentina a nuevos compromisos que no podamos cumplir”, añadió. Y marcó su aspiración de "construir un país distinto", más "igualitario", porque --advirtió-- la pandemia "dejó en evidencia la injusticia argentina".

El Presidente viajó acompañado por el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; Eduardo “Wado” De Pedro, ministro del Interior; el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello, y el vocero presidencial, Juan Pablo Biondi.

En Tucumán, la comitivia recorrió la planta de tratamiento de residuos cloacales de Las Talitas. Después, ya con sus primeras palabras dejó en claro que la obra fue realizada bajo la gestion de la actual vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner. “Cristina terminó esta obra en el 2015 y uno no logra entender que obras terminadas en aquellos días, alguien de poca atención a los tucumanos no puso en funcionamiento. Porque con esa obra que no se puso en marcha no se afectó al gobierno de Juan Manzur, se afectó a decenas de miles de tucumanos que no pudieron disfrutar de esa planta”, sostuvo Fernández.

El gobernador anfitrión no sólo agradeció el gesto de Fernández de visitar Tucumán durante la cuarentena, sino también la realización de la obra. “Esta obra fue largamente esperada por toda la gente de Villa Carmela, Tafi Viejo y Las Talitas, por más de 140 mil familias que van a poder hacer la conexión y tener cloaca. Hoy el Presidente la deja inaugurada”, sostuvo Manzur, acompañado por su vice, Osvaldo Jaldo, y otros funcionarios provinciales.

Ante la consulta de PáginaI12 sobre la situación sanitaria en países limítrofes como Bolivia y Chile, y sus medidas frente a la pandemia, Fernández fue claro: “No me gusta mucho opinar sobre el accionar de los países vecinos. Lo que sí creo es que los argentinos hicimos las cosas muy bien hasta aquí. No debemos bajar los brazos, no debemos relajarnos, no debemos pensar que el problema terminó”, dijo el Presidente.

Ante otra consulta de este diario, con respecto a la generación de empleo en el interior del país, Fernández sostuvo que hace falta que el Estado nacional colabore con la provincia y que los empresarios “inviertan y ayuden”. Además dijo: “Vengo a Tucumán y me encuentro en la empresa Scania que hace cajas de cambios para camiones. Hasta me di el lujo de manejar un camión. No me lo olvido más. Tiembla (Hugo) Moyano”, bromeó Fernández, en referencia al secretario general del gremio de Camioneros.

Más tarde, la comitiva oficial se dirigió al salón Blanco de la Casa de Gobierno local, donde esperaban los intendentes del Frente de Todos. Con ellos se firmaron diversos convenios para la financiación de obras de mejora en el acceso al agua potable y saneamiento cloacal. El acuerdo se establecerá entre el Ministerio de Obras Públicas de la Nación y la provincia. Se trata de 67 obras en todo el territorio provincial por $ 2.372.573.146. Además se acordaron obras de infraestructura viales, habitacionales, públicas e hídricas, en el marco del plan Argentina Hace, por $ 1.080.000.000. También se firmó el acta de transferencia de Nación a Tucumán de los servicios correspondientes a la planta depuradora de líquidos cloacales de Las Talitas. Finalmente, se firmó el compromiso del ministerio que conduce Katopodis con la provincia para gestionar ante el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) fondos para la obra de la planta depuradora y sistema de desagües cloacales de Alderetes, Banda del Río Salí y San Andrés, que implicará una inversión de $ 5 mil millones.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ