Las comisiones de trabajo contarán con un 47,7 % de mujeres

Fuerte apuesta del COI a la igualdad de género

También aumentaron el número de presidentas de comisiones. Thomas Bach remarcó que el olimpismo está "escuchando más las voces femeninas".
Thomas Bach junto a la ex patinadora china la Zhang Hong.Thomas Bach junto a la ex patinadora china la Zhang Hong.Thomas Bach junto a la ex patinadora china la Zhang Hong.Thomas Bach junto a la ex patinadora china la Zhang Hong.Thomas Bach junto a la ex patinadora china la Zhang Hong.
Thomas Bach junto a la ex patinadora china la Zhang Hong. 
Imagen: Twitter

A casi 40 años de la incorporación de las primeras mujeres como integrantes del Comité Olímpico Internacional, cuando la venezolana Flor Isava-Fonseca y la finlandesa Pirjo Häggman fueron sumadas a su Comité Ejecutivo en 1981, este jueves el organismo anunció la composición de sus comisiones de trabajo para este 2020: el ente líder del movimiento olímpico informó que un 47,7 por ciento del total está integrado por mujeres, alcanzando así su máximo pico histórico y "escuchando más y más la voz de las mujeres", según definió Thomas Bach, su presidente.

Aunque el organismo ya el año pasado había alcanzado una cifra similar, con un 45,4 % de su composición integrada por mujeres, las nuevas incorporaciones suponen la llegada de dos nuevas presidentas de comisión. Thomas Bach, presidente del organismo, celebró el anuncio: "Al aumentar la participación de mujeres en las comisiones del COI y también en el número de presidentes de comisiones, el Comité está escuchando la voz de las mujeres más y más, asegurándose de que las mujeres y niñas pueden ser empoderadas por medio de la poderosa plataforma del deporte para promover la igualdad de género".

Las cifras, que anuncian que casi la mitad de la composición del Comité Olímpico la integran mujeres, deben analizarse en su complejidad. La imagen es celebratoria considerando que el organismo tardó casi 90 años en reconocer a una mujer como parte de su órgano ejecutivo y que recién en su 103 aniversario de existencia tuvo por primera vez a una mujer como vicepresidenta, cuando la remera estadounidense Anita DeFrantz resultó electa en 1997.

También son números alentadores considerando que, en 2012, cuando el COI aprobó su agenda 2020, este porcentaje femenino que ahora representa casi la mitad, entonces era sólo del 20 %. Desde que la aprobación de aquella agenda estableció como uno de sus objetivos la promoción de la mujer en las esferas de mando en el deporte, el porcentaje fue creciendo notoriamente.

Sin embargo, debe tenerse en cuenta que, en el detalle de esos números, sólo 11 mujeres presiden -desde este anuncio- alguna de las 30 comisiones del COI. Allí, a nivel de máxima autoridad resolutiva, todavía no se ha alcanzado la paridad.

Claro que la nueva composición del COI también debe leerse como un importante gesto dentro del mapa mundial de entes deportivos, muchos de los cuales tienen órganos directivos integrados mayoritariamente por varones, más allá de ofrecer o no discursos inclusivos.

En nuestro país, por ejemplo, la llamada nueva Ley del Deporte (27.202), sancionada en octubre de 2015, impulsa "la igualdad de oportunidades de la mujer" y otorga un cupo mínimo de 20% de participación de las mujeres en las comisiones directivas de las entidades deportivas. Pero la realidad es otra y, según una investigación realizada el año pasado por los periodistas Ignacio Damiani y Ezequiel Coria, "solo el 7 % de las mujeres ocupa cargos directivos en el deporte nacional". Hace sólo 10 días, la presidenta de Banfield, Lucía Barbuto, renovó su cargo como vocal y será la única mujer en el nuevo Comité Ejecutivo que eligió la AFA.

"Tiene que haber una paridad sustantiva en las estructuras de las comisiones directivas de clubes y federaciones para que se abra la posibilidad de participar", le expresó a Página/12 Inés Arrondo, durante sus primeros días de mandato, cuando se convirtió en la primera mujer a cargo de la Secretaría de Deportes de la Nación, tomando las riendas de un universo de símbolos, espacios y prácticas que históricamente han invisibilizado (cuando no rechazado) a las mujeres.

Volviendo a los datos del nuevo COI, a las nueve mujeres que ya presidían comisiones, este jueves se sumaron dos más. En primer lugar, la tailandesa Khunying Patama Leeswadtrakul será la nueva presidenta de Cultura y Legado Olímpico. La segunda que se estrena como presidenta, por su parte, es la china Zhang Hong, al frente del nuevo grupo de Coordinación de los Juegos de la Juventud de Invierno Gangwon 2024.

Es curioso: Hong, que hoy es parte de estos números auspiciosos del COI, nació en los '80, década en que el organismo sumó a la primera mujer como integrante del órgano resolutivo. La nueva autoridad china, destacada patinadora de la potencia asiática, no sólo es pionera al presidir una comisión olímpica con 32 años. También lo fue en 2014, en Sochi, Rusia, cuando brilló y obtuvo la medalla de oro en la prueba de velocidad de 1000 metros sobre hielo.

Son varias las imágenes en las que se la ve a Hong, una de las nuevas presidentas de este COI que ahora tiene a mujeres al mando en casi la mitad de su composición, impulsándose en el aire para volar en la helada pista hasta su mejor versión. Toda una metáfora del movimiento de mujeres en un organismo que celebra su avance e invita a sumarse al mundo, pero que, hasta hace no tanto, no las incluía a cuando se trataba de tomar decisiones.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ