El repaso por la historia de Página/12 en el especial de Canal 9

“El diario sigue siendo un milagro cotidiano"

Nora Veiras, directora periodística de Página/12, tuvo a cargo la presentación del especial junto con Lito Vitale y Edith Hermida.
La redacción hoy, con guardias mínimas presenciales y trabajo remoto.La redacción hoy, con guardias mínimas presenciales y trabajo remoto.La redacción hoy, con guardias mínimas presenciales y trabajo remoto.La redacción hoy, con guardias mínimas presenciales y trabajo remoto.La redacción hoy, con guardias mínimas presenciales y trabajo remoto.
La redacción hoy, con guardias mínimas presenciales y trabajo remoto. 

“Un recorrido por las tapas de Página/12 es la mejor muestra de ‘la otra mirada’ que define al diario”. La idea surge en el programa especial que emitirá hoy la web del diario y Canal 9 por los 33 años de Página/12, y se verifica mientras van pasando solo algunas de esas tapas que son, justamente, una de las marcas fuertes del diario. Desde aquella del “Sí, juro” del primer martes 26 de mayo (de 1987, con un precio de ejemplar de 0,50 australes), donde ya aparecía otra marca inalterable, el chiste de Daniel Paz y Rudy. Pasando por tapas icónicas, como aquella totalmente blanca, del 8 de octubre de 1989, el día después de que Menem indultase a los genocidas. O aquella que marcaba “Fue una cacería”, el asesinato de Kosteki y Santillán, a contramano de la prensa hegemónica. O esa otra en la que Videla decía: "Nuestro peor momento llegó con los Kirchner". Desde entonces –y la sucesión del recorte impresiona—las tapas de Página fueron contando, en el bien y en el mal, la historia reciente del país.

“33 años de la Argentina son 33 años de luces y sombras, muchas, de unas y de otras”, confirma Nora Veiras, directora periodística del diario, y una de las que tuvo a cargo la presentación del especial, junto con Lito Vitale y Edith Hermida (ver aparte). “Cuando uno hace un recorrido por la historia del diario, aparece un punto de partida que es un mojón, y que es al mismo tiempo la bandera absolutamente distintiva de Página/12: La defensa de los derechos humanos y la reivindicación de Memoria, Verdad y Justicia”, observa. Así lo confirman quienes son las “invitadas especiales” del programa, junto con León Gieco: Nora Cortiñas, Taty Almeida, Hebe de Bonafini y Estela de Carlotto (ver aparte).

“Eramos muy jóvenes cuando empezamos con esta aventura diaria, tan jóvenes como la democracia. Las computadoras parecían un sueño de ciencia ficción, ni qué decir el desarrollo de Internet”, se rememora en el especial de TV. “Las máquinas de escribir poblaban la redacción, las fotos se revelaban en un laboratorio improvisado en un baño. Nadie había osado imaginar que algún día existirían buscadores para sanear todas las dudas. Y, menos, el impacto de la edición digital y su correlato en el océano de las redes sociales”

“Desde que el diario está en la calle asumieron nueve presidentes, sin contar los que duraron tan poquito en 2001, ni a Alfonsín, cuyo gobierno ya estaba iniciado cuando empezamos”, hace números Veiras. Y, junto al repaso de las tapas, sigue relatando la historia Argentina: Menem y el vaciamiento de Estado, las “relaciones carnales” con Estados Unidos, la consagración de la impunidad con los indultos, los ominosos atentados de la Amia y la embajada de Israel, los hechos de corrupción. “Todo eso era la contracara de la línea editorial del diario”, analiza Veiras.

Y así siguen pasando, desde el fracaso del gobierno de la Alianza con De la Rúa a la cabeza, el 2001 y la represión, el default consagrado por Rodríguez Saa en el Congreso, el asesinato de Kosteki y Santillán y el fin del gobierno de Duhalde. También la inesperada llegada a la presidencia de Néstor Kirchner, “que como él decía, arrancó con más desocupación que votos: porque había un 25% de desocupación, y él había obtenido un 22 % de los votos”, recuerda Veiras.

“Kirchner construye su legitimidad política tomando hitos que formaban parte del ADN de Página/ 12, la reivindicación de Memoria, Verdad y Justicia, la continuidad de los juicios a partir de la nulidad de las leyes de impunidad, convertir a la Esma en un espacio de memoria, descolgar los cuadros, fueron hitos en los cuales la línea editorial del diario se sintió absolutamente identificada”, sigue el repaso. “Objetivamente no eran un reclamo mayoritario de la sociedad, fueron decisiones de política de Estado, a partir de convicciones”, observa Veiras. “Acompañado, en lo político, por la decisión del desendeudamiento, el no al Alca, luego la elección de Cristina Kirchner como la primera mujer que llega a la presidencia por el voto popular… Son líneas de coincidencia con lo que el diario pregonaba desde siempre”.

Otra marca del diario aparece puesta en acto en ese proceso: la ampliación de derechos, el matrimonio igualitario, la educación sexual integral, la interrupción legal del embarazo, lo que luego tomaría forma en “la marea verde”, la lucha feminista. “Son hitos que el diario venia reivindicando desde hacía mucho: Las 12 tiene 22 años, Soy tiene 12 años, la igualdad de derechos, el respeto a la diversidad, siempre formaron parte de la línea editorial del diario, es un medio pionero en ese punto”, describe Veiras.

El repaso sigue por la aparición en el poder de Mauricio Macri, “nuevamente un endeudamiento atroz, con una fuga de capitales a la que el Banco Central acaba de ponerle cifras precisas: 85 mil millones de dólares en 4 años. Y un intento fallido, gracias a la movilización popular, de volver a clausurar el proceso de Memoria, Verdad y Justicia con aquel 2 x 1”. “Llegamos a los 33 años en un marco absolutamente inédito, de una pandemia universal que obliga al mundo a barajar y dar de nuevo, con un gobierno recién asumido, en un proceso de expectativa y reconstrucción”, plantea el presente.

Ese presente también impregna los regalos con los que el diario siempre “mimó” a los lectores, y que también repasa el especial: las colecciones de libros, de videos, los CD, las ediciones del Nunca Más ilustradas por León Ferrari… “Y llegamos a los 33 años regalando hace pocos días un objeto inesperado: ¡un tapaboca! La realidad sigue superando a la ficción”, finaliza el repaso.

En su recorrido personal dentro del diario, desde cronista a directora periodística, para Veiras las anécdotas se acumulan, siempre entre risas. “Me acuerdo de los números cero, tras el levantamiento carapintada, me mandaron al Hospital Militar, porque ahí estaba detenido Aldo Rico. Yo no tenía ni credencial, ¡si el diario ni estaba en la calle! Fui con un fotógrafo que era muy barbudo y tenía el típico chaleco verde, lleno de bolsillos. Nos recibió un coronel, nos miró y le dijo: ¡Pero vos acabás de bajar de Sierra Maestra! Por supuesto, no llegamos a Aldo Rico. Lo recuerdo como una muestra de las ganas, y si se quiere la inconciencia, con la que empezamos”.

Al frente de la dirección periodística del diario, Veiras marca sin embargo que se trata de “un equipo de conducción”, que completan Victoria Ginzberg, Hugo Soriani y Ernesto Tiffenberg, junto a todos los trabajadores y trabajadoras del diario. En los últimos años, también como parte del Grupo Octubre, del Suterh, y su multiplicidad de productos: la AM750, las FM, las publicaciones, la editorial, etc.

“En un contexto como el que se ha afianzado en la última década, el manejo de las mentiras, las fake news como materia prima del supuesto periodismo, Página no ha entrado en esa lógica, siempre ha planteado las cosas desde un lugar con una línea editorial clara, pero no ha participado de operaciones de prensa, no se ha valido de cualquier cosa para imponer o manipular la opinión pública”, se enorgullece Veiras, a la vez que destaca la transformación del diario a partir de la edición web y la difusión en redes sociales.

El diario sigue siendo un milagro cotidiano. ¡Y la Argentina por suerte te ofrece materia prima para no aburrirte! El desafío es seguir construyendo un periodismo creíble, respetando un contrato de credibilidad con los lectores. Y seguir apostando a lo que le da sentido al ejercicio del periodismo: darle al lector o lectora la posibilidad de disponer de argumentos para interpretar lo que sucede, y ver cómo aportar para mejorarlo o cambiarlo”. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ