FUTBOL. La situación financiera de Central

Con un rojo de cuatro millones de dólares

El club se lanza a un severo ajuste: recorte de sueldos de jugadores y renovación de contrato del técnico Cocca que no implica un mejor sueldo.
Adrián Raguza, tesorero de Central.Adrián Raguza, tesorero de Central.Adrián Raguza, tesorero de Central.Adrián Raguza, tesorero de Central.Adrián Raguza, tesorero de Central.
Adrián Raguza, tesorero de Central. 
Imagen: Gentileza El Ciudadano

”Central necesita recaudar cuatro millones de dólares en el próximo mercado de pases para equilibrar las finanzas”, reconoció anoche el tesorero de Central, Adrián Raguza. La situación financiera de los canayas destacó una cadena de pagos rota en la compra de pases de jugadores desde hace tres años y el club se lanza a un severo ajuste. Sin refuerzos y con más juveniles en el próximo equipo, pero además hoy la dirigencia intentará recortar el sueldo de los jugadores del plantel superior. En este contexto, Diego Cocca renovará contrato solo si acepta las condiciones del proyecto además de no tener expectativas de obtener un mejor sueldo.

El pasado martes Rosario/12 dio cuenta de los problemas financieros de Central para cumplir con sus obligaciones. La problemática económica preocupa a los directivos y por eso se decidió aplicar un severo ajuste para la próxima temporada, con la tranquilidad deportiva de que no habrá descensos. “Se tiene que respetar y cumplir la nueva política deportiva decidida para el fútbol profesional”, aseveró Ragusa, en declaraciones anoche el programa Sello de Fútbol que se emite por Cablevisión.

El tesorero se refiere a la promoción de juveniles, venta de jugadores y cerrar las contrataciones de nuevos refuerzos. Esto deberá aceptar Cocca, además de no pretender aumento de su salario. Pero lo que pesa aún son los más de 70 millones de pesos que se les debe a los jugadores del primer equipo, correspondientes a los sueldos de abril, mayo y junio. Hoy habrá una reunión por videoconferencia entre dirigentes y algunos jugadores con la intención de la directiva de obtener un recorte en el pago de los sueldos por la inactividad del fútbol profesional. No es muy probable que los futbolistas resignen ingresos, por lo cual la reunión desembocará en un cuarto intermedio o bien la directiva se resigne a negociar el pago de los tres meses de haberes una vez que regrese la actividad en el fútbol argentino.

“El ajuste afectará a todos. Si Cocca pretende más de lo que estipula su contrato actual, el club no está en condiciones de afrontarlo. Para conseguir un equilibrio financiero, no podemos asumir compromisos superiores a los actuales”, advirtió Raguza.

 “Los problemas económicos del club están dentro de lo que consideramos el flujo financiero. Hay que aclarar que estas deudas no son todas exigibles en el corto plazo. Pero lo que tiene que ver con mercado de pases, en los últimos que se dio que club viene incorporando más de lo que vende. El flujo financiero está calzado con ventas que se deberían dar en el próximo libro de pases. Obviamente que también hay que tener en cuenta que en marzo último se paró el fútbol por la pandemia y eso agregó inconvenientes en la economía club que no estaban previstos”, reconoció el tesorero de Central.

 “La deuda puede estar en 3.300.000 de dólares. Lo que puedo decir sobre el tema es que venimos charlando con varios de estos clubes acreedores para refinanciar pagos. Y con algunos ya lo conseguimos. Pero en realidad, cuando se organiza lo deportivo se hace de acuerdo a un presupuesto que pone límites sobre lo que se puede y lo que no. Si vamos a los números, en lo financiero esta deuda está calzada a próximas ventas. De lo exigible, es cierto que hay pagos vencidos, como el de los 200 mil dólares de la primera cuota de Federico Martínez a Liverpool de Uruguay. Ese pago estaba calzado en el flujo operativo del club, pero nos afectó la pandemia y no pudimos cumplir a tiempo. También hay que tener en cuenta que tenemos por cobrar dinero por mecanismo de solidaridad por la venta de Lo Celso, que ronda 1.300.000 dólares; y unos 500 mil dólares más de la venta de Leonardo Gil a Arabia Saudita". 

"Después, estamos atentos a lo que pase con el reclamo que hicimos a FIFA contra Lanús por un porcentaje de venta del pase de Diego Braghieri, que podía representar a Central un ingreso de unos 900 mil dólares. La demanda está en la última instancia, en manos de un tribunal definitivo que tiene que fallar pronto. Esperamos novedades en los próximos 30 o 60 días", precisó el tesorero de Central.

 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ