Buscan que todos los pagos se canalicen a través del sistema bancario

IFE: Anses lanzó un aplicativo para el segundo cobro del bono

Un nuevo aplicativo para consultas sobre el cobro del segundo Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) acaba de ser habilitado en el sitio web de la ANSES . El objetivo es que el cobro del beneficio sea más rápido, eficiente y seguro, y que todos los pagos se canalicen a través del sistema bancario. 

Todos los beneficiarios (incluso aquellos que ya hayan elegido como opción de pago el deposito en su Clave Bancaria Uniforme) deberán ingresar al aplicativo “Ingreso Familiar de Emergencia – Consulta de pago”. De este modo la forma de cobro se unifica a través de este sistema financiero para todos los beneficiarios de la IFE, incluidos aquellos que no tienen cuenta bancaria o quienes cuentan con CBU pero optaron por cobrar en el Correo el primer tramo del beneficio. 

Asimismo, los días de cobro serán también comunicados a cada beneficiario vía mensaje de texto y no se solicitará ningún dato personal por esa o ninguna otra vía que no sea ingresando a la web del organismo con la clave de seguridad social. 

Desde la semana pasada, el Gobierno Nacional está efectuando un nuevo pago del IFE. De acuerdo con el calendario oficial, los pagos del bono extraordinario se extenderán hasta el 22 de junio, según la finalización del número de DNI, tal como ocurrió hasta ahora. 

Si bien el IFE es recibido por 8,5 millones de personas, en un comienzo el Gobierno había estimado que los beneficiarios serían 3,6 millones. Luego de la inscripción quedó a la vista que había unos cinco millones de argentinos sin salario, jubilación, ni plan social: personas que no estaban en los cálculos oficiales.

La información recabada no permite, por lo menos por el momento, saber cuántos de los beneficiarios son desocupados y cuántos informales. En sus comienzos, el ingreso fue diseñado como una medida, como su nombre lo indica, de emergencia. Pero al cabo de estos dos meses la IFE se delinea como una ayuda que "continuará hasta que sea necesario", según aseguran desde el Gobierno.

"La página de ANSES ya se modificó. El aplicativo está dirigido a las personas que en el primer pago no eligieron el pago vía bancaria. El trámite es muy sencillo porque se les va a pedir a los beneficiarios la clave de seguridad social y la tienen todos. Si tienen CBU, fecha asignada, te da la fecha de cobro y listo. Nosotros ya lo detectamos en el sistema y tiene que tildar a qué CBU le giramos la plata. Y si no tiene CBU, se le dice cómo sacarlo de manera muy sencilla con los bancos tanto públicos como privados", dijeron a PáginaI12 fuentes de la institución que preside Fernanda Raverta.

Breve historia del IFE

El Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) es un auxilio transitorio. Un pago de $ 10.000 que se había pensado por única vez. Se habilitó para que se inscribieran trabajadores no registrados e informales, monotributistas de categorías bajas, perceptores de la Asignación Universal por Hijo (AUH), trabajadoras de casas particulares cuyo grupo familiar no tuviera otros ingresos. La norma, la inscripción y los primeros pagos se concretaron en tiempo récord. La estimación inicial del gobierno fue que habría alrededor de 3.700.000 beneficiarios en total, pero los inscriptos desbordaron arrolladoramente las previsiones.

La cantidad de beneficios concedidos también. Trepó a más de 7.800.000 personas. La magnitud de la diferencia sorprendió a funcionarios avezados. Se corroboraron otras referencias asombrosas, referidas a conformación de grupos familiares, a una masa enorme de trabajadores formales no bancarizados. Desde el vamos se aspiró a que el IFE produjera un mapa sobre el lado oculto del mundo del trabajo: los laburantes informales. Sin la precisión técnica y vastedad de un censo.

Concentrado en preguntas direccionadas, prácticas. Que permiten contar con datos certeros sobre lugar de residencia, grupo conviviente, número de celular del sector más desprotegido de la clase trabajadora. Ubicarlo, tenerlo a mano para comunicarle algo.

Claro que no todo fue un lecho de rosas: en determinado momento, el Gobierno reemplazóa Alejandro Vanoli, anterior titular de la ANSES, por Fernanda Raverta. La idea era dinamizar un área que el Gobierno considera clave para transitar la pandemia.

Entre las cosas que ya se decidieron en la gestión de Raverta está el pago de un segundo beneficio para los que recibieron el primero y, ahora, la bancarización total del sistema para agilizar el trámite de cobro. Porque, como todo parece indicar, la cuarentena va para largo.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ