Los dueños cedieron el negocio 

Armaron una cooperativa tras el quiebre de la confitería donde trabajaban 

Intervino la Justicia y el 20 de junio los nueve trabajadores recibieron la llave del local para emprender el camino cooperativo y evitar perder sus fuentes de trabajo. 

Hace un mes los ex dueños de la Confitería, Pastelería y Sandwichería San José, Silvia Sarmiento y Fernando López, les avisaron a sus nueve trabajadores que no podían seguir con el negocio. El lugar, que está en la calle España 714 y forma parte del paisaje de la ciudad de Salta desde hace 25 años, se declaraba en quiebra tras no poder atravesar la crisis económica que se profundizó con la pandemia. Intervino la Justicia y el 20 de junio sus trabajadores recibieron la llave del local y emprendieron el camino cooperativo para sostener su fuente de trabajo.

“Es un camino nuevo, pero estamos sabiendo que es nuestro”, contó a Salta/12 Luis Frías, uno de los nueve trabajadores que hoy ya se encuentra en el manejo administrativo y económico de la confitería. Y que además, no niega que el momento es efusivo y se vive “con mucha alegría", pero también con "miedo”.

La Confitería San José funciona hace más de 25 años y sus fundadores no pudieron sobrellevar las embestidas causadas, en gran medida, durante el gobierno de Mauricio Macri. Así fue que hace poco más de un mes, les dijeron a sus trabajadores que no iban a poder continuar al frente. “Muchos dicen que son los culpables porque son los dueños, pero la verdad es que son gente grande y se les complicó un montón”, relató el trabajador. A partir de esa noticia quedó claro para los empleados que “en ningún momento dejamos de lado seguir trabajando”.

El 19 de junio, el juez de Concursos, Quiebras y Sociedades, Pablo Muiños, reconoció la quiebra presentada por los dueños y accedió al pedido de los trabajadores que decidieron asumir el manejo del negocio desde el modelo cooperativo. 

Si bien aún se aguarda la respuesta definitiva por parte del juez, que esperan que sea positiva, los trabajadores recibieron la llave del local el 20 de junio. Desde ese día cuentan con la colaboración de la Escuela de Pastelería del Sindicato de Pasteleros de Salta que los aprovisionó de productos de panadería, pizzería y pastelería para el funcionamiento del local. El titular del Sindicato, Fabián Guerrero, sostuvo que esta ayuda podría extenderse por cuatro meses.

Una vez que se supo del posible cierre, los trabajadores recurrieron a la entidad gremial, que le concedió el asesoramiento legal y contable para encaminar el pedido.

“Hablamos con el juez para que se les brinde la posibilidad de continuar a través del formato de cooperativa”, contó Guerrero. El juez Muiños recibió a los nueve empleados  “y vio con buenos ojos que los trabajadores no queden en la calle”. Acto seguido se les pidió que presenten un proyecto de viabilidad sobre el estado actual de la empresa. Esto en referencia al ingreso y egreso del negocio junto a las características que los trabajadores consideraran necesarias resaltar.

Dicho plan será presentado formalmente el lunes o martes de la semana que viene “para que el juez resuelva la continuidad de una cooperativa de trabajo”, explicó Guerrero.

Para Frías, lo sucedido no escapa a “todo lo que está pasando en la Argentina”. “Con Macri se aumentó no sé cuánto por ciento las cosas, ahora está el tema de la pandemia y las decisiones de Alberto (Fernández) nos afectan”, señaló Frías al referirse a la posibilidad de que la Nación pueda mermar los impuestos a las Pymes.

Frías atribuyó el quebranto del comercio "a los gobiernos que tuvimos", porque los  dueños "hicieron lo humanamente posible” para mantenerlo. Por eso, dijo estar agradecido con Sarmiento y López por "la oportunidad de seguir laburando y tener el orgullo de seguir diciendo que soy parte de San José”. "Creo que si somos unidos y manejamos las cosas bien, podremos seguir con nuestro trabajo”, añadió.

“Nos dieron un local en mano, nos dijeron 'no damos más y no los queremos dejar sin laburo'”, contó el empleado sobre el momento en que los dueños los reunieron y le comunicaron la decisión. “Estamos al límite y la pandemia terminó de acabar la voluntad”, recordó que les dijeron ese día.

Ya con el manejo en sus manos, los trabajadores proyectan “el cierre de un año difícil”. “Con buenas expectativas, pero difícil en sí”, reiteró Frías. De acuerdo a lo que fueron analizando en el plan de funcionamiento que armaron, recién visibilizan una estabilidad laboral para los próximos siete meses.

En ese sentido, Frías dijo sentirse orgulloso de que les “tocara un buen Sindicato" porque "cuando les dijimos, Fabián nos brindó asesoramiento, nos donó los insumos y es una alegría tenerlo de nuestro lado”.

Volver a 2001

Guerrero dijo que lo que están viviendo los trabajadores de la Confitería San José lo hace volver a pensar en la crisis de 2001. “Salíamos de la convertibilidad y eso significó un estallido fuerte en cuanto a lo económico y lo social. En ese momento muchas personas a través del formato de cooperativa lograron continuar con sus fuentes de trabajo”, rememoró el sindicalista.

Consideró que lo que vivieron los dueños de San José fue "producto de la crisis económica del gobierno anterior y que este año encontró la pandemia", lo que terminó de profundizar los problemas económicos de los propietarios.  

En ese punto, destacó que el “formato de una cooperativa bien aplicada es un modelo exitoso y en situaciones de crisis suelen ser alternativas para que muchas personas se puedan sustentar”. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ