El delantero regresó al equipo rosarino luego de su paso por River Plate

Newell's recibió a Scocco de la mejor manera

Scocco con la camiseta rojinegra.Scocco con la camiseta rojinegra.Scocco con la camiseta rojinegra.Scocco con la camiseta rojinegra.Scocco con la camiseta rojinegra.
Scocco con la camiseta rojinegra. 
Imagen: NA

El delantero Ignacio Scocco se mostró "feliz" de regresar a jugar a Newell's Old Boys, en su cuarta etapa, a los 35 años, tras pasar tres temporadas en River. "Gracias...muy feliz de volver a casa", señaló Scocco en su cuenta oficial de Twitter, al colocar también el video que el club rosarino posteó para darle la bienvenida al jugador nacido profesionalmente en Parque Independencia.

El club rojinegro colocó en las redes un video con el que recibió a Scocco y señaló: "El corazón manda y @NachoScocco32ok lo sabe. Felices de que estés de nuevo en tu lugar. ¡Bienvenido al Parque!".

En uno de los videos con que el club recibió al delantero, se lo ve al propio Scocco, del cuello hacia abajo, y luego de mostrar su tatuaje con el escudo del club, agarra la camiseta número 32 y la coloca en el bolso, mira a cámara y dice: "Es hora de volver a casa", para luego aparecer la leyenda: "Pertenencia, esa palabra que lo dice todo en Newell's".

En otro video en las redes sociales se ve a un niño jugando con una pelota y la indumentaria de Newell's, y en determinado momento el balón queda cerca de la puerta del vestuario del "Coloso Marcelo Bielsa". El chico ingresa y ve a un colaborador de Newell's colocando las camisetas en los gabinetes del vestuario y comienza a recorrerlo. 

"(Alan) Aguerre, Pablo Pérez, Maxi (Rodríguez)...Nacho...vuelve Nacho?. Vuelve Nacho!!!", sale corriendo gritando el nene con la pelota bajo el brazo, para luego aparecer la leyenda: "Bienvenido a casa".

Scocco firmará en las próximas horas su contrato con Newell's por un año y medio, en el cuarto proceso que tendrá en el club donde nació futbolísticamente, y con la opción de renovar por el mismo período.


Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ