Ocurrió en el Hospital Perrando, de Resistencia

Chaco: investigan si hubo interrupción intencional del suministro de aire a pacientes

La Justicia chaqueña investiga el incidente que, según denunciaron autoridades del Hospital Perrando, ocurrió el martes por la tarde en el centro de salud, cuando se vio interrumpido, de forma repentina, el suministro de la red de aire comprimido que alimentaba a los respiradores artificiales de siete pacientes. Según el fiscal Roberto Villalba, a cargo de la investigación, en el caso de que se confirme que "alguien cerró intencionalmente la circulación del aire", el delito se enmarcaría como "tentativa de homicidio". 

"El daño de los enfermos podría haber sido de muerte", señaló a Página/12 Villalba. Sin embargo como los respiradores, por estar conectados a un gran tubo de oxígeno, tienen la capacidad de seguir funcionando, ninguno de los pacientes resultó afectado por el corte. Tras anoticiarse de lo sucedido, los directores del Hospital, Daniel Pascual y Nancy Trejo, radicaron la denuncia, que investiga la Fiscalía N° 6 de la provincia de Chaco. 

Según el fiscal, las principales pruebas de la investigación son "fundamentalmente testimoniales del personal", junto con los videos de las cámaras internas del Hospital. Los testimonios pertenecen a médicos terapistas, enfermeros, especialistas y otros trabajadores del centro de salud. "Hay muchas posibilidades en juego", advirtió Villalba y explicó que "se está trabajando intensamente, pero todavía la causa está prematura". 

"Por suerte los respiradores siguen funcionando, porque están conectados directamente a un tubo de oxígeno", explicó Ernesto Conti, kinesiólogo terapista y ex jefe del servicio de kinesiología del Hospital, y advirtió que "las llaves están en un lugar en el entretecho al que no es fácil acceder, por lo que quien haya sido tiene que conocer el Hospital". 

Si bien Conti no trabaja actualmente en el establecimiento, apenas ocurrió el corte sus colegas lo contactaron para consultarle por el impacto que el incidente pudo haber tenido sobre los respiradores y sobre los pacientes. "El hecho en sí no es grave, los cortes como este suelen suceder con frecuencia en cualquier hospital o clínica con respiradores. Lo inaceptable es que hubiera una intención detrás de esto", señaló el especialista. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ