Una recomendación del gobierno español durante la "nueva normalidad" 

Coronavirus: advierten que los cigarrillos pueden ser transmisores y aconsejan no fumar en ambientes sociales 

Imagen: NA

El Ministerio de Sanidad español advirtió nuevos riesgos asociados al acto de fumar o vapear vinculados con la transmisión del coronavirus, como la expulsión de gotitas que pueden contener carga viral y ser altamente contagiosas, la manipulación del barbijo o el contacto de los dedos con la boca tras tocar los cigarrillos. Las recomendaciones llegan en medio del desconfinamiento que atraviesa España, uno de los países europeos que levantó buena parte de sus medidas contra la enfermedad, aunque en esta “nueva normalidad” intentó adaptar a todos los ciudadanos a las normas sanitarias, tanto en el trabajo como en los comercios o en las actividades de ocio.

El ministerio tomó posición respecto al consumo de tabaco y su relación con el coronavirus a través de un documento, que indica la peligrosidad de fumar o vapear, un hábito que podría potenciar la transmisión de la covid-19 al momento de ponerse y sacarse el barbijo por “el contacto de los dedos con la boca tras tocar los cigarrillos”. Además, advirtieron sobre la expulsión de "gotitas respiratorias" que pueden contener carga viral y ser altamente contagiosas junto con el factor de relajación de la distancia social de seguridad.

El Ministerio recomendó seguir medidas especiales de higiene, como evitar fumar en ambientes comunitarios y sociales y, en caso de realizarse, que sea en espacios separados abiertos. Se deben extremar también las medidas de higiene personal de quien lo consume, con lavado de manos previo y posterior a la manipulación de los productos y utensilios empleados.

El documento se refiere de manera específica a las pipas de agua -cuya utilización compartida se encontraba prohibida durante las fases uno, dos y tres del plan de desescalada- y señala que esta recomendación está también indicada en la actualidad para evitar la transmisión del coronavirus, además de que algunas comunidades autónomas ya están desarrollando su propia normativa.

Complicaciones severas

Como factor de riesgo, Sanidad resalta que está demostrado que el consumo de tabaco, en cualquiera de sus formas, empeora el curso de las enfermedades respiratorias y, en cuanto a la relación entre fumar y la progresión del coronavirus, "la evidencia actual nos indica que fumar se asocia con su progresión negativa y con resultados adversos".

El texto recuerda que, según la OMS, "hay una creciente evidencia de que el consumo de cigarrillos electrónicos produce efectos secundarios en los pulmones, corazón y vasos sanguíneos, y ello podría aumentar el riesgo de complicaciones severas por la covid-19". 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ