El porcentaje trepó al 22,9 por ciento en el primer trimestre

Más de 700 mil pobres en la Ciudad de Buenos Aires

La crisis económica que se desató durante el gobierno de Macri empeoró la situación de casi todos los estratos en el distrito más rico del país. Sobre este escenario crítico impactó la pandemia. 
Solo en el último año, 118 mil personas se sumaron a la pobreza en CABA.Solo en el último año, 118 mil personas se sumaron a la pobreza en CABA.Solo en el último año, 118 mil personas se sumaron a la pobreza en CABA.Solo en el último año, 118 mil personas se sumaron a la pobreza en CABA.Solo en el último año, 118 mil personas se sumaron a la pobreza en CABA.
Solo en el último año, 118 mil personas se sumaron a la pobreza en CABA. 
Imagen: EFE

La pobreza en la Ciudad de Buenos Aires trepó al 22,9 por ciento en el primer trimestre, 3,8 puntos más que en el mismo período del año pasado, según informó el Indec. En valores absolutos ese porcentaje equivale a 703 mil personas. Solo en el último año 118 mil personas se sumaron a este listado en el distrito más rico del país. Por su parte, los hogares en condición de pobreza son el 17,2 por ciento, 2,3 por ciento más que un año antes. Las cifras son previas al impacto provocado por la pandemia, pues la cuarentena se implementó recién a partir del 20 de marzo.

Dentro del 22,9 por ciento en condición de pobreza, un 7,8 por ciento son indigentes, unas 240 mil personas, y el 15,1 por ciento se encuentra en situación de pobreza no indigente, 464 mil personas. Medido en hogares, del 17,2 por ciento en condiciones de pobreza, 5,7 por ciento son indigentes, 74 mil hogares, y el 11,5 por ciento son pobres, 150 mil.

Los indigentes son aquellos cuyo ingreso no alcanza para cubrir la canasta básica alimentaria, mientras que los pobres son aquellos cuyo ingreso total mensual no alcanza para cubrir la canasta básica total que mide la línea de pobreza, pero al menos les permite adquirir la canasta básica alimentaria para no caer en la indigencia.

El Informe de la Ciudad de Buenos Aires destaca que la suba de los hogares en condición de pobreza resulta particularmente del deterioro de los sectores medios que en la medición de 2019 se ubicaban en los sectores medios vulnerables y frágiles. De hecho, los hogares que están en situación vulnerable se redujeron de 9,5 a 7,9 por ciento en un año y los sectores medios frágiles cayeron de 9 a 8,5 por ciento. Esta situación se produjo por el deterioro de sus ingresos reales los arrojó a la pobreza.

Si a los hogares pobres se le suma a aquellos hogares en situación vulnerable, que representan el 7,9 por ciento de los hogares y 8,1 por ciento de las personas, el porcentaje de hogares en condición endeble llega a 25,1 por ciento de los hogares y 31 por ciento de las personas. En términos absolutos, esto involucra a 327.000 hogares y 951.000 personas.

Por otra parte, los sectores medios asociados a la “clase media” representaron cerca de la mitad de los hogares de la Ciudad de Buenos Aires (692.000 hogares y 1.507.000 personas) en el primer trimestre de 2020, también con un leve retroceso ya que hace un año representan al 53,3 por ciento.

Por último, los sectores acomodados de la Ciudad de Buenos Aires, representaron el 13,4 por ciento de los hogares y el 11,4 por ciento de las personas en el período, prácticamente sin cambios en relación al mismo trimestre del año anterior.

Cuatro años

Si se compara los datos del primer trimestre de 2020 con la foto del primer trimestre de 2016 se puede ver el impacto que provocó la política económica de Macri en la Ciudad de Buenos Aires, uno de sus principales bastiones electorales.

En el primer trimestre de 2016 las personas en condición de pobreza equivalían al 17,6 por ciento, mientras que ahora treparon al 22,9 por ciento, 5,3 puntos más. Medido en cantidad de hogares pobres el deterioro fue similar ya que treparon de 12,3 a 17,2 por ciento, 4,9 puntos porcentuales.

Ahora es cuando debería comenzar a verse las diferencias entre la política económica de Macri y la que pensaba llevar adelante el presidente Alberto Fernández. Sin embargo, el empalme no fue entre Macri y Fernández sino entre Macri y una pandemia inédita que sumergió a la economía en una de las peores crisis de su historia.

Con la inmensa mayoría de los comercios e industrias cerrados en abril y una reapertura gradual que ahora acaba de quedar abortada por el crecimiento en el número de contagios y la vuelta a la fase 1 es de esperar que en el segundo trimestre el deterioro sea generalizado. Además, ni siquiera está claro que la situación pueda revertirse en lo que queda del año ya que la ausencia de una vacuna y un remedio contra el coronavirus vuelve a las políticas de distanciamiento social como la única alternativa para hacerle frente. A su vez, será muy difícil sustraer la gestión de Fernández de esta catástrofe que afecta a la gran mayoría de los países del mundo. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ