En Santa Fe hubo también marchas en contra

Las caravanas a favor de la expropiación de Vicentin en Rosario y Reconquista

Imagen: NA

En paralelo a las convocatorias anticuarentena agitadas desde las redes sociales en Santa Fe, más de 30 organizaciones sindicales, políticas y sociales se movilizaron en caravana en Rosario en defensa de los puestos laborales de la empresa Vicentin y en apoyo a la intervención del Gobierno nacional en la compañía. El mismo día, en Reconquista, hubo otra jornada de movilización multisectorial en defensa de la expropiación de la cerealera. 

"Salimos a reclamar en contra de los empresarios que viven del Estado hace mucho tiempo, son 'planeros vip'", sostuvo el secretario general de la Federación de Aceiteros, Daniel Yofra. La jornada convocada por Aceiteros inició en la plaza San Martín, ubicada frente a la sede gubernamental de Rosario, luego se movilizaron hasta la Terminal del Puerto Rosario y finalizó en el Monumento Nacional a la Bandera en respaldo a los trabajadores de la empresa exportadora ubicada en la localidad de Avellaneda. En otras partes de la ciudad hubo marchas que reclamaban todo lo contrario: que el gobierno deje sin validez la intervención de la empresa. 

"Que se investigue el 'toco de guita' que se llevaron los dueños de Vicentin en la última etapa del macrismo, que fue acompañada por el despido de unos 50 trabajadores", exigió Marco Pozzi, representante de Aceiteros. "Es fundamental que se asegure la continuidad laboral de todos los trabajadores de Vicentin y acompañar la intervención, que permitiría al Estado tener una empresa testigo para fijar los precios de la canasta básica de alimentos", agregó el dirigente. 

Por su parte, Yofra destacó la imputación contra el ex titular del Banco Nación, Javier González Fraga,  por los préstamos millonarios que le otorgó al Grupo Vincentín sobre el final del gobierno de Mauricio Macri y cuando la empresa ya mostraba incapacidad de pago. "Me parece muy buen paso, creo que necesitamos herramientas contundentes y claras para una sociedad que reclama justicia permanentemente", dijo Yofra en declaraciones a AM 990.

"Que se haya dado este paso para los que estamos a favor de la intervención es una herramienta más a lo que nosotros estamos seguros que es el camino a tomar; ojalá sepamos de una vez por todas qué pasó con el crédito a Vicentin, la estafa que le hizo al Estado y que los culpables caigan como corresponde", agregó.

La caravana en Reconquista

Después de la movilización en Rosario por la mañana, en Reconquista, casi sin cobertura mediática, se produjo por la tarde una caravana de cuarenta cuadras de motos, autos, bicicletas en defensa de los puestos de trabajo, de la intervención estatal y la expropiación de Vicentin.

“Somos la caravana del pueblo, de los trabajadores, de aquellos que creemos que es necesario un estado presente, que el Banco Nación debe estar al servicio de la producción y el trabajo, no como Cambiemos que dilapidó la cartera crediticia del banco Nación para que estos muchachos de guantes blancos puedan rifar ese préstamo y fugarlo”, decía desde la cabecera de la movilización por Reconquista el profesor de historia Pablo Rolón, integrante de Norte Amplio por los Derechos Humanos y secretario de derechos humanos de la delegación de Amsafé.

Unos 300 autos acompañaron la caravana, y también hubo vecinos de los barrios que salieron a brindar apoyo a la manifestación. “Salvo dos o tres que salieron a putearnos, fue muy bueno”, fue el balance de uno de los participantes.

La Multisectorial por la Soberanía Nacional y el Trabajo de Reconquista –y su ciudad lindera, Avellaneda-- está formada por distintos sindicatos e instituciones, y motorizada por el Sindicato de Aceiteros y Desmotadores de la zona. Aldo Sotelo, del Sindicato de Municipales y también de la Multisectorial, recordó que la caravana también se hacía en apoyo a los reclamos de les trabajadores de la Algodonera Avellaneda, que llevan una larga lucha por mejoras salariales y condiciones de trabajo. “Marchamos porque estamos a favor de la intervención del estado en Vicentin, porque queremos que el estado salve a una empresa argentina, formando parte de ella, y que controle la evasión millonaria que se produce en la exportación de granos”.

Al ritmo de un chamamé, la arenga siguió: “Esta marcha no es de los poderosos no es de los ricos que quieren impunidad y no quieren devolver lo que han estafado al Banco Nación”, seguía la arenga que levantó el fervor no sólo de quienes marcharon sino también de una población que demostró ayer que no se siente parte del directorio de la empresa, sino de les trabajadores que defienden sus fuentes de trabajo. “Hubo mucho pueblo”, se emocionó uno de los organizadores.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ