Tras el reclamo del macrismo para una videollamada exclusiva  

Alberto Fernández y la oposición a "agenda abierta”  

El Presidente evitó polemizar con Juntos por el Cambio, luego de su exigencia de una conversación sin el resto de los bloques opositores. "Como es otro poder, no me quiero complicar. Si ellos están de acuerdo en que sea así, está bien", explicó en una entrevista radial.
Imagen: NA

El presidente Alberto Fernández aseguró esta tarde que el encuentro que mantendrá por videoconferencia con la oposición será "a agenda abierta". El mandatario había convocado originalmente a una reunión a todos los bloques de la Cámara de Diputados, pero desde Juntos por el Cambio se quejaron y reclamaron una reunión exclusiva , sin otros opositores.

"No se qué querrán hablar, pero es agenda abierta. Me pidieron una reunión primero con los representantes del bloque, dije que sí. Después me dijeron la idea de hacerlo por separado", sostuvo el mandatario durante la entrevista con FM La Patriada.

Finalmente, Fernández hará la videollamada con un grupo de diez diputados y senadores macristas a las 17 horas. Luego el Presidente conversará con el resto de los bloques. "Como es otro poder, no me quiero complicar. Si ellos están de acuerdo en que sea así, está bien", señaló Fernández, en referencia a las reuniones desdobladas.

"El camino del odio no conduce a ningún lado"

El madatario pidió nuevamente "terminar con este tiempo de odio" porque el odio "paraliza" y sólo "tira para atrás". "Creo en el disenso y en la diversidad de todo tipo, pero no crean que la diversidad es posible si no nos respetamos", expresó.

"Ahora quieren volver con esa retórica (de la demonización), con esa lógica, y no se dan cuenta de lo que pasó en el medio", subrayó el jefe de Estado. "Lo que yo quiero es que tomemos la cosas con otra sensatez. El camino del odio no conduce a ningún lado, el odio nos paraliza, solo estás mirando para atrás, y estás mirando en el pasado el problema del presente", remarcó.

El Estado "debilitado" por el macrismo

Alberto Fernández afirmó que en el gobierno de Mauricio Macri "hicieron todo lo necesario para que el Estado se debilite", por lo que "hay millones de argentinos que quedan al margen".

"El Estado se debilitó de un modo impresionante porque hicieron todo lo necesario para que el Estado se debilite. Evidentemente ellos creyeron, con una percepción ideológica, que el Estado es un problema. Ellos piensan que el mercado todo lo resuelve, y no es verdad. Eso ya no lo cree nadie, lo creen muy pocos o lo necesitan para mantener su negocio y sus privilegios", enfatizó.

La reforma judicial

El jefe de Estado también expresó durante la entrevista radial que el gobierno aspira a que se haga un "amplio debate" sobre cómo se accede a que intervenga en un caso la Corte Suprema de la Nación.

"Hay que revisar cuándo la Corte debe intervenir, no sólo cómo funciona y la cantidad de miembros, sino también cómo se accede a la Corte, que se llega sólo por un recurso extraordinario reglamentado por una ley de hace muchísimos años", reflexionó.

Y agregó:  "Tenemos que hacer de una vez por todas una Justicia que funcione bien. Lo que los argentinos necesitamos es un sistema judicial digno, que no estén los juicios bajo sospecha, que uno no vea de modo tan pueril cómo los fallos cambian siguiendo el viento político".

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ