Este lunes será escrachado por la Asamblea de Ciudadanos Argentinos en Francia (ACAF) 

Mauricio Macri en París: una visita en estado de desgracia

El expresidente será repudiado en la Explanada de los Derechos Humanos ubicada en Trocadero, frente a la Torre Eiffel. El rechazo a su presencia es por el desplazamiento a Francia en un momento nacional y mundial de extrema precariedad.
El ex jefe de Estado estuvo de paseo por el barrio latino y cenó en uno de los lugares más célebres del mundo, Les Deux Magots.El ex jefe de Estado estuvo de paseo por el barrio latino y cenó en uno de los lugares más célebres del mundo, Les Deux Magots.El ex jefe de Estado estuvo de paseo por el barrio latino y cenó en uno de los lugares más célebres del mundo, Les Deux Magots.El ex jefe de Estado estuvo de paseo por el barrio latino y cenó en uno de los lugares más célebres del mundo, Les Deux Magots.El ex jefe de Estado estuvo de paseo por el barrio latino y cenó en uno de los lugares más célebres del mundo, Les Deux Magots.
El ex jefe de Estado estuvo de paseo por el barrio latino y cenó en uno de los lugares más célebres del mundo, Les Deux Magots. 

Desde París

Una visita en estado de desgracia, con algunos misterios residenciales y un destino final, Suiza y la FIFA, cuyo presidente, Gianni Infantino, tiene a la justicia en la puerta de su despacho. Mauricio Macri aterrizó en Francia y va rumbo a Suiza para asumir su cargo como presidente de la Fundación FIFA, donde lo designó Gianni Infantino, hoy imputado por la justicia Suiza (abuso de autoridad, violación del secreto profesional y trabas a la acción penal). Además de la controversia que el viaje a Francia del expresidente Mauricio Macri generó en la Argentina y cuyo desenlace fue incrementando la polémica, al ex mandatario le espera este tres de agosto un coro de bienvenida. La Asamblea de Ciudadanos Argentinos en Francia (ACAF) organiza este lunes en la Explanada de los Derechos Humanas ubicada en Trocadero, frente a la Torre Eiffel, un acto de repudio contra el desplazamiento de Mauricio Macri a Francia en un momento nacional y mundial de extrema precariedad. Permanecerá en el territorio francés los 14 días de cuarentena que la Confederación Helvética impone a todos los viajeros que aterrizan en Europa. En el caso específico de Francia, Mauricio Macri no debió cumplir con las dos semanas de cuarentena porque la Argentina no integra la lista de 16 países a cuyos ciudadanos sí se les impone dicha medida.

Luego del fin del confinamiento, las medidas restrictivas se fueron levantando poco a poco. No obstante, tras el amague con una segunda ola de infecciones, el Gobierno apretó un poco las cuerdas y hoy el uso de las máscaras es obligatorio en todos los espacios públicos cerrados. No se ingresa a una panadería ni a un centro comercial sin máscaras protectoras. El arribo a Francia está condicionado por dos obligaciones: que exista una razón y que el viajero haya realizado el examen con hisopados (se hizo en la Argentina), con el cual se prueba que las personas no están contagiadas con covid-19. Se sabe que el ex mandatario estuvo de paseo por el barrio latino y cenó en uno de los lugares más célebres del mundo, Les Deux Magots. Hoy es un templo del turismo mundial pero su celebridad se la debe a la cantidad y la calidad de escritores que se sentaron en sus mesas o escribieron sus obras allí. Hay, no obstante, dos misterios. ¿Dónde está el presidente y hacia dónde irá ?. Sobre el hotel en que supuestamente reside se trenzó una controversia por el lugar que se citó. Se trata del Hotel La Reserve, uno de los palacios más caros de París. La Asamblea de Ciudadanos Argentinos en Francia (ACAF), la cual realiza el escrache de este lunes en el Trocadero y lo considera “persona no grata”, denunció en un comunicado que “Su ostentación de lujo desde el hotel « La Reserve », contrasta con la grave situación económica que sufre el pueblo argentino producto de las nefastas consecuencias sociales y económicas y del endeudamiento sin precedente en que dejó al país su gobierno entre 2015 y 2019 y de los estragos de la pandemia”. Por lo pronto, en La Reserve lo dan como huésped desconocido al mismo tiempo que varias filtraciones aseguran que se mudó de allí a la casa de unos amigos ubicada en el barrio Latino. Voceros del presidente negaron que se haya mudado, así como que ya habría salido a cumplir con el resto de los días a la Costa Azul (Niza). Se evoca una “salida próxima” hacia la costa mediterránea. Los gatos son misteriosos y a Macri lo contagiaron los gatitos. El desplazamiento no sólo generó roces retóricos en el seno de Cambiemos, sino que, además, lo que queda del viaje no es nada luminoso. 

Su interlocutor en Suiza no es otro que su amigo Gianni Infantino, el presidente de la Federación Internacional de Fútbol a quien también lo siguen de cerca los jueces. Mauricio Macri tiene causas e investigaciones judiciales pendientes en la Argentina y, desde el pasado 31 de julio, el míster FIFA también. La fiscalía suiza abrió un proceso penal contra Infantino en torno a un caso que lleva la marca de fábrica de este nido hediendo de la corrupción del fútbol mundial. La fiscalía lo acusa de haber mantenido reuniones secretas con Michael Lauber, el responsable de la oficina del Fiscal Federal (procurador). En 2016, Infantino tuvo dos encuentros con Lauber y otro más en 2017. En ese momento el procurador suizo estaba llevando a cabo una mastodóntica investigación en torno a la corrupción dentro de la FIFA con ramificaciones en el mundo entero. El procurador especial suizo, Stefan Keller, estimó que en esos encuentros había “indicaciones de una conducta criminal”. En lo más terrestre y concreto, a Infantino y a Lauber se les apunta por la estrategia que habrían pactado para borrar las pruebas sobre la corrupción en la FIFA. Se trata, objetivamente, de todo el sospechoso entramado de votos comprados y comisiones pagadas para que Rusia y Qatar fueran elegidas como sedes de los mundiales de fútbol de 2018 y 2022. El caso es de tal gravedad que, a finales de mayo, el Comité Judicial del Parlamento inició un proceso de destitución contra Michael Lauber (renunció el 24 de julio).A ese santo lugar se dirige Mauricio Macri luego de su estadía en Francia. Pero también hay otro misterio pendiente: no se sabe si, cuando llegue a Zúrich, su interlocutor, Gianni Infantino, no habrá corrido ya la misma suerte que su predecesor, Joseph Blatter, es decir, el alejamiento del cargo (2016). En un momento se especuló en París con que Infantino podría renunciar a la FIFA al menos durante el tiempo que dure la investigación penal recién abierta en su contra. Sin embargo, en un tardío comunicado de la FIFA el organismo afirma que Infantino “continuará ejerciendo plenamente sus funciones y responsabilidades”

Gianni Infantino nombró en persona a Mauricio Macri para dirigir la Fundación FIFA. “Mauricio es el perfecto elegido para liderar este proyecto”, dijo Infantino cuando eligió a su amigo. En un momento tan inestable para su “amigo” PáginaI12 buscó corroborar que los dos hombres se encontrarían en Suiza, pero la FIFA se mostró imprecisa y molesta. Tal vez, los últimos acontecimientos hayan complicado la agenda de la FIFA. A su presidente lo imputó la justicia suiza y al ex presidente Mauricio Macri lo indaga la argentina. Ya se sabe que Suiza es un paraíso para los perseguidos y la plata, venga de donde vengan ambos.

[email protected]

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ