El proyecto tiene media sanción de la Cámara de Senadores

La ley de ART está cada vez más complicada

Entre diputados del oficialismo crece el rechazo. Ya se pronunciaron Rubeo, Bruera y De Ponti. Se sumó Bravo, de La Cámpora.
Para la diputada de La Cámpora Paola Bravo "es una ley macrista".Para la diputada de La Cámpora Paola Bravo "es una ley macrista".Para la diputada de La Cámpora Paola Bravo "es una ley macrista".Para la diputada de La Cámpora Paola Bravo "es una ley macrista".Para la diputada de La Cámpora Paola Bravo "es una ley macrista".
Para la diputada de La Cámpora Paola Bravo "es una ley macrista". 

Pese al esfuerzo y empeño que le pone el gobierno provincial, la adhesión a la ley nacional de Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (ART) no sale del embrollo. Ninguna de las cuatro diputadas integrantes de la Comisión de Asuntos Laborales consultadas por Rosario/12 dijo que acompañará el proyecto que tuvo media sanción del Senado. Particularmente, la peronista Paola Bravo sumó su rechazo a la iniciativa de la Casa Gris y la calificó de “ley macrista”. En tanto, la socialista María Laura Corgniali estimó que se le harán modificaciones a lo aprobado en la Cámara alta. Finalmente, la radical Silvana Di Stéfano y la celeste Betina Florito aseguraron que no tienen posición tomada. La comisión debería emitir un dictamen a fines de agosto para que el proyecta pase a Asuntos Constitucionales.

El ministro de Trabajo Roberto Sukerman se cargó al hombro el proyecto. A la reunión que dos semanas atrás convocaron gremios que denuestan el proyecto, el Ejecutivo le respondió con una gacetilla del encuentro que el funcionario rosarino mantuvo con sindicatos que defienden la adhesión. Sobre el cierre de la semana pasada, Sukerman viajó hasta Sunchales para visitar la comisión médica de la Superintendencia de ART. “Muchas de las causas que se tramitan en los juzgaos laborales de Rosario son causas de ART que podrían solucionarse en una instancia previa, administrativa, como la que generan las comisiones médicas”, expresó el ex concejal, quien dijo ser “muy respetuoso de las voces críticas”, pero “muchas veces tienen que ver más con el propio sistema de las ART que con el proyecto de adhesión”.

Pese al interés cada vez más enfático del Ejecutivo, el bloque de Diputados del PJ no se encuentra homogéneo en este caso y no defiende el proyecto. El diputado Luis Rubeo y la diputada Matilde Bruera tuvieron históricamente una posición contraria, mientras que Lucila De Ponti votó en contra en el Congreso cuando se convirtió en ley nacional, bajo la presidencia de Mauricio Macri.

Ahora se sumó la abogada laboralista Bravo. Integrante de La Cámpora, la legisladora se declaró “totalmente en contra de la ley, por más que sea un proyecto del oficialismo”. “Es una iniciativa que ya existe, la diferencia es que es opcional, si comisión médica o vas a la justicia. Ahora si se hace obligatorio, como pretende la ley, el trabajador no va a tener accesibilidad a la justicia”, ahondó Bravo. La diputada admitió que el bloque peronista no trató el tema en su conjunto, aunque dijo no sorprenderse por el interés mayúsculo del Ejecutivo. “Es una ley macrista, no sé para qué vamos para ese lado, pero estamos en democracia y cada uno se puede expresar”. A la vez, en el repaso de los y las once integrantes de la comisión, Bravo dijo que “hay más votos por la negativa”.

La socialista Corgniali confió que no tiene una definición personal, pero no vislumbra una aprobación tal como el proyecto llegó del Senado. “Así como vino, lo veo no favorable”, explicó. La legisladora reveló que la agenda de reuniones de la comisión con gremios y agrupaciones terminará en la segunda mitad de agosto y que, luego, se emitirá un dictamen. “Me interesa escuchar a todas las partes”, señaló, aunque destacó: “Algunos artículos atentan contra los derechos de los trabajadores”.

Di Stéfano, en tanto, dijo que se está “enriqueciendo mucho” de todas las opiniones recabadas en la comisión y aclaró que no tiene posición tomada. Aspiró a conseguir el “mejor dictamen posible”, aunque admitió que hacia dentro del bloque del Frente Progresista hay “diferentes posiciones internas”. Finalmente, la oriunda de Roldán posó el ojo en el bloque justicialista. “Me llama atención que no hay diputados oficialistas que estén motorizando el proyecto”, pegó.

 

Florito, por su parte, observó las “muchas diferencias” que existen en el mundo gremial, pero en ese marco “comprende los planteos de los dos lados”. Agregó que ve con “preocupación” el debate porque se “apura el tratamiento”. En ese marco, consideró que la adhesión “se merece todo su tiempo”. Integrante del bloque “Somos Vida”, confió que “está complicado” arribar a un dictamen favorable dentro de la comisión, ya que hay “muchas diferencias”. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ