Consejo de Hans Humes, de Greylock, uno de los fondos acreedores 

“Este es un buen momento para invertir en la Argentina”

Humes planteó que la negociación del Ministerio de Economía con los bonistas internacionales fue buena. Dijo que Martín Guzmán conoce mucho del tema de reestructuración y mencionó que de entrada ofreció una definición clara de lo que buscaba la Argentina. Culpó a los grandes fondos por la demora para cerrar un acuerdo. 
Hans Humes participó en una charla virtula junto al economista de la consultora PxQ Emmanuel Álvarez Agis y el periodista Ernesto Tenembaum.Hans Humes participó en una charla virtula junto al economista de la consultora PxQ Emmanuel Álvarez Agis y el periodista Ernesto Tenembaum.Hans Humes participó en una charla virtula junto al economista de la consultora PxQ Emmanuel Álvarez Agis y el periodista Ernesto Tenembaum.Hans Humes participó en una charla virtula junto al economista de la consultora PxQ Emmanuel Álvarez Agis y el periodista Ernesto Tenembaum.Hans Humes participó en una charla virtula junto al economista de la consultora PxQ Emmanuel Álvarez Agis y el periodista Ernesto Tenembaum.
Hans Humes participó en una charla virtula junto al economista de la consultora PxQ Emmanuel Álvarez Agis y el periodista Ernesto Tenembaum. 

“Este es un buen momento para invertir en la Argentina”. Así lo dijo Hans Humes, director del fondo Greylock, uno de los acreedores que negociaron la reestructuración de la deuda con el país en los últimos meses. Lo dijo en un seminario virtual en el que participó además el economista de la consultora PxQ Emmanuel Alvarez Agis y el periodista Ernesto Tenembaum.

Humes planteó que la negociación del Ministerio de Economía con los bonistas internacionales fue buena. Dijo que Martín Guzmán conoce mucho del tema de reestructuración y mencionó que de entrada ofreció una definición clara de lo que buscaba la Argentina.

“Parte de lo que demoró el acuerdo fue que hubo tres grupos de acreedores. Algo que no es normal. Por lo general los fondos grandes no se meten en las discusiones y en esta oportunidad participaron con gente nueva que hizo más lento el proceso”, dijo Humes.

El inversor agregó que “prepandemia los inversores querían un 65 por ciento de valor de recupero. Con el estallido de la crisis sanitaria empezaron a pensar que 55 por ciento era correcto. Y las cosas terminaron cerca de esa cifra”. La presentación virtual fue coordinada por la agencia de bolsa Allaria Ledesma y moderada por Juan Francisco Politi.

Fondo Monetario

Agis planteó que “la negociación con el Fondo Monetario de entrada estaba claro que sería más compleja que la de los bonistas. Por el tema de las condicionalidades que suele poner el organismo”. Pero el economista planteó que la Argentina en este punto corre con una ventaja. “El Fondo pidió tipo de cambio flexible y ajuste fiscal hace menos de un año y nos fue muy mal. Es por ello que ahora no puede volver a pedir lo mismo”.

Mencionó además que “las autoridades argentinas también van a tener que tener flexibilidad con el FMI. En 2005 se fue muy agresivo con los bonistas. Ahora no hubo esa agresividad. Se aprendió como tratar a los acreedores”.

Agregó que “el problema de 2018 no fue necesariamente el Fondo sino las propias autoridades argentinas que no quisieron controles de cambio. El país tiene que aprender de esta experiencia respecto a que ponerse a la derecha del FMI no es buena idea. Pero tampoco es buena idea pelearse y no pagarle nunca más”

Tanto Humes como Agis plantearon que la negociación con el Fondo Monetarios Internacional puede ser más lenta por el carácter burocrático del organismo. “Hay que tener en un cuenta que con los acreedores privados se puede organizar en 15 minutos una llamada por zoom y lograr un acuerdo. Tienen flexibilidad. En cambio con el Fondo hay burocracia. Va a ser una discusión más larga”, planteó Agis.

Por su parte el inversor de Greylock aseguró que dentro del FMI conviven distintas lecturas sobre la economía argentina. Aseguró que el acuerdo no será necesariamente simple pero que se logrará alcanzar porque a ambas partes les conviene solucionar el problema.

“En el Fondo hay gente que no tuvo buena experiencia con la Argentina. Yo hablé con técnicos que me dijeron que el país ni 12 meses consiguió respetar las obligaciones acordadas con el organismos”, mencionó Humes.

Indicó sin embargo que “la nueva directora del organismo y algunas economistas de diferentes departamentos del organismo, que son nuevos, buscan y empujan negociar de otra forma con la Argentina. Muy diferente con lo que se hizo en el pasado. El FMI reconoce que hay problemas muy graves en la Argentina y en el mundo y sabe que se necesitar reordenar la deuda del país con el organismo. Al final de todo habrá un acuerdo”.

Riesgos

Sobre los riesgos para la economía argentina para el próximo año, Humes aseguró que “si ocurre una crisis global el país no podrá quedar al margen de los problemas”. Planteó que la principal vulnerabilidad se vincula con la posibilidad de nuevos shocks externos.

De todas formas dijo que se considera optimista sobre la evolución del país. Aseguró que con el correr de los meses el precio de los bonos irá subiendo y bajará el riesgo país. “Invertir ahora en Argentina es una oportunidades. Las condiciones son mejores”, afirmó.

Agis por su parte aseguró que uno de los temas importantes que le generan optimismo es que los próximos años se despejaron a partir de la reestructuración de los compromisos de deuda. No obstante dijo que el principal factor de riesgo es que la Argentina en otras oportunidades no pudo aprovecharlo. 

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ