Nación insistió en que las clases solo se reanudarán cuando la situación sanitaria lo permita

Trotta ofreció computadoras para los estudiantes porteños que perdieron el vínculo con su escuela

"Seguiremos dialogando en la construcción del regreso a las aulas en la Ciudad, como lo estamos haciendo en todo el país en el marco del Consejo Federal de Educación, para estar listos cuando la situación epidemiológica lo permita", señaló el ministro de Educación, Nicolás Trotta. 
"Todavía no hubo una definición sobre el protocolo de espacios digitales", confiaron fuentes del gobierno de la Ciudad."Todavía no hubo una definición sobre el protocolo de espacios digitales", confiaron fuentes del gobierno de la Ciudad."Todavía no hubo una definición sobre el protocolo de espacios digitales", confiaron fuentes del gobierno de la Ciudad."Todavía no hubo una definición sobre el protocolo de espacios digitales", confiaron fuentes del gobierno de la Ciudad."Todavía no hubo una definición sobre el protocolo de espacios digitales", confiaron fuentes del gobierno de la Ciudad.
"Todavía no hubo una definición sobre el protocolo de espacios digitales", confiaron fuentes del gobierno de la Ciudad. 
Imagen: NA

“La idea es que la escuela vaya a los alumnos, por eso presentamos esta propuesta al Gobierno de la Ciudad”, dijo el ministro de Educación, Nicolás Trotta, quien tras un encuentro con su par de CABA, Soledad Acuña, anunció que el Estado nacional repartirá 6500 computadoras con conectividad para los chicos y chicas de la Capital Federal que no tienen esos recursos y que por eso perdieron el vínculo con sus escuelas desde que se suspendieron las clases presenciales. Mientras sigue postergando el acceso a computadoras e internet para estudiantes de sectores desfavorecidos, el gobierno porteño insiste en que esos alumnos vuelvan a las escuelas y participen en gabinetes de computación, una iniciativa que gremios docentes y gran parte de la comunidad educativa rechazan, al denunciar que se trata de "convertir a la escuela en un ciber". Si bien el último protocolo que presentó la ministra Acuña aún está siendo evaluado por el Consejo Federal de Educación --la primera propuesta fue vetada especialmente por los riesgos sanitarios en plena pandemia--, se estima que el principal motivo por el cuál fue elaborado --la falta de conexión de 6500 alumnos-- estaría resuelto con las medidas que anunció Trotta. El ministro adelantó que la semana que viene se reunirá con Acuña, el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, y su par de la Ciudad, Fernan Quirós, para analizar la situación.

Desde el Ministerio de Educación porteño informaron a este diario que con el encuentro de este jueves --que se extendió por más de una hora y media en el Palacio Sarmiento-- "se buscó bajar el tono de la discusión sobre la vuelta progresiva a la presencialidad". Sin hacer referencia a la solución que traerá la entrega de las 6500 computadoras por parte de Nación, desde Ciudad informaron que "Acuña pidió que en base a evidencias, con datos concretos sobre la evolución de la pandemia y la recomendación de los especialistas, se evalúen las posibilidades de próximas aperturas", indicaron.

También aseguraron que identificaron "a más de 2500 chicos que las escuelas manifestaron que perdieron contacto y solo un 31 por ciento explicó que el alejamiento fue por falta de dispositivos. A ellos se les entregó --o está en trámite-- una computadora. El resto manifestó no poder realizar las tareas, falta de información, motivos institucionales, entre otros". Con esos argumentos, dejaron la puerta abierta para seguir insistiendo con el regreso a las aulas.

“Rechazamos el protocolo que propone Ciudad porque los niños no son una jeringa descartable o algo que se pueda poner a hervir para desinfectar, son sujetos de derecho", resaltó el secretario general de UTE-Ctera, Eduardo López. Luego agregó que el protocolo de la Ciudad ya fue rechazado por la comunidad educativa porque "es tristísimo imaginar a un alumno que vuelva a una escuela vacía, que una persona que no conoce lo siente en una computadora y cuando pregunte por sus compañeritos le digan: ‘a ellos sus papás sí les compraron una computadora, vos sentate acá dos horas y mirá a los demás que están en sus casas por Zoom’. Consideramos que eso es una pedagogía de la crueldad. Por más que ese ciber para pobres tenga un protocolo aprobado, no queremos las escuelas para eso”, aseguró.

Con respecto a la entrega de computadoras que hará Nación a los niños más vulnerables, el dirigente docente afirmó: “Conseguimos lo que queríamos, porque en este contexto tan peligroso el chico no tiene que ir a la escuela, la escuela tiene que ir al chico. El Estado va a ir con un dispositivo y conectividad para que todos puedan prender la computadora y conectarse con la escuela. De ese modo va a volver a ser un alumno en igualdad de condiciones”.

Según indicó Trotta, a las 6500 computadoras y tablets que se entregarán se les asegurará la conectividad a internet por cuatro meses, con carga mensual para consumo de datos mediante una gestión que Educación realizó en conjunto con el Ente Nacional de Comunicaciones. En diálogo con PáginaI12, el vicepresidente de Enacom, Gustavo López, explicó que “la mayor conectividad por parte de estas familias se da a través de datos de la telefonía celular más que por red fija de fibra óptica, entonces la única manera de darle conectividad es vía celular y usando los datos en la computadora”. Por eso, indicó, “vamos a pagar, de aquí a fin de año, un importe fijo a la línea del celular de algún miembro de la familia para que esa persona pase los datos a la computadora del chico. De esa forma no tendrán que gastar los datos del celular de los padres o tutores. Vamos a darles los datos suficientes como para que puedan tener conectividad suficiente y terminar el ciclo lectivo sin ningún gasto”.

Gustavo López detalló que esta acción forma parte de la “continuidad de una misma política”, en relación al DNU que declaró servicio público a la telefonía celular y fija, internet y la televisión paga. “Cuando esta gestión asumió en Enacom establecimos que la comunicación era un derecho humano básico y la conectividad, un servicio esencial para la construcción de ciudadanía. Con la pandemia esto quedó confirmado y el DNU del Presidente lo ratificó. Llevar conectividad es un servicio esencial y no solo lo proclamamos, también lo concretamos en acciones como ésta”, concluyó.

Computadoras solidarias

A la entrega de computadoras que realizará el Estado Nacional a los chicos más vulnerables de la Capital Federal, se le sumarán cientos de computadoras que están juntando distintas agrupaciones y sectores de la sociedad civil de forma solidaria. Una de ellas fue la campaña #ContagiáConectividad de la Garganta Poderosa y otra de la Multisectorial por la Educación Pública. La Multisectorial está compuesta por cooperadoras escolares, centros de estudiantes, organizaciones sociales, docentes y vecinos de los barrios populares. Desde ese espacio lanzaron una colecta para la donación de computadoras, tablets y celulares.

Según explicó Walter Larrea, docente y miembro del colectivo, “el lunes pasado la Multisectorial se juntó con Trotta por Zoom, le expresamos que no estaban las condiciones sanitarias para la vuelta a clases y que la solución que había para esos 6500 chicos, que según Acuña estaban perdidos, era darles conectividad y computadoras". En ese sentido, la Multisectorial comenzó a realizar un gran relevamiento, comuna por comuna, de los chicos que más necesitan un dispositivo. Con ese criterio, lo que hacen es ir casa por casa de las personas que se comunican para donar un equipo, y luego se las llevan a los alumnos que las precisan (los interesados en colaborar pueden escribir a [email protected] o llamar al 115-832-3796).

Informe: Melisa Molina.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ