El subsidio quedó condicionado a la aplicación del sistema SUBE

El transporte calienta motores

Nación anunció el envío de fondos que destraba el paro de choferes. Esperan que se haga real esta semana. Son $226 millones mensuales para toda la provincia.
Desde que arrancó la pandemia la ciudad esperaba fondos.Desde que arrancó la pandemia la ciudad esperaba fondos.Desde que arrancó la pandemia la ciudad esperaba fondos.Desde que arrancó la pandemia la ciudad esperaba fondos.Desde que arrancó la pandemia la ciudad esperaba fondos.
Desde que arrancó la pandemia la ciudad esperaba fondos. 
Imagen: Andres Macera

La señal tan esperada para reactivar el transporte de colectivos llegó ayer. El Ministerio de Transporte de la Nación publicó en el Boletín Oficial la resolución nº 196/20 con la que el gobierno se compromete a girar a las provincias el dinero del Fondo Compensador Covid, que representa el subsidio indispensable para sostener el transporte urbano e interurbano en el interior. Solo que esta vez la señal del gobierno vino con una condición que deberá aceptar todo gobernador e intendente que no quiera perder estos recursos: toda provincia y municipio debe adherir a la paulatina implementación del sistema SUBE, que ya rige en Ciudad de Buenos Aires y el AMBA.

Pero la resolución no implica que los fondos ya estén en las arcas provinciales. Ahora resta que el Banco Nación distribuya los 6.500 millones de pesos comprometidos en este tramo inicial entre todos los actores del sistema, y de allí cada provincia lo repartirá hacia dentro. En el caso de Santa Fe, son 226 millones de pesos mensuales a distribuir entre 46 empresas. De esa torta, 105 millones mensuales corresponden al Transporte Urbano de Pasajeros de Rosario (TUP). 

De acuerdo con la resolución, en lo inmediato habrá una transferencia de $6500 millones para compensar el déficit de los sistemas de transporte en las provincias que adhieran a la norma. Y cada una transferirá los fondos a las empresas prestadoras. Más adelante el aporte completará los $10.500 millones totales.

El Fondo ahora constituido deberá solventar el transporte hasta octubre al menos. Se trata de la fuente creada en enero pasado por el gobierno nacional, y reconfigurada en junio, ya en el marco de la emergencia sanitaria por la pandemia.

Sergio Copello, titular de la UTA Rosario, valoró la noticia de la resolución nacional pero asumió que hasta que los choferes no cobren sus haberes, el paro de colectivos no se levantará. Ayer dijo que tras la publicación de la norma, espera que este jueves esté el dinero depositado. 

Son 2700 trabajadores, entre los del TUP y los del transporte interurbano, quienes esperan por lo adeudado: 50% de la primera cuota del aguinaldo (una cuarta parte del total), 50% del sueldo de julio, todo el sueldo de agosto y dos cuotas del bono de 4000 pesos por decreto presidencial para trabajadores esenciales.

Como condición, la cartera de Transporte impone que cada provincia informe antes del domingo 20 las bajas de empresas, líneas y frecuencias del transporte, altas y bajas de personal, nuevos permisos de explotación, y toda otra alteración en la prestación del servicio desde diciembre 2018 hasta hoy.

Pero el requisito más relevante de la resolución de la cartera que dirige el ministro Mario Meoni impone: "Los Estados provinciales y municipales deberán suscribir conjuntamente con las empresas de transporte bajo sus jurisdicciones, un compromiso de adhesión e implementación del Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE).

Por otra parte, el aporte nacional de este fondo obliga a provincias y municipios a "no modificar los cuadros tarifarios que estaban vigentes al momento de la firma" del convenio. Y define de aquí en más cómo continuará el gobierno nacional otorgando cupos de gasoil a precio diferencial para el sector. "Se determinará una compensación por parque y personal a abonar a las empresas de transporte suburbano que percibían cupo gasoil a precio diferencial hasta el año 2018. Para acceder a dicha compensación, las jurisdicciones deberán haber cumplido con anterioridad a diciembre de 2018 los recaudos para la recategorización de los servicios.

Una fuente de gobierno consideró anoche que la extensión del sistema SUBE al resto del país es inexorable. "No será para ponerlo en marcha mañana, pero sí el gobierno quiere que se asuma el compromiso de implementarlo entre las provincias que adhieran. No está mal, hay que unificarlo, no pueden convivir diez sistemas distintos en el país", dijo. Uno de ellos es el de la tarjeta MOVI, que opera en Rosario y que en el municipio ya analizan hace tiempo cómo articular con el SUBE.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ