Operación drag

Para ver en Instagram: Barroco Furioso del colectivo Opera periférica

Opera Periférica, el colectivo de alquimistas que funden música clásica con arte drag y logran sacarle oro y otros metales queer, presenta su nuevo proyecto: Barroco Furioso. En su cuenta de Instagram está sucediendo ahora mismo, sólo hay que visitar la cuenta. 
MabelMabelMabelMabelMabel
Mabel 
Imagen: Alejandro Held

La obra ya comenzó. “Queremos que sea una caja de resonancia de los conflictos estéticos y sociales actuales, en especial en tiempos de Covid-19”, lee el texto curatorial. Desde ese pasaje del manifiesto se va descifrando el posicionamiento político y artístico de la nueva intervención del colectivo Ópera Periférica. El proyecto se llama Barroco Furioso, y está ocurriendo ahora mismo.

Desde el 2015 Ópera Periférica acciona a partir de su concepto fundante: la ópera como artefacto multidisciplinario. La fórmula: propiciar el diálogo entre artistas, territorio y comunidades. Ya lo hicieron el año pasado con su proyecto Neobarrosas: batalla de lipsync entre artistas drags que reapropiaron y significaron al repertorio musical, compuesto por arias barrocas.

El proyecto Barroco Furioso podría ser entendido como el segundo capítulo. Dirigido por Pablo Foladori y Gerardo Cardozo, consiste en un un encuentro explosivo entre artistas de diversas procedencias que hacen mutar el archivo barroco. Irene Gelfman, curadora del proyecto, reconoce que tenían “interés en empezar a juntar sectores dentro de la escena artística que tienen muchas aristas de contacto pero que no encontrábamos espacios donde pudieran trabajar de manera conjunta y colaborativa”.

Barroco Furioso tiene como una de sus decisiones políticas, la de amplificar los ámbitos de acción de las artistas drags, revalorizar su trabajo, de visibilizar el sector. El proceso fue el siguiente: músicxs y cantantes de óperas, dispersos alrededor de las geografías planetarias, grabaron archivos en bruto de música barroca durante sus confinamientos. Estas obras quedaron a disposición de artistas drags, contemporáneos y sonoros para que cobren otra significación. Es decir, para que hagan de ellas lo que ellxs quieran. Se organizaron en parejas. Así, la performer Mabel armó dupla creativa con la artista visual Maruki Nowacki; Nube con el artista Matías de la Guerra; Orkgotik con El Pelele; Claudia Phuego con Franco Basualdo y Vedette con Ely DD.

Para Vedette, cantante y artista drag no binarie, lo importante es “que estamos, se me hace poderoso que se nos pueda ver en acción en un contexto distinto al boliche de noche”. A Mabel, alumna de la escuela mostra, le parece relevante el rol que Barroco Furioso le da a les artistas drags, de “sacarles de la situación de personajes secundarios porque el artista drag es quien dirige y elige la dirección de esta performance. La pone en un rol central. Tiene que ver con repensar y reorganizar los lugares de artistas que muchas veces fueron callades a lo largo de la historia”. Para Maruki, su cómplice en la propuesta escénica: “Barroco Furioso se puede entender como una afirmación muy fuerte de lo que somos”.

Como a todo el mundo, la pandemia reconfiguró el proyecto que se adaptó a una fórmula virtual, de la performance a la video performance. Pero el viraje lxs potenció. Así, artistas confinadxs ante la misma causa en Europa, por ejemplo, empezaron a generar archivo desde allá. “Estamos trabajando con la idea de archivos. Y cómo esos archivos pueden poner en diálogo a distintas comunidades: es un archivo intercomunitario. Y también es un archivo que, al ramificarse, produce y regenera archivos. Es decir, va produciendo un macro archivo que acompaña también el momento de confinación y de pandemia en el que estamos”, define Pablo Foladori. El proceso de creación está en marcha, el archivo sonoro está listo. Las parejas de artistas drags y artistas contemporáneos tienen la posta: es su momento de intervención a partir de lo ya creado, de dirección y también de cosmovisión.

Para Barroco Furioso, por la concepción de archivo y de proceso que adopta, el work in progress es parte constitutiva de la obra. Por eso, habilitaron al público la posibilidad de acompañar el proceso de creación de cada pareja. Para su curadora, darle la entidad artística al proceso de creación del objeto, resaltar el work in progress, le da al objeto final otra identidad.

Se puede seguir el work in progress de Barroco Furioso en el Instagram de Ópera Periférica (@operaperiferica).

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ