Nace una saga

"Enola Holmes", el estreno de Netflix con la hermana empoderada de Sherlock

La película dirigida por Harry Bradbeer, comienzo de una casi segura saga de largo aliento, está puesta estrictamente al servicio del lucimiento de Millie Bobbie Brown, la actriz de Stranger Things.


5 - Enola Holmes
(Estados Unidos/2020)
Dirección: Harry Bradbeer
Guion: Jack Thornes, sobre la novela de Nancy Springer
Duración: 123 minutos
Intérpretes: Millie Bobby Brown, Henry Cavill, Helena Bonham Carter, Sam Claflin, Burn Gorman y Fiona Shaw.
Estreno en Netflix


Netflix continúa elevando a Millie Bobbie Brown al pedestal de heroína indiscutida de la generación Z, en este caso con una película diagramada hasta la última imagen para su lucimiento. Conocida por su rol de Eleven en la serie Stranger Things, la joven y carismática actriz británica tiene una presencia constante a lo largo de las dos horas de Enola Holmes, la primera entrega de la que todo indica será una saga de largo aliento centrada en las vivencias de la hermana menor del muy famoso detective Sherlock. ¿Que Sir Arthur Conan Doyle nunca le imaginó una hermana al hombre de la pipa? Es cierto. Quien sí lo hizo fue la escritora estadounidense Nancy Springer en las seis novelas juveniles de la serie The Enola Holmes Mysteries, publicada durante la segunda mitad de la década pasada. En una apuesta argumental segura y acorde a estos tiempos, la película dirigida por Harry Bradbeer describe una parábola por la cual ella deja atrás la pasividad para convertirse en una mujer firme y dueña de sus decisiones.

Hay dos cuestiones estilísticas particularmente molestas en Enola Holmes. Una es el abuso de los flashback ante el temor de que los espectadores desprevenidos se pierdan algún detalle. La otra es la rotura de la cuarta pared para hablarle directamente a la cámara, una decisión que intenta darle una pátina de modernidad a un relato anclado a fines del siglo XIX. En la primera de mil veces que la rompe, Enola cuenta que tiene unos veinte años menos que Sherlock y que prácticamente no conoció a su padre, fallecido poco después de su nacimiento. Desde entonces, y una vez que el mayor emigró a Londres para convertirse en un reputado detective, fue criada por mamá Eudoria (Helena Bonham Carter) de una manera poco convencional. Tanto es así que llegó a los 16 años con una notable inteligencia y facilidad para lucubrar mecanismos lógicos detrás de cualquier situación, un conocimiento más que útil cuando Eudoria, de buenas a primeras, desaparezca de la Tierra.

No hay tristeza ni culpa en ella. Por el contrario, sigue como si nada, aunque ahora bajo los cuidados de sus hermanos mayores Sherlock (Henry Cavill) y Mycroft (Sam Claflin), quienes planean enviarla a un internado. Pero desde ya que las cosas no serán como los hombres quieren, dado que Enola prefiere seguir las supuestas pistas que su madre distribuyó por toda la casa para dar con su paradero, iniciando así un periplo menos volcado al suspenso que a la aventura entendida como sucesión de escenas en las que “pasan cosas”. Y mientras más cosas pasen, mejor. Es así que la aparición de cada personaje abre una nueva subtrama. Que no todas se resuelvan habla menos de la impericia de los guionistas que de la apuesta por una secuela que llegará siempre y cuando los algoritmos acompañen. Un Conde huyendo de su destino familiar es el interés romántico de rigor, al tiempo que la búsqueda opera como un para nada velado llamado al empoderamiento, graficado en las innumerables frases altisonantes sobre el tema dichas por Bobbie Brown….mirando a cámara. 


Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ