El Presidente criticó la modalidad del último banderazo opositor

Definiciones políticas de Alberto Fernández en el coloquio de IDEA: "Tenemos que recuperar la convivencia democrática      "

El primer mandatario habló de coronarivus, criticó la gestión de Mauricio Macri, habló de cómo manejaban la justicia el expresidente y de la que él desea y aseguró que el mayor "flagelo" que padece la Argentina es la intolerancia.
El presidente Alberto Fernández aprovechó la  apertura del coloquio de IDEA para enviar un mensaje de fuerte tono político en el que repasó distintos temas de coyuntura El presidente Alberto Fernández aprovechó la  apertura del coloquio de IDEA para enviar un mensaje de fuerte tono político en el que repasó distintos temas de coyuntura El presidente Alberto Fernández aprovechó la  apertura del coloquio de IDEA para enviar un mensaje de fuerte tono político en el que repasó distintos temas de coyuntura El presidente Alberto Fernández aprovechó la  apertura del coloquio de IDEA para enviar un mensaje de fuerte tono político en el que repasó distintos temas de coyuntura El presidente Alberto Fernández aprovechó la  apertura del coloquio de IDEA para enviar un mensaje de fuerte tono político en el que repasó distintos temas de coyuntura 
El presidente Alberto Fernández aprovechó la apertura del coloquio de IDEA para enviar un mensaje de fuerte tono político en el que repasó distintos temas de coyuntura  

No habló sólo de economía. El presidente Alberto Fernández aprovechó la  apertura del coloquio de IDEA para enviar un mensaje de fuerte tono político en el que repasó distintos temas de coyuntura como la pandemia, la justicia; la herencia del macrismo y la última movilización opositora.

El coronavirus

Fernández aseguró que "muchos empresarios se involucraron solidariamente" para colaborar en la lucha contra la pandemia, por ejemplo fabricando alcohol en gel y barbijos. "Yo pienso que el tiempo que se viene nos obliga a pensar de otro modo porque la pandemia dejó al descubierto que el capitalismo especulativo puede derrumbarse con una facilidad increíble", dijo. Y agregó: "El virus ha contaminado a todo el mundo. Parece que con su andar se vuelve más agresivo. Ahí tienen a Europa que está soportando una segunda ola del virus. El virus es un ser imperceptible a los ojos del ser humano, pero que ha tenido la capacidad de llevarse millones de vidas y muchísimas empresas que han dejado sin trabajo a cientos de miles de personas. El virus ha dejado en evidencia también la insuficiencia del  ser humano para encontrar respuestas al problema porque llevamos meses lidiando con este problema y no tenemos la vacuna. Hemos vuelto a las prácticas más elementales de la medicina: quedate en tu casa, lavate las manos, mantené dos metros de distancia con el otro. Es un mundo que en términos sociales está obligado a distanciarse del otro. Es la oportunidad de ser más solidarios. Este virus no elige a sus víctimas: ataca a todos por igual", siguió.

El macrismo 

"La Argentina es un país que cuando llegó el virus estaba muy enfermo. Cuando nosotros llegamos al Gobierno, la Argentina estaba por 36 puntos de pobreza, con muy pocas reservas. Llegamos a una Argentina recesiva. Nosotros llegamos con toda nuestra fuerza a terminar con la pobreza y a los tres meses de haber llegado apareció el primer caso del coronavirus y tuvimos que reconstruir un sistema de salud que había quedado virtualmente desmantelado. La cuarentena sirvió para eso. Tan ausente estaba el sistema de salud que dejaban vencer las vacunas. Teníamos un gobierno en la provincia de Buenos Aires que hacía gala de no querer abrir hospitales. Tuvimos que hacernos cargo hasta de conseguir barbijos". "El IFE dejó al descubierto de que 9 millones de Argentinos estaban en la informalidad. Ése fue el país que recibimos".

La justicia

"Queremos que la Argentina recupere una justicia que se ha perdido", dijo. "Yo me pregunto qué pensarían ustedes si las vacantes que hoy existen en la justicia yo las cubro con cambiando a jueces amigos míos, sacándolos de un juzgado y pasándolos a otro. ¿Ustedes creen que ésa es una mejor justicia? Bueno, eso es lo que se hizo con el silencio cómplice de muchos. Eso está mal. Y si yo quisiera ser un sinvergüenza que aprovecha ese antecedente para aprovechar que la justicia entre comillas "se organice" con esas lógicas, entonces solamente me hubiera quedado callado y hubiera aprovechado los precedentes de los que me antecedieron en el cargo. Pero yo no creo en eso", dijo. Y linkeó esa afirmación con la seguridad jurídica que reclaman los empresarios. “La seguridad jurídica que ustedes reclaman exige tener jueces y probos, dar concurso de oposición, de antecedentes y pasar por el Senado”, dijo, en referencia al caso de los camaristas Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli, cuyos nombramientos como camaristas había sido hecha por decreto de Mauricio Macri a  dedo, contramano de lo que establece la Constitución.

Las movilizaciones

"Tenemos que recuperar la convivencia democrática y el mayor flagelo que padece la Argentina es la intolerancia y la descalificación del otro por no pensar como yoLo que hemos visto en estos días, de marchas y marchas, a la casa de Lorenzetti, de la vicepresidenta y a la mía propia...esa Argentina no va más. Necesitamos a los trabajadores y a los empresarios y a los trabajadores en la misma vereda y trabajamos juntos. Recuperar nuestra convivencia es central. Estos son los modos que hundieron a la Argentina en el peor de los mundos. He venido con la idea de terminar con todo eso y voy a dejar todo de mí para dejar atrás todo eso", finalizó.




Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ