En ella viajaban a Salta siete concejales

Encuentran más de 20 kilos de hojas de coca en una trafic oficial de Orán

Se trasladaban a la ciudad de Salta para mantener reuniones con funcionarios provinciales. El suceso generó un revuelo político que derivó en una denuncia por amenazas. 

Efectivos de la División investigaciones Complejas Narcocriminal de la Policía Federal secuestraron ayer por la mañana una cantidad aún no determinada, pero superior a los 22 kilos, de hojas de coca en un vehículo perteneciente a la Municipalidad de Orán que trasladaba a la ciudad de Salta a siete concejales y la secretaria de Prensa del Concejo Deliberante. El incidente reaviva el debate sobre la contradicción existente en el país, donde es legal del consumo de hojas de coca, pero se prohíbe su comercialización. 

El operativo se realizó a la salida de aquella localidad del norte provincial, sobre la ruta nacional 50, y si bien en un principio los ocupantes de la trafic dijeron que eran unos 50 kilos de hojas de coca, la Policía de la provincia declaró en su parte oficial 22 kilos y 600 gramos.

El grupo de concejales que iniciaba el viaje a la ciudad de Salta para cumplir con algunas reuniones con miembros del Ejecutivo provincial encabezado por su presidente, Lucas Tévez, se trasladaba en una camioneta Ford Transit perteneciente a la Cooperadora Asistencial oranense.

El mismo Tévez le dijo a Salta/12 que partieron a las 6 de la mañana, como ya estaba previsto, los siete concejales del sector que responde al intendente Pablo González acompañados por su secretaria de Prensa, ya que habían desistido de hacerlo los tres representantes del Frente de Todos por considerar que no era necesario viajar en plena pandemia.

El presidente del Cuerpo explicó que habían programado varias reuniones con miembros del Ejecutivo provincial en el Centro Cívico Grand Bourg y también un encuentro con autoridades del ENACOM. Pero a la salida de la ciudad de Orán, fueron detenidos en un puesto de control de la Policía Federal para realizar un control, y allí se dieron con que en la parte trasera del vehículo se estaban transportando dos bolsas de consorcio con “50 kilos de hoja de coca”.

El mismo concejal descartó que la mercadería haya sido aportada por alguno de los miembros del Concejo Deliberante, “ya pedimos como prueba las imágenes de las cámaras que están frente al edificio del Concejo para que se vea que no llegamos ni subimos con nada”, y aseguró que esas bolsas ya estaban cuando ellos subieron al vehículo.

En el mismo sentido, indicó que esa trafic viaja a Salta todos los días trasladando personas con problemas de salud para recibir atención en los hospitales capitalinos, “ese día lo pedimos porque no había ningún viaje programado”, aclaró.

Con respecto a quién pudo haber sido el responsable de cargar esa mercadería, Tévez apuntó al chofer del transporte, quien, dijo, integraría una banda junto a la coordinadora de la Cooperadora, “los estaban siguiendo, la policía y la Justicia Federal ya tenían alguna información y al parecer esperaban encontrarse con algo más que hojas”.

Ese vehículo viaja todos los días para Salta, por lo que es evidente que algo más pasaba, solo que justo esta vez, que viajábamos nosotros, lo detuvieron”, ratificó y añadió que muchos medios locales ya publicaron videos y fotografías que implicarían a la encargada de la Cooperadora Asistencial municipal, como quien ofrece hojas de coca a través de las redes sociales.

De todas maneras, aclaró que a él no le consta fehacientemente lo que se dice y que “eso correrá vía la investigación judicial”, pero subrayó que ya pidió públicamente que las dos personas apuntadas (el chofer y la coordinadora) pongan sus renuncias a disposición del intendente.

Ninguno de los nueve integrantes del vehículo en cuestión fue detenido, aunque la Fiscalía Federal de Orán ya dispuso que el conductor del rodado incurrió en una infracción al Código Aduanero.

Legalización

Desde principios de año vienen dando vuelta en la Legislatura salteña y en el Congreso Nacional algunos proyectos que buscan legalizar y regular la comercialización de la hoja de coca en estado natural. De hecho, los senadores conformaron una comisión especial encargada de estudiar su viabilidad.

Esto, según sus autores, entre los que se encuentra el senador por San Carlos, Roberto Vásquez, iría contra el negocio del tráfico ilegal, podría generarle ingresos a la Provincia a través de Rentas y hasta se mejoraría el control de calidad y bajaría los precios.

“Lo concreto es que hoy es ilegal, nos guste a o no, y que lo estaba transportando un vehículo oficial”, respondió tajantemente el presidente del Concejo Deliberante de Orán, Lucas Tévez, quien pidió que quede bien en claro que repudia “enérgicamente” lo sucedido.

Este tipo de actividad es muy común en una provincia que tiene como hábito cultural ancestral mascar hojas de coca, y a pesar de que el producto se puede encontrar en casi cualquier negocio en Salta y en otras provincias del NOA, sigue prohibida su importación (la planta de coca se cultiva en Bolivia), comercialización y transporte.

Ayer se conoció otro decomiso realizado esta vez por Gendarmería, en donde un sargento de esa misma fuerza, que había ido de refuerzo para la custodia en la frontera internacional, pretendía volver a con 40 kilos de hojas, valuados en $200.000.

Escándalo político en Orán

Los tres concejales del Frente de Todos que habían decidido no ser parte de la comitiva que viajaba a Salta, por considerar que era un riesgo ante la pandemia y que utilizar el transporte oficial le quitaba la posibilidad de usar ese medio a personas que sí lo necesitaban por temas de salud, emitieron un comunicado repudiando los hechos ocurridos. La crítica generó el enojo de uno de los ediles oficialistas, y todo terminó en un escándalo en el seno del Concejo Deliberante.

La concejala Verónica Hilario dijo a Salta/12 que mientras se encontraba trabajando en su despacho, su par Miguel Burgos, del bloque oficialista, irrumpió a los gritos y con amenazas a ella y su compañero de bancada Jorge Ferreyra.

Según Hilario, Burgos los increpó por el contenido del comunicado y los acusó de haber montado todo el operativo policial en su contra. “Primero lo acusó a mi compañero Jorge, y después entró a mi oficina a insultarme y decirme que esto no va a quedar así, que mañana en el recinto ya vamos a ver”.

La edil aseguró haberse sentido amenazada y que corría riesgo su integridad física, por lo que junto a Ferreyra radicaron una denuncia contra Burgos en la Fiscalía Penal N°1 “por amenazas”. “Pedimos consigna policial porque este concejal es muy violento y ya tiene antecedentes en su gestión anterior”, contó Hilario.

Tévez, compañero de bancada de Burgos, reconoció los hechos y confirmó que fue él quien lo separó y lo apartó del lugar.

Por último, la concejala del Frente de Todos explicó que habían desistido de viajar a Salta debido a que “en esta situación de pandemia no es necesario, todo se puede hacer de otra manera”, y que rechazaron utilizar el transporte oficial porque “lo necesita mucha gente que tiene turno en los hospitales y sin embargo se lo niegan, pero a los concejales se lo dieron”.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ