La ministra de Seguridad contó los diálogos que mantuvo con el vicejefe de Gobierno porteño

Sabina Frederic: “Le pedí a Santilli que dejara de reprimir"

Imagen: Adrián Pérez

La ministra de Seguridad, Sabina Frederic, aseguró que en el gobierno nacional “no hay arrepentimientos” de haber realizado el velatorio de Diego Maradona en Casa de Gobierno y responsabilizó de la represión y los desmanes en los alrededores de la 9 de Julio al gobierno porteño.

“Le pedí (al vicejefe de gobierno porteño, Diego) Santilli que dejara de reprimir, que contuviera pero no reprimiera. La segunda vez él me dijo: ‘Les estamos cubriendo las espaldas, si no reprimimos van a ir a Plaza de Mayo’. Yo le dije ‘dejá que vengan’”, fue el diálogo que, según la funcionaria, ocurrió en momentos en que la Policía de la Ciudad se desató contra las personas que hacían fila para despedir al astro del fútbol, alrededor de las 14 de ayer.

Frederic afirmó que la represión sobre Avenida de Mayo y 9 de Julio fue decidida por la administración del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta en momentos en que aún no se había decidido el nuevo horario de postergación del velatorio.

“Nosotros estábamos evaluando qué hacer, pero ellos aparentemente se adelantaron” y enviaron a la policía para “avisarle a la gente que la visita terminaba a las 16” y que por lo tanto los del final de la cola no iban a llegar a despedir a Maradona.

“Yo no puedo darle órdenes a Diego Santilli, él controla su policía”

“Tomaron una decisión inconsulta y ocurrió lo que ocurrió”, cuestionó la titular de la cartera de Seguridad durante una entrevista por radio Futurock, en la que dejó claro que “es falso que la Policía Federal le diera la orden a ellos (la Policía de la Ciudad) de reprimir”. “Yo no puedo darle órdenes a Diego Santilli, él controla su policía”, puntualizó.

Santilli, en cambio, salió a defender la represión. Dijo que la fuerza que está a su mando "interrumpió la violencia" y se preguntó “qué hubiera pasado si nos hubiéramos retirado de 9 de julio y Avenida de Mayo”.

Además, para despegarse de lo ocurrido aseguró que en la organización se “había dispuesto un comando organizado que lideraba las fuerzas nacionales y, luego, distintos anillos de seguridad".

Frederic indicó que eso fue así pero que “las jurisdicciones estaban divididas: Casa Militar solo da seguridad al interior de Casa de Gobierno, la Policía Federal y Gendarmería en el perímetro y la Ciudad es responsable de todo lo demás”, es decir de lo que sucedió en el lugar donde ocurrió la represión. “Nosotros no podemos ejercer la seguridad sobre una jurisdicción que no es competencia nuestra”, aclaró.

La situación en la Casa Rosada

El resultado de las advertencias de la Policía porteña a quienes aún hacían fila y la posterior represión fue que “hubo un desbande de la gente que, huyendo de la represión, hizo más presión sobre Plaza de Mayo” y todo derivó en el ingreso deliberado de personas en Casa de Gobierno, afirmó Frederic.

“Yo estaba adentro y el Presidente (Alberto Fernández) inclusive salió y trató de calmar a la gente”, contó. Entonces se decidió cerrar las rejas y las fuerzas federales resguardaron la seguridad interior y perimetral de la sede gubernamental.

Lo que ocurrió allí adentro fue que "un grupo de personas, creyendo que no iba a poder verlo (a Maradona) quedó adentro” y “uno de los grupos quedó cantando enfervorizadamente y sin circular” en el Patio de las Palmeras.

Esto duró “15 o 20 minutos”, tiempo después de los cuales “el personal los retiró”, narró la funcionaria. “Nada de lo que hicimos ejercimos la violencia. En cada fase de control se fue usando la palabra y eso lleva más tiempo”, explicó.

"La Policía de la Ciudad tiene una mecánica de trabajo que hemos visto todos los años"

En este sentido, cuestionó el accionar de la Policía de la Ciudad, varios de cuyos agentes fueron filmados disparando balas de goma a mansalva, deteniendo de manera violenta y amenazando con personal de civil a trabajadores de prensa.

"La Policía de la Ciudad tiene una mecánica de trabajo que hemos visto todos los años. Y la modalidad de personas sin uniforme que luego se ponen la chaqueta y empiezan a cazar gente, es una modalidad que no consideramos válida ni que responde a lo que debe garantizar un estado de derecho; y mucho menos si h acen amanazas", añadió.

Sin arrepentimientos por realizar el velatorio

A la hora de hacer una evaluación de lo ocurrido durante el velatorio y cuando este debió ser suspendido tras los desmanes adentro y afuera de la Casa Rosada, Frederic remarcó: “No hay arrepentimientos”.

Contó que “hubo evaluaciones posteriores” y aclaró que la decisión del Presidente de velar allí a Maradona se tomó “con el respeto por la familia y del lugar que Maradona tiene en la Argentina”. “La decisión siguió siendo evaluada como acertada”, insistió.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ