Stade Francais comunicó que hablará con el jugador por sus tuits racistas

Matera, el ex capitán Puma, también tendrá que dar explicaciones en su club

Matera en acción en el Stade.Matera en acción en el Stade.Matera en acción en el Stade.Matera en acción en el Stade.Matera en acción en el Stade.
Matera en acción en el Stade. 
Imagen: Prensa Stade Francais

El tercera línea Pablo Matera, quien dejó de ser capitán de Los Pumas y fue suspendido por la UAR por sus dichos discriminatorios y xenófobos publicados hace unos años en una red social, será citado para hablar sobre el tema por la directiva del Stade Francais, el club francés en el que juega, según informó este martes la institución francesa en un comunicado.

El club parisino informó: "A su regreso de su seleccionado (con el que disputa el Tres Naciones en Australia), Matera, quien ya se ha disculpado públicamente, será citado por la dirección del club. Tras las revelaciones de algunos medios, las publicaciones realizadas en 2012 por nuestro jugador Matera en la red social Twitter, Stade Francais desea marcar su total oposición con estos inaceptables comentarios y observaciones".

En tanto, el equipo rosa, donde también juega el tucumano Nicolás Sánchez, agregó: "Queremos recordar que, desde su llegada al club en diciembre de 2019, nuestro jugador siempre ha sido irreprochable en su actitud hacia sus compañeros y adversarios, tanto dentro como fuera del terreno de juego".


La UAR suspendió a Matera, junto al segunda línea Guido Petti y el centro Santiago Socino, por dichos discriminatorios y xenófobos, y una vez que Los Pumas regresen a la Argentina (aunque muchos de los jugadores se irán directamente desde Australia a Europa), se determinará qué sanción recibirán, tras un proceso disciplinario que encarará la entidad.

Los Pumas jugarán el sábado próximo, desde las 5.45 de nuestro país, ante Australia en la última fecha del torneo Tres Naciones, tras vencer (25-15) y perder ante Nueva Zelanda (0-38), y empatar 15-15 ante Australia.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ