CFK reclamó que los funcionarios decidan sin miedos

Alberto Fernández y Cristina Kirchner en La Plata: "El Frente de Todos sigue unido como siempre"

Alberto Fernández respondió a las críticas opositoras y destacó las coincidencias dentro del oficialismo. La vicepresidenta resaltó que el Lawfare es "para disciplinar a los políticos" y reclamó que los miembros del gabinete y los legisladores que no se animen a gestionar "vayan a buscar otro laburo". 
Alberto Fernández y Cristina Kirchner en La Plata: "El Frente de Todos sigue unido como siempre".Alberto Fernández y Cristina Kirchner en La Plata: "El Frente de Todos sigue unido como siempre".Alberto Fernández y Cristina Kirchner en La Plata: "El Frente de Todos sigue unido como siempre".Alberto Fernández y Cristina Kirchner en La Plata: "El Frente de Todos sigue unido como siempre".Alberto Fernández y Cristina Kirchner en La Plata: "El Frente de Todos sigue unido como siempre".
Alberto Fernández y Cristina Kirchner en La Plata: "El Frente de Todos sigue unido como siempre". 

El presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, se mostraron junto en un acto en La Plata que organizó el gobernador Axel Kicillof y compartieron el escenario también con Máximo Kirchner, Sergio Massa y Verónica Magario. Fue una muestra de unidad donde estuvieron los puntales del Frente de Todos, que defendieron lo realizado y fijaron las líneas de las transformaciones necesarias para el año que empieza. En ese contexto, CFK resaltó que "el Lawfare también busca meter miedo a los funcionarios actuales a la hora de decidir" y pidió que "los ministros, ministras o legisladores que tengan miedo de firmar que vayan a buscar otro laburo". Por su lado, el Presidente fue el encargado de destacar que a pesar de los terribles desafíos de la pandemia y el desastre dejado por Macri el oficialismo sigue firmemente unido

El discurso de Alberto

Fernández fue el encargado de cerrar el acto realizado en el Estadio Único de La Plata, renombrado como Diego Armando Maradona como informó Kicillof desde la tribuna. Allí remarcó el Presidente que "un año después (de asumir el gobierno) podemos suscribir las palabras de lo que cada uno de los otros dijo (en referencia a los discursos que lo antecedieron). Es el milagro de la unidad y no debemos olvidarlo. Estar separados le permitió a unos pícaros llegar al gobierno, y lo imperdonable fue que esos pícaros le hicieron mucho daño a la gente".

El primer tramo del discurso presidencial fue un repaso de la gestión para hacer frente a la pandemia de coronavirus y señaló que el Gobierno trabajó contra reloj y poniendo todos sus esfuerzos para lograr que "ningún argentino se quedara sin atención médica". Destacó la puesta en marcha de "hospitales modulares", los respiradores que se compraron en Córdoba y sobre todo, destacó, terminar y poner en marcha los hospitales que había construido el gobierno de CFK y que la gestión macrista dejó sin terminar "para que el pueblo no se atendiera en un hospital que había hecho Cristina".

En cuanto a la vacunación, remarcó el trabajo que realiza el Gobierno para que todos los argentinos y argentinas reciban la vacuna y dijo que si bien el acuerdo más avanzado es con Rusia por la Sputnik V, se está en conversaciones con otros laboratorios. En ese marco, criticó al titular de la UCR, Alfredo Cornejo, por deslizar dudas sobre las negociaciones con Pfizer.

"Hoy escuché decir a alguien que pudo haber corrupción. Corrupción fue dejar vencer miles de vacunas en los depósitos y no lo escuché al presidente de la UCR decir nada. Presidente Cornejo, venga que le rindo cuentas las veces que usted quiera, porque nosotros no le robamos a la gente", fustigó Fernández.


En cuanto a lo que se avanzó aún en contexto de pandemia, el jefe de Estado dijo que "en medio de la crisis, fuimos cumpliendo promesas y compromisos", entre las que mencionó las de defender los ingresos de los jubilados, ampliar los derechos de las mujeres y mantener las redes de solidaridad con los más vulnerables.

En ese contexto y mirando a la vicepresidenta, afirmó: "El 10 de diciembre del año pasado, mientras mirábamos la Plaza de Mayo, Cristina me dijo 'no le preste atención a lo que escriben los diarios, mire a los ojos del pueblo y háblele a su corazón. Hice eso. Fue el mejor consejo", aseguró para luego señalar que "tener a nuestro pueblo solidario nos salvó".

La palabra de Cristina

Antes del Presidente, habló CFK quien habilitó el debate sobre cómo debería ser el sistema de salud argentino en la pospandemia y volvió a cuestionar la falta de actividad y decisión de algunos ministros.

La vicepresidenta no dudó en enviarle un mensaje –esta vez en vivo y en directo- al Gabinete nacional. "El lawfare es también para disciplinar a los políticos y que no hagan lo que tengan que hacer”, sentenció la exmandataria y agregó: “Todos aquellos que tengan miedo, o que no se animan, por favor, hay otras ocupaciones además de ser ministro o ministra o legisladores. Vayan a buscar otro laburo, pero necesitamos gente que los sillones que ocupan sean para defender a los argentinos".

Antes, CFK habló de la "pandemia macrista" y la relacionó con la situación del sistema de salud que dejó expuestas todas sus falencias en el inicio de la crisis desatada por el coronavirus. En ese marco, consideró que uno de los "desafíos" para el año próximo será "rediseñar desde el compromiso con toda la sociedad todo el sistema sanitario".

Con la mirada puesta en el 2021, CFK señaló que "el otro desafío será la economía", y agregó: "Sergio (Massa) dijo que el año que viene habrá un crecimiento económico. Pero yo no quiero que el crecimiento de 2021 se lo queden tres o cuatro vivos nada más. Y para esto hay que alinear salarios y jubilaciones, precios -sobre todo de los alimentos- y tarifas”. En el mismo sentido, la Vicepresidenta enfatizó: “no estoy hablando de algo que no se pueda hacer, porque lo hicimos los doces años y medio que nos tocó gobernar”.

En esa misma línea CFK sentenció: “Es necesario que pongamos mucho esfuerzo el año que viene para que los precios de los alimentos, los salarios y las tarifas vuelvan a alienarse en un círculo virtuoso que permita aumentar la demanda y la actividad económica. Esto es vital. Yo sé que cuesta y que hay muchos intereses”.

Los anuncios de Kicillof

El gobernador bonaerense fue el dueño de casa en el acto y durante su discurso anunció un refuerzo para los comedores escolares durante diciembre, un plan para reparar escuelas y agradeció al Presidente el haber devueltos a la provincia puntos de coparticipación al tiempo que le pidió a la oposición que "ayude a vacunar en paz al pueblo argentino y deje de operar en los medios".

“Terminamos un año muy complicado. El objetivo es que todas las familias bonaerenses terminen este fin de año con comida en su mesa y por eso duplicamos la ayuda destinada los comedores escolares”.

Recordó que durante este año se triplicó la inversión en esa área que asiste a 1.722.000 chicos y anunció que “pese a que en enero y febrero baja la asistencia a los comedores el nivel de inversión se va mantener”.

Kicillof anunció también que habrá una ampliación de la AUH a unos 300 mil bonaerenses y que además se distribuirán más de un millón de cajas navideñas para los sectores más vulnerables porque les preocupa "la mesa de los bonaerenses”. Anunció además que “después de un abandono de cuatro años en la infraestructura de escuelas, además de la inversión de 3000 millones de este año vamos a sumar otros 11 mil para empezar las clases con los edificios en condiciones”.

“Nos ocupamos de la educación en homenaje a los maestros tan golpeados y perseguidos y hoy puestos en el lugar que merecen”, consignó.

El gobernador anunció también que en el marco de la regularización de los barrios cerrados los desarrolladores de Presidente Perón cederán 60 hectáreas en la localidad de Guernica en la que se generarán un total de 1500 lotes.

Máximo

A su turno, el jefe del bloque de diputados del Frente de Todos, Máximo Kirchner, aseguró que "hay que hacer un esfuerzo entre todos para salir adelante" y consideró que "no hay lugar para la queja", ni para "las peleas y las vituallas de la política".

En otro pasaje de su discurso sostuvo que "los empresarios deben entender que los argentinos no dan más", y agregó que "no puede ser que todos los años quieran hacer lo mismo", en relación con algunas subas de precios registradas.

"Ha sido un año muy duro, pero ha sido mucho más duro para la gente que para los que estamos acá. Cuando conformamos el Frente de Todos el año pasado sabíamos que la tarea que teníamos por delante era muy compleja", dijo el líder de la bancada oficialista de Diputados.

Máximo Kirchner recordó que "la tarea más difícil después de ganar las elecciones era la de volver a poner a la Argentina de pie" y también que "ese 10 de diciembre, en la Casa Rosada, nadie pensaba que íbamos a debatir sobre lo que sucede en una pandemia".

"Eso se sumó a una enorme crisis económica, porque no nos olvidemos que hace nada, que hace dos años y medio, en abril de 2018 nos endeudábamos en 44 mil millones de pesos", agregó en referencia al préstamo del FMI al gobierno de Mauricio Macri.

En ese sentido, dijo que "el Estado fue construyendo herramientas todos los días para sacar a los argentinos y argentinas de la desesperanza" y puso de relieve que "en la Ciudad de Buenos Aires estuvieron un poco amarretes con el sector privado", en relación con las ayudas al sector privado en el marco de la pandemia. "No como el caso del gobernador de la provincia de Buenos Aires -Axel Kicillof-, que le dio una gran mano a las pymes a lo largo y ancho de la provincia", contrapuso.

Massa con el eje en la economía

Cuando le tocó hablar al presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, éste se concentró en la producción y la actividad económica. En ese sentido aseguró que "en la puja distributiva" el Gobierno seguirá "eligiendo el mercado interno como motor de la economía" y señaló que el Gobierno trabaja para que "los jubilados recuperen el poder adquisitivo" y, entrando en la pelea electoral, anticipó que el oficialismo podrá ser mayoría en la Cámara de Diputados.

"Pudimos construir el salvataje de 223.000 pymes con el ATP y pudimos ayudar con el IFE; e invertir en seguridad", destacó el titular de la Cámara baja y agregó: "Termina un año que ninguno de nosotros deseó, pero cada uno de nosotros cantaba 'vamos a volver', y esto nos tiene que servir el año que viene para dar esperanza a los argentinos, porque vamos a volver a abrazarnos a partir de las vacunas, por decisión del Gobierno, porque vamos a volver a recuperar el ingreso, porque vamos a volver a recuperar el salario".

"El año que viene la Argentina va a crecer-, a recuperar el salario de los trabajadores y el ingreso de nuestros jubilados –que en los últimos 4 años perdieron un 20 por ciento del poder de compra y que van a tener una fórmula, que les permitió ganarle a la inflación en 7 de los 8 años en los que rigió-”, remarcó.

Además, puntualizó: “En un país que el 10 de diciembre del año pasado estaba en default, a pesar de la pandemia y los límites que impuso, y estar en minoría en Diputados, pudimos renegociar una deuda impensada para la Argentina, multiplicar la inversión pública y, en un año, hacer la puesta en marcha de obras de agua y cloacas", enfatizó.

"Vamos a seguir trabajando de esta manera, con unidad en la diversidad, respetando a cada uno de los argentinos, entendiendo que tenemos que poner la provincia en marcha y la Argentina de pie, entre todos, unidos, entendiendo que nuestra responsabilidad es devolver a los argentinos la esperanza, el trabajo y la dignidad", agregó.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ