Se aprobó el protocolo del transporte escolar

Ultiman detalles de movilidad y circulación para la vuelta a clases

Hoy el COE emitiría la resolución provincial que busca descomprimir la demanda del transporte público en horas pico. La modalidad privada podrá trasladar hasta el 70% de su capacidad y el precio será de $5.000 por mes. 

A tan solo cinco días del reinicio de clases presenciales, los responsables de movilizar a miles de niños y jóvenes a sus establecimientos educativos, junto a la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMT) y el Comité Operativo de Emergencia van definiendo los detalles de cómo será la modalidad tanto en los servicios privados como en el público.

El que primero avanzó fue el del transporte escolar, que esperaba ansioso la vuelta a clases tras un año completo de receso. Ayer, el COE aprobó el protocolo al que arribaron de manera consensuada con los representantes de la Asociación de Transporte Escolar Salta. El mismo, dispone que la capacidad para el traslado de los alumnos no podrá superar el 70% en ningún caso. El uso de barbijo será obligatorio en todo el recorrido, por lo que se prohibirá la ingesta de alimentos o bebidas, y la limpieza de las unidades estará a cargo del chofer y su acompañante.

En cuanto al modo de actuación ante un caso sospechoso de algún alumno que tenga síntomas, el COE dispuso que si el viaje es de ida a la institución escolar el transportista deberá llevar al alumno a la escuela, previo aviso a las autoridades del establecimiento y la familia. En el caso de un traslado hacia el domicilio del niño, el mismo será llevado hasta su casa y si tiene temperatura antes de subir al transporte, deberá quedarse en su casa, sin excepción.

La presidente de la Asociación de Transportes Escolares, Nilda Bini, le dijo a Salta/12 que este protocolo es superador en cuanto al plan que había aprobado Educación, “que solo daba lineamientos muy generales". Y explicó que fue el resultado de un trabajo que realizaron junto a la AMT.

“El protocolo consta de 10 puntos que detallan los parámetros normales y que ya conocemos como el uso de barbijo y sanitizantes”, contó Bini, quien añadió que al llevar menores son otros los requisitos y cuidados que se adosan, como no permitirles comer, tomar bebidas o abrazarse. “Eso nos va a costar mucho, porque los chicos ahí nomás quieren compartir algo para comer y tomar”, sostuvo la transportista.

Otro de los requisitos obligatorios será que todos los vehículos deberán disponer de un plástico o mampara transparente que separe la cabina del pasaje como lo hacen taxis y remises.

Con respecto a si el negocio sigue siendo rentable a pesar de que no podrán trabajar al 100%, acotó que “lo importante en este momento es volver y que los chicos no se muevan para no correr riesgos”. “Cae mucho la ganancia, como pasa en todos lados”, agregó, y rogó que el precio del gasoil no vuelva a aumentar para poder sostener la rentabilidad.

El precio estipulado de acuerdo al protocolo de asistencia, que prevé la mitad de clases presenciales por niño de las que tenían prepandemia, será de $5.000. Mientras que en los casos de aquellos pocos establecimientos privados que dictarán clases todos los días a sus alumnos, ascenderá a los $7.000. “Lo que subió está acorde a la inflación del año pasado, más o menos un 35%”, detalló Bini.

Con esta disposición aprobada, los 89 transportistas escolares que se encuentran habilitados por la Municipalidad de Salta podrán volver a trabajar para el inicio del periodo escolar 2021.

Desde la Secretaría de Movilidad Ciudadana de la Municipalidad de Salta recordaron que se prorrogó hasta el 31 de julio la vigencia de las habilitaciones anuales de transporte escolar otorgadas durante 2020.

Cambios para evitar las horas pico

Mientras ya se definió la modalidad de transporte escolar privado, el público espera para hoy la resolución del Comité Operativo de Emergencia local, que se encuentra evaluando la propuesta que presentaron la AMT y SAETA para modificar los horarios de ingreso de la Administración pública, el comercio y bancos para de esa manera evitar aglomeramientos en las horas pico, que van de 7 a 8:30.

En una reunión que mantuvieron ayer en el Ministerio de Salud y de la que participaron el titular de la cartera, Juan José Esteban y la coordinadora de Epidemiologia de la Provincia, Analía Acevedo junto a algunos miembros del COE, los responsables del transporte público volvieron a sugerir que se deben modificar los horarios de ingreso laboral. La propuesta estipula que los alumnos sigan ingresando a las 8, pero que la administración pública lo haga a las 9 y comercios y bancos a las 10.

El presidente de SAETA, Claudio Mohr, le dijo a este medio que habían pensado en la posibilidad de poner coches exclusivos para los alumnos, “pero eso no es posible porque no tenemos delegada la potestad de transporte escolar, además el niño se puede quedar sin su transporte si llega un minuto tarde, y no podemos denegarle el acceso a otras personas como los padres". Pero aseguró que si no hay cambios, el sistema colapsará y no se podrá cumplir el protocolo o quedarán unas menos 83 mil personas a pie.

Detalló que antes de la pandemia, trabajando con 600 unidades “se transportaba un máximo de 234.000 pasajeros”, mientras que en la actualidad, con la misma cantidad de vehículos que representan el total de la flota, “solo se transportan 151.200”.

“El tema de las horas pico no es exclusiva de Salta, pasa en las principales ciudades del mundo”, aclaró el presidente de SAETA, pero afirmó que “si no hacemos algo concreto los casos se van a seguir multiplicando”.

Mohr contó que junto a las autoridades de Educación habían acordado no tocar los horarios de ingreso escolar, que son los que regulan el de la vida laboral, “los padres llevan a sus hijos y luego desde ahí se trasladan a su trabajo”, indicó. Pero también manifestó que retardar una hora en el caso de la administración pública y dos el del comercio y bancos, permitirá descomprimir la demanda y la circulación de vehículos particulares.

Con respecto al horario de salida de las instituciones educativas, si bien reconoció que hay un pico a las 12, como a las 16 y 18, no es tan marcada como la de la mañana, “el regreso se distribuye mejor durante el día”.

“¿De qué nos sirve abrir y atestar los comercios de gente o que los colectivos vuelvan a ir como antes con 80 personas?”, se preguntó el empresario, quien aseguró que para lo único que servirá “es para que la gente se contagie y volvamos a un asilamiento”.

Y concluyó que espera que la resolución del COE se emita hoy mismo “porque la gente tiene que tener la información con el tiempo necesario”.

Los puntos ya inamovibles para el uso del transporte público de pasajeros son: tener siempre el barbijo puesto, la prohibición de cerrar las ventanillas, la higiene de los coches, el uso constante de alcohol en gel, mantener el distanciamiento en las paradas de los colectivos, y evitar que la gente se agolpe al momento de subir a las unidades.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ