El adulto que la llevó fue detenido, es un impostor profesional

Adolescente desaparecida fue restituída en Aguaray

Wuisthon Antonio Díaz Solano fue imputado ayer por haber sustraído a la chica de 17 años de su hogar y llevarla a Bolivia. El cuidado provisorio fue dado al padre. 

La adolescente de 17 años oriunda de la localidad de Aguaray fue traída de vuelta al país por el adulto que la sustrajo y la había llevado por pasos ilegales hasta Bolivia. Este hombre regresó con la chica hasta la localidad de Aguas Blancas, donde fue detenido ni bien reingresó al país

El fiscal de Salvador Mazza, Armando Cazón, imputó ayer a Wuisthon Antonio Díaz Solano, de 25 años, por "la supuesta comisión del delito de privación ilegitima de la libertad, agravado por la minoridad, en perspectiva de violencia género, Leyes de Protección de Violencia de Género y Tratados Internacionales (como la Convención Belem do Pará y la CEDAW)". 

Díaz Solano había engañado a las autoridades locales presentándose con otro nombre, se hizo pasar por médico, politólogo y representante de una institución bancaria, llegó a tener reuniones institucionales con el Concejo Deliberante y el ex intendente Jorge Prado. También tiene denuncias por estafas a nivel internacional y se hacía pasar por vicecónsul de la Embajada de la República Bolivariana de Venezuela en Ecuador

Díaz Solano, efectivamente es de origen venezolano, y legalmente está siendo representado por una defensora oficial. Durante la audiencia de imputación accedió a declarar y reconoció haber trasladado a la adolescente a las ciudades de Yacuiba, Santa Cruz, Cochabamba y La Paz, en Bolivia. También admitió haber salido del país con ella el miércoles 17 de febrero, a través “de pasos no permitidos” ubicados en Salvador Mazza, en el límite con el país vecino, y dijo que para llegar desde Aguaray hasta ese municipio, se trasladaron en un remis.

El miércoles 24 de febrero, el fiscal Cazón se trasladó a la localidad de Aguas Blancas, donde supervisó el operativo, "enmarcado en el protocolo de búsqueda de personas extraviadas", que llevó adelante personal de la Brigada de Investigaciones N° 4 de Tartagal. La adolescente cuya desaparición fue denunciada el 17 de febrero pasado por su madre, quedó a disposición de la jueza de Violencia Familiar y de Género, Elba Susana Menéndez.

La presidenta de la Fundación Volviendo a Casa, Isabel Soria, informó que la madre de la chica fue citada a declarar hoy. La referenta informó que dieron el cuidado provisorio de la adolescente al padre y detalló que a raíz de la denuncia por la desaparición surgió de un informe de la PROTEX que en 2019, el hombre intentó sacarla del país sin que la madre lo supiera. Según esa investigación preliminar, la Dirección de Migraciones impidió la salida del país y obligó al padre a regresar a su lugar de origen con la hija.

La madre de la chica difundió un audio pidiendo que el caso sea investigado por la Justicia Federal. Sostuvo que en diciembre ella viajó a Corrientes porque su hija mayor se encuentra estudiando allí y se había enfermado, no pudo volver por la cuarentena y  el 10 de ese mes el padre, que había quedado al cuidado de los hijos se fue y les abandonó. Soria dijo que esta mujer le contó que ahora cuando desapareció la chica, el padre negaba que tuviera comunicación con ella y el adulto que la llevó, pero aparentemente sí habría estado en contacto, como dijo la chica en una comunicación con un periodista. El padre también fue a esperar a la chica a Aguas Blancas.

En declaraciones al canal Videotar el fiscal dijo que se aplicó un protocolo para la búsqueda de la adolescente y del mayor de edad "que la acompañaba". En función de ello se estuvo trabajando, además con varios organismos nacionales que aportaron sus antecedentes. "A todo esto se fueron sumando las declaraciones que se hicieron en los medios. Nosotros al tercer día tuvimos contacto, con ellos se comunicó la Brigada de Investigaciones, el oficial Colque, el cual inmediatamente me avisó. Yo le dije que tenga reserva de esa información, que la idea era tratar de que regresen. Si se fueron voluntariamente, les digo lo lógico es que puedan volver voluntariamente".

Contó que les advirtió: "Si ustedes no vienen, yo declino la competencia, lo mando al Juzgado Federal por trata, porque sino yo tengo que entender que en estos días que están pasando lo único que hacen es perjudicar a todo el mundo, hay una familia que está sufriendo, ustedes mismos deben estar sufriendo y quiero saber la verdad". Añadió que la chica dijo que "quiere estar con el padre y no con la madre". 

Impostor profesional

En Aguaray, Díaz Solano engañó a las autoridades locales. Se hizo pasar por médico generalista y politólogo, además actuaba con el nombre de Sebastián Solano Guzamana, y se presentó como representante de la institución bancaria Banesco Venezuela, se reunió con el Concejo Deliberante y con el intendente. En un parte de prensa oficial de la Municipalidad de Aguaray se informó en octubre de 2020 que el intendente "Jorge Prado mantiene contacto desde el 21 de septiembre con Banesco internacional", en el que se anunciaban donaciones de insumos para ayudar en la pandemia de la covid-19. Además, el hombre había prometido inversiones para una clínica.

Díaz Solano tiene antecedentes a nivel internacional, llegó a hacerse pasar por vicecónsul de la Embajada de la República Boliviariana de Venezuela en Ecuador. La Embajada tuvo que aclarar la situación mediante un comunicado el 20 de mayo de 2020 e instó a la comunidad a "abstenerse de celebrar ninguna transacción con esta persona". 

La Embajada venezolana sostuvo que Díaz Solano "no pertenece, ni ha prestado servicios en esta Misión Diplomática, sin embargo, este ciudadano se hace pasar como vicecónsul. Esta representación diplomática no se responsabiliza de las acciones particulares que cometan personas inescrupulosas usurpando identidades falsas o forjadas". 

Además, Díaz Solano tiene denuncias por estafa en Quevedo, Ecuador, donde llegó en 2019, y se hizo pasar por un abogado que salió huyendo porque lo perseguía el gobierno de Nicolás Maduro, a pesar de lo cual contó a la gente que iba a asumir como vice cónsul. 

Uno de los ciudadanos venezolanos con residencia en Ecuador que lo denunció pero prefirió no ser nombrado, contó a Salta/12 que este hombre llegó a entrar a la Asamblea Nacional en Ecuador, habló con diputados y también con diplomáticos de la Embajada de Venezuela. "Se burló de las autoridades", expresó. En Quevedo habría estafado a varias personas.

Díaz Solano se fue de Quevedo, donde la policía no lo detuvo, pero la gente lo quería linchar, a la localidad de Durán, donde armó una oficina de atención al migrante venezolano y habría estafado a más personas. Después se fue a Perú, se cambió el nombre por Walter Sebastian Díaz, se hizo pasar por presidente de la fundación Nos Mueve Venezuela en Perú, a través de la cual gestionaba recursos y pedía "ayuda humanitaria".

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ