Es una de las impulsoras de “Las Cumparsitas Colectiva de Autoras y Compositoras”

Inés Bayala, canciones y militancia de género 

Este viernes subirá a las redes el primer video de una serie de seis, cobijados bajo la denominación Historias de mujeres, patio adentro. “La idea es encarar todo aquello que pueda ayudar a nuestra visibilización, y a equiparar la participación de las mujeres y LGTBI con la de los hombres, en la industria musical", sostiene. 
Inés Bayala. Inés Bayala. Inés Bayala. Inés Bayala. Inés Bayala. 
Inés Bayala.  

No solo canta, compone y toca la guitarra, Inés Bayala. También tomó la bandera de las mujeres por su liberación, y no solo utiliza aquello como herramienta de lucha. También fogonéa junto a más de trescientas mujeres “Las Cumparsitas Colectiva de Autoras y Compositoras”, grupo federal destinado a atender problemáticas de género. Requiere la cosa ir por partes, entonces. Este viernes subirá a las redes el primer video de una serie de seis cuyo nombre va de suyo: Historias de mujeres, patio adentro. “La denominación fue en cierta manera premonitoria: nunca imaginé que íbamos a tener que posponer dos días de rodaje por una pandemia mundial y menos aún pasar a producir nuestros clips ´patio adentro´, cada una desde su casa”, clarifica ella, sobre una idea que desprendió fácil de “Ña Lucía”, uno de los temas. "Cae la tarde y patio adentro, trama con el aire un giro lento". “Se me ocurrió recopilar canciones que hablaran de alguna mujer, canciones de las mías y de las ajenas, por eso elegí tres propias, y otras tres que son como si lo fueran”, detalla Bayala, acerca de las seis piezas que completará la saga solventada por el INAMU.

Entre las ajenas, cuenta una versión de “Te recuerdo Amanda” de Víctor Jara, bajo arreglos de Jorge Giuliano; otra de “El dueño ausente”, de Chabuca Granda, y una tercera de Carlos Aguirre llamada “Beatriz Durante”. La tríada propia, en tanto, pasa por una suerte de súplica ante un inminente abandono llamada “Doña Inés”; por la autobiográfica “El arco iris de Juana” --canción dedicada a sus padres que se casaron “de viejitos”--, y la citada “Ña Lucía”, que dio origen al nombre de esta especie de EP audiovisual.

La femineidad del trabajo está dada también en que cada pieza cuenta su historia con una protagonista. “Además de esto, las seis canciones homenajean y visibilizan mujeres que desarrollan diversas disciplinas artísticas”, informa la versada cantora. En el capítulo I, por caso, la invitada es Abril Lukac, joven bailarina, performer y coreógrafa que vive en Alemania. El II --“El dueño ausente”— está asociado a Lucrecia Michelotti, tejedora y hacedora de huertas. En el III, el “Te recuerdo Amanda”, la protagonista es Luciana Orradre, “creativa y desopilante payasa”, según la música bonaerense. Y así con las restantes. Las artistas plásticas Patricia Aballay y Adriana Ségabache ilustran respectivamente “Doña Inés” y “El arco iris de Juana”, mientras que la pianista Ailén Heredia protagoniza “Beatriz Durante”, último tema de la serie. “Para este video nos prestaron el precioso Teatro Martinelli de San Fernando. Como Ailén se quedó en Santa Fe, la proyectamos tocando el tema en una pantalla para que estuviera integrada al grupo”.

Es la primera vez que la cantora encara un trabajo de estas características. Su pasado es parecido al del resto de las mortales: grabaciones de discos a la clásica –los de ella son cinco--, conciertos en vivo, y algún que otro video. “El timonazo que impuso la pandemia nos obligó a encarar el proyecto de otro modo. Iba a ser un concierto en vivo, con las artistas invitadas en el escenario, pero al ver que no sería posible, se realizó desde las casas. La verdad es que en todo este tiempo aprendí a grabar, a filmar, a dirigir y hasta a escribir un boceto de guión”, ríe.

Ahora sí, al resto. Bayala forma parte de la Junta Consultiva de “Las Cumparsitas Colectiva de Autoras y Compositoras”, organización creada en cuarentena, que al día de hoy integran más de trescientas mujeres y LGTBI. “Estamos conformando una Asociación Civil para atender problemáticas de las mujeres músicas de todo el país, con una estructura organizada. Nos dividimos en comisiones –y por regiones-- para trabajar ordenadamente. Buscamos mayor participación de la música de autoras y compositoras en espectáculos, homenajeamos a aquellas que en vida no tuvieron el debido reconocimiento, asistimos en casos de violencia de género, asesoramos en temas de derechos intelectuales, hacemos reuniones informativas y tenemos festivales por streaming… los ´Cumparfests´”, enumera la música, acerca del hacer de la organización que también integran Tormenta, Charo Bogarín, Perla Aguirre y Fabiana Cantilo, entre otras

“La idea es encarar todo aquello que pueda ayudar a nuestra visibilización, y a equiparar la participación de las mujeres y LGTBI con la de los hombres, en la industria musical. Esto es porque no hay ámbitos de exposición ni difusión suficientes para nosotras... Pasa que la mujer está saliendo de la cueva un poco tímidamente porque no es incluida en los festivales”, enfatiza la cantautora. Por supuesto, no olvida Inés que la vigente Ley de Cupo Femenino va a ayudar en gran medida a revertir esta situación endémica. Pero a ello agrega la fuerza compositiva que va emergiendo como un volcán, de parte de sus congéneres. “Hay una corriente de raíz folklórica que está abriendo su camino desde hace unos cuantos años. Rompe con lo tradicional de las formas, pero conserva la esencia de nuestra cultura. Fusiona con géneros y músicas de otros lugares del mundo pero no pierde su identidad argentina. Se enriquece de esas influencias y así, irremediablemente, se renueva. Gran parte de esa nueva corriente es creada por mujeres”, finaliza Bayala, que se inscribe en tal tendencia a través de muy buenos discos solistas, Engualichados y ¡Fuego!, en especial.   

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ