El oficialismo ante la exposición de Cristina Fernández de Kirchner

Una "clase magistral" para desenmascarar el lawfare

El gobernador Axel Kicillof pidió "terminar con esta farsa" del dólar paralelo.El gobernador Axel Kicillof pidió "terminar con esta farsa" del dólar paralelo.El gobernador Axel Kicillof pidió "terminar con esta farsa" del dólar paralelo.El gobernador Axel Kicillof pidió "terminar con esta farsa" del dólar paralelo.El gobernador Axel Kicillof pidió "terminar con esta farsa" del dólar paralelo.
El gobernador Axel Kicillof pidió "terminar con esta farsa" del dólar paralelo. 

"Lawfare al palo: como dijo @CFKArgentina, es necesario aplicar la ley y lo que dice la Constitución. Está todo escrito, no hay que inventar nada", aseguró el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero en referencia a lo dicho por la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner ante la Cámara Federal de Casación en el marco de la causa dólar futuro. Luego, legisladores y funcionarios del oficialismo expresaron su respaldo a CFK y calificaron la causa como "un bochornoso invento". En cambio, a la UCR no le gustó que haya hecho una referencia al expresidente Hipólito Yrigoyen.

La presidenta de la comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara alta, María de los Angeles Sacnun, calificó como "una clase magistral" a la exposición de CFK: "Las clases de derecho debieran empezar con la clase magistral de @CFKArgentina dada ante la Cámara de Casación Penal Sala I. Es una pieza ineludible de la historia de un Poder Judicial al servicio del poder económico y en contra del Pueblo Argentino. Apliquen la Constitución", escribió la senadora por Santa Fe.

A su turno, el también senador Jorge Taiana sostuvo que la declaración constituyó "una gran defensa" de las imputaciones en su contra y aseguró que se trata de "una causa inventada y bochornosa" en la que paradójicamente "solo se beneficiaron los amigos de Macri. Cristina siempre dando la cara, firme en sus argumentos y desnudando el accionar de los poderes reales", indicó.

El interventor de Yacimientos Carboníferos de Río Turbio, Aníbal Fernández aseguró que "lo que hizo Cristina fue una clase política. Lo que explicó hoy es que la denuncia es una chantada, tanto ella como el entonces ministro de Economía, Axel Kicillof, no tenían ninguna facultad de meterse en las decisiones del Central". Incluso señaló que la actual vicepresidenta "puso en discusión pública a los jueces" que "van a tener que explicar las barbaridades que hicieron en estos últimos años en conjunto con el Gobierno anterior".

Desde el Poder Ejecutivo, el viceministro de Justicia, Juan Martín Mena, indicó que "el Poder Judicial tiene que hacerse responsable de lo que está haciendo y lo que hizo en los últimos años". Mena, en declaraciones radiales, dijo que la vicepresidenta "fue muy clara al explicar cómo el 'lawfare' se traduce en la manipulación del Poder Judicial para la persecución política" y agregó: "Fue una presentación muy clara donde dejó bien expuesto a todos los cómplices de esta persecución política dirigida por el macrismo".

El diputado nacional Leopoldo Moreau consideró que "en el Poder Judicial han quedado desnudos" tras la declaración de Cristina Kirchner y agregó: "Uno se pregunta si después de esta intervención no se les ocurre a los miembros de la Corte renunciar".

La también diputada nacional Fernanda Vallejos consideró que Cristina Kirchner brindó "una lección sobre la persecución a líderes populares, que comenzó con Hipólito Yrigoyen en 1930, juzgado y encarcelado, tras el golpe avalado por la Corte Suprema de entonces".

Otra diputada nacional del Frente de Todos, Vanesa Siley, sostuvo que Macri y Cambiemos "llegaron al gobierno, devaluaron (aunque dijeron que no iban a hacerlo), usufructuaron la devaluación en los contratos de dólar futuro y los que estamos acá sentados somos nosotros, que somos los que desendeudamos al país".

El canciller Felipe Solá también habló sobre esta exposición y dijo que "en los últimos años vimos como el lawfare trasciende las fronteras y afecta a distintos países de la región. La justicia no puede ser ni persecución, ni privilegio, tiene que ser igual para todos. Es una deuda de nuestras democracias".

Desde la oposición los que se indignaron fueron los radicales porque CFK recordó que el entonces presidente Yrigoyen fue víctima de una persecución judicial que bien podría compararse con el lawfare. Ofendidos, los radicales dijeron desde la cuenta del partido en Twitter que fue "una falta de respeto".

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ