El alcance de las escuchas del ex comisario Druetta

Voz de aliento en el teléfono

Qué dicen las escuchas mencionadas por Sain, que fueron tomadas como prueba en la causa contra "Ojitos" Actis Caporale.
El ex jefe de Drogas Peligrosas Alejandro DruettaEl ex jefe de Drogas Peligrosas Alejandro DruettaEl ex jefe de Drogas Peligrosas Alejandro DruettaEl ex jefe de Drogas Peligrosas Alejandro DruettaEl ex jefe de Drogas Peligrosas Alejandro Druetta
El ex jefe de Drogas Peligrosas Alejandro Druetta 
Imagen: Archivo Rosario/12

"La actuación de esta agencia policial se parece tétricamente a la de los grupos de tareas de la dictadura y la violencia de la respuesta se encuadra en la lucha por el mercado de la droga en el sur santafesino, en un marcado proceso de cartelización del narcotráfico que incluye a la policía provincial cada vez más autonomizada", con algunos de sus hombres "no ya como protectores sino directamente como socios mayoritarios", sostenía en agosto de 2012 el entonces fiscal de Venado Tuerto, Eduardo Lago. 

El funcionario habia denunciado ante la justicia haber recibido una sucesión de amenazas telefónicas contra su vida que relacionaba con investigaciones en las que participó. Y las atribuyó a franjas de la policía provincial implicadas en el narcotráfico. Su presentación desencadenó el allanamiento de la Brigada Operativa de la ex Drogas Peligrosas liderada entonces por el subcomisario Alejandro Druetta, quien fue separado del cargo. A raíz de las amenazas denunciadas, el juez de Instrucción venadense Eduardo Bianchini dispuso asignarle a Lago y a su familia una custodia permanente de efectivos de las Tropa de Operaciones Especiales (TOE). Druetta fue repuesto en el cargo meses después, luego de recibir un cerrada defensa de parte de gran parte de los líderes políticos del sur santafesino de todo pelaje político, así como del gabinete provincial de entonces. 

La contextualizacion bien vale al momento de analizar las desgrabaciones telefónicas de las conversaciones del entonces jefe policial Druetta --hoy detenido en prisión domiciliaria-- que fue sentado en el banquillo de los acusados por la declaración del dealer Ignacio "Ojitos" Actis Caporale, quien lo acusó de gerenciar la venta de estupefacientes. Las pruebas conectadas a lo largo del juicio hicieron que el propio fiscal de la causa Federico Reynares Solari pidiera 15 años de prisión para Druetta. 

El viernes, en Firmat el ministro de Seguridad de la provincia, Marcelo Sain, reveló que existían escuchas telefónicas que evidencian el vínculo entre ex funcionarios policiales y actuales dirigentes políticos con el narcotráfico.

El titular de la cartera de Seguridad precisó que los diálogos a los que hace referencia son entre el ex jefe de División Inteligencia de la Dirección General de Prevención y Control de Adicciones, Alejandro Druetta –acusado de ser parte de una banda narco-, y los legisladores Lisandro Enrico (senador) y Maximiliano Pullaro (diputado).

En la investigación, que llevó adelante el fiscal Reynares, apareció un archivo de escuchas telefónicas recuperado de la computadora del propio Druetta que guardaba esos audios como un reaseguro. “Druetta manejaba información que se la guardaba y no decía nada; había un manejo particular de la información por parte de él muy funcional a lo de que nosotros lo estamos acusando, es decir 'vos perseguís a unos y a otros no'”, remarcó el fiscal Reynares. 

En la investigación, que llevó adelante el fiscal Federico Reynares Solari, apareció un archivo de escuchas telefónicas recuperado de la computadora del propio Druetta que guardaba esos audios como un reaseguro.

Los audios que registró Druetta, que fue jefe del departamento General López, contienen charlas con personalidades de la política, con policiales y hasta con el narco oriundo de Firmat Aldo “Totola” Orozco, con quien tuvo una extensa y distendida conversación de una hora. 

En una de las llamadas, el entonces diputado Maximiliano Pullaro avanza con la oferta de ponerle un abogado sin costo al jefe policial: 

Druetta: --¿Sabes que Maxi? Ya me da por las bolas, me voy a tener que buscar un abogado porque están inventando boludeces que ya no tienen como probarlo, porque si entregan la denuncia que yo le hice al Totola 3 días antes de que lo detengan. Yo nunca le ofrecí nada, ni mi personal. No tengo ningún personal que se llame Sebastián. Fue la comisaría la que tuvo problemas.

Pullaro: --Si vos querés yo te pongo un abogado, yo tengo uno de los que trabajan conmigo, de los que yo tengo, para que podamos poner para que te ayude. 

Druetta: --Sí, sí, por favor porque yo no sé a quién poner, no conozco a nadie.

Pullaro: --Yo tengo abogados que trabajan conmigo que no te van a cobrar un peso.

En otra de las grabaciones avanza sobre la defensa política de Druetta:

Pullaro: --Che, no, bueno, mejores noticias. Ahí estuvo Galassi en Venado, viste que hablaste vos, estuvo el ministro de Gobierno y te recontra bancó y lo destrozó al fiscal. 

Druetta: --¡Ah que bieeeeen, que bien! 

Pullaro: --Te re bancó así de una. 

Druetta: --"Qué bien, más no se puede pedir entonces." 

Pullaro: --"Dice que fue, le preguntaron y dijo: primero les quiero decir quién es el fiscal, es una persona vinculada al peronismo, fue subsecretario de Seguridad en la época de Álvarez, cuando bueno fueron la represión del 19 y 20. Además dijo que tiene vínculos con un abogado del Justicialismo por “cachon”, que está vinculado a (calza o caiza ). Dijo eso el jefe de gobierno, ¡el número 2! Dijo, yo no quiero decir que esto esté armado, pero que la verdad que hay las hay, es mucha casualidad. ...Pero bueno viejo, vos quédate tranquilo que alguna defensa política hay".

El fiscal Eduardo Lago --hoy con destino en Rufino-- hace solo unos meses le dio una entrevista al diario Pueblo Regional.  El funcionario judicial recordó: “Yo la pasé mal, pero finalmente el tipo terminó donde tenía que terminar. De alguna manera, más allá de este tema de la justicia lenta, sé que la gente de la Justicia Federal trabajó a conciencia. A veces el proceso es lento, porque son investigaciones” dijo en referencia la causa Actis Caporale.

Lago apuntó que “el daño personal fue el que afectó a mi familia, porque las amenazas fueron a personas de mi familia, y eso me va a durar toda la vida. Pero esos son los costos que uno paga cuando uno cree y ocupa un lugar en la justicia”.También en la entrevista se tomó el tiempo para desmentir a Ruben Galassi. Por esos días, Lago negó el planteo del entonces ministro de Gobierno y recordó que el 7 de diciembre de 2001 estaba de viaje de bodas en Brasil y “nunca" fue "el tercero de Alvarez”.

Suplementos
Suplementos
Tu navegador tiene deshabilitado el uso de Cookies. Algunas funcionalidades de Página/12 necesitan que lo habilites para funcionar. Si no sabés como hacerlo hacé CLICK AQUÍ