Comienza a operar Bolsas y Mercados Argentinos en reemplazo del MerVal
La nueva Bolsa
Una renovada organización de la plaza bursátil incorporará los criterios tecnológicos y normativos que vienen utilizándose en los mercados de los países desarrollados. El objetivo es sumar más inversores locales en la compraventa de acciones y bonos.
El sistema de la nueva Bolsa permitirá procesar unas 700 órdenes por segundo, cuando el actual hace siete.El sistema de la nueva Bolsa permitirá procesar unas 700 órdenes por segundo, cuando el actual hace siete.El sistema de la nueva Bolsa permitirá procesar unas 700 órdenes por segundo, cuando el actual hace siete.El sistema de la nueva Bolsa permitirá procesar unas 700 órdenes por segundo, cuando el actual hace siete.El sistema de la nueva Bolsa permitirá procesar unas 700 órdenes por segundo, cuando el actual hace siete.
El sistema de la nueva Bolsa permitirá procesar unas 700 órdenes por segundo, cuando el actual hace siete. 
Imagen: AFP

El 90 por ciento del volumen del mercado de capitales argentino se opera en la plaza de Nueva York. El lanzamiento de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) este año pretende repatriar parte de estos capitales para que las transacciones se realicen en el país. Se trata de un nuevo mercado, que reemplaza al MerVal, e incorpora los criterios tecnológicos y normativos que vienen utilizándose en las plazas bursátiles de los países desarrollados. La plataforma para comprar y vender los activos que cotizarán en BYMA se llama Millenium y es el mismo software de negociación que se utiliza en la Bolsa de Londres. Este nuevo sistema permite procesar unas 700 órdenes por segundo, cuando el actual hace 7. El salto permitiría reducir comisiones y daría lugar a los agentes de bolsa para que puedan hacer uso de nuevas técnicas de negociación como los algoritmos de trading.  

 “Estamos actualizando la plataforma para operar activos con lo último en tecnología a nivel mundial. Falta unas pocas fases para terminar de migrar los sistemas que hoy utiliza el MerVal hacia Millenium y con ello tener capacidad para procesar muchos más datos y en forma mucho más segura”, dijo a este suplemento Luis Alvarez, uno de los directores del BYMA.

 El mercado bursátil local adquiere un cambio de estructura por la aparición de Bolsas y Mercados Argentinos, que empezará a concentrar la administración de tareas necesarias para operar en una plaza federal. “Cada uno de los engranajes de la industria quedará a cargo de BYMA. Se hace una integración vertical que incluye el control de las transacciones, la liquidación, la custodia, el pre y post negociación. Es un gran paso para fortalecer el mercado de capitales y atraer inversiones productivas”. El nuevo mercado integrará a la Caja de Valores en un 100 por ciento y saldrá con un patrimonio de 3000 millones de pesos para iniciar las actividades bursátiles.

 El 1 por ciento de la población argentina invierte en la bolsa y una de las apuestas de BYMA es impulsar el acceso de los ciudadanos a la compra y ventas de acciones y bonos. “Es difícil obtener resultados inmediatos pero en el mediano y largo plazo se están orquestando políticas necesarias para estimular el mercado de capitales local”, mencionó Alvarez. Una de las principales estrategias para fomentar la participación en la plaza bursátil de sectores con poco conocimiento financiero se realizará a través del Instituto Argentino de Mercado de Capitales (IAMC). La idea es que la población puede acceder a un simulador bursátil y empezar a aprender cómo operar en el mercado en forma intuitiva y sin necesidad de arriesgar dinero real. Este instituto, que se encarga de la difusión, enseñanza y docencia bursátil, se encuentra en constante renovación e incorporación de nuevas tecnologías para alentar el ahorro de potenciales inversores en el mercado de capitales.    

 El MerVal tiene un acuerdo con el mercado de futuros Rofex para que los agentes compren activos de una y otra plaza en forma indistinta. BYMA conservará esta relación con el mercado de derivados que se ofrece a través del Rofex y además incluirá, de la misma forma que hoy tiene el MerVal, la posibilidad de operar con el MAV, un mercado en que se negocian cheques de pago diferido de las Pymes y que nació de la unión de los mercados de Rosario y Mendoza. La idea es que numerosas empresas del país, sin la necesidad que sean de gran tamaño, puedan lanzar oferta de sus acciones a través de la plataforma del BYMA, replicando un esquema que tuvo éxito en Brasil y agrupa a sus firmas en la categoría de “novo mercado” del Bovespa.